Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Por lo general, el tratamiento de la gota consiste en medicamentos. Los medicamentos que tú y tu médico elijan dependerán del estado actual de tu salud y de tus preferencias.

Los medicamentos para la gota pueden usarse para tratar los ataques agudos y para prevenir ataques futuros, además de reducir el riesgo de complicaciones producidas por la gota, como la aparición de tofos por depósitos de cristales de uratos.

Medicamentos para tratar los ataques de gota

Los medicamentos que se usan para tratar los ataques agudos y prevenir futuros ataques son:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Los AINE abarcan opciones de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB, etc.) y naproxeno sódico (Aleve y otros), y AINE más potentes de venta con receta, como indometacina (Indocin) o celecoxib (Celebrex).

    El médico puede recetar una dosis más alta para detener un ataque agudo, seguida de una dosis diaria más baja para prevenir futuros ataques.

    Los AINE tienen riesgo de producir dolor abdominal, sangrado y úlceras.

  • Colquicina. El médico puede recomendarte colquicina (Colcrys, Mitigare), un tipo de analgésico efectivo para reducir el dolor producido por la gota. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la efectividad del medicamento es contrarrestada por efectos secundarios intolerables, como náuseas, vómitos y diarrea.

    Una vez que desaparece un ataque de gota agudo, el médico puede recetar una dosis diaria baja de colquicina para prevenir futuros ataques.

  • Corticoesteroides. Los medicamentos corticoesteroides, como la prednisona, pueden controlar la inflamación y el dolor provocados por la gota. Los corticoesteroides pueden administrarse en forma de tabletas o inyectarse en la articulación.

    Por lo general, los corticoesteroides se reservan para personas que no pueden tomar AINE o colquicina. Los efectos secundarios de los corticoesteroides pueden comprender cambios de humor, aumento del nivel de azúcar en sangre y presión arterial elevada.

Medicamentos para evitar las complicaciones de la gota

Si sufres ataques de gota graves todos los años, o si tus ataques de gota son menos frecuentes pero muy dolorosos, el médico puede recomendar medicamentos para reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la gota.

Algunas de las opciones son:

  • Medicamentos que bloquean la producción de ácido úrico. Los medicamentos llamados «inhibidores de la xantina oxidasa», como el alopurinol (Aloprim, Lopurin, Zyloprim) y el febuxostat (Uloric), limitan la cantidad de ácido úrico que produce el cuerpo. Esto puede disminuir el nivel de ácido úrico en sangre y reducir el riesgo de gota.

    Los efectos secundarios del alopurinol son, entre otros, erupción cutánea y bajo nivel de células sanguíneas. Los efectos secundarios del febuxostat son, entre otros, erupción cutánea, náuseas y función reducida del hígado.

  • Medicamentos que facilitan la eliminación del ácido úrico. El probenecid (Probalan) mejora la capacidad de los riñones para eliminar el ácido úrico del cuerpo. Esto podría reducir los niveles de ácido úrico y el riesgo de padecer gota, pero aumenta el nivel de ácido úrico en la orina. Los efectos secundarios son, entre otros, erupción cutánea, dolor de estómago y cálculos renales.
Nov. 10, 2015