Tratamiento

La única cura segura para la resaca es el tiempo. Mientras tanto, aquí se enumeran algunas cosas que puedes hacer para sentirte mejor:

  • Llena la botella de agua. Toma sorbos de agua o de jugo de fruta para prevenir la deshidratación. Resiste la tentación de curar la resaca con más alcohol. Lo único que lograrás es sentirte peor.
  • Come un tentempié. Alimentos blandos, como una tostada o galletitas, pueden servir para subir el azúcar en sangre y asentar el estómago. Los caldos pueden ayudar a reponer la sal y el potasio que perdiste.
  • Toma algún analgésico. Una dosis estándar de un analgésico de venta libre puede aliviar el dolor de cabeza. Pero la aspirina puede irritar el estómago. Y si sueles beber alcohol en exceso, el paracetamol (Tylenol, y otros) puede provocar daño hepático grave en dosis que antes se consideraban seguras.
  • Vuelve a la cama. Si duermes lo suficiente, tal vez la resaca se haya pasado cuando te despiertes.

Medicina alternativa

Las propuestas de remedios alternativos para la resaca abundan, aunque los estudios no han encontrado remedios naturales que mejoren los síntomas de la resaca de manera consistente.

Consulta con tu médico antes de probar con la medicina alternativa. Ten presente que «natural» no siempre quiere decir «seguro». El médico puede ayudarte a comprender los posibles riesgos y beneficios antes de probar un tratamiento.