Diagnóstico

El médico revisará tu historia clínica y realizará un examen integral de la vista. El médico puede realizar varias pruebas, incluidas las siguientes:

  • Medir la presión intraocular (tonometría)
  • Analizar el daño del nervio óptico con un examen con el ojo dilatado y pruebas de diagnóstico por imágenes
  • Verificar las zonas de pérdida de la vista (prueba del campo visual)
  • Medir el espesor corneal (paquimetría)
  • Inspeccionar el ángulo de drenaje (gonioscopia)

Tratamiento

El daño provocado por el glaucoma no se puede revertir. Pero el tratamiento y los controles regulares pueden ayudar a disminuir o prevenir la pérdida de la vista, en especial, si se trata la enfermedad en las primeras etapas.

El tratamiento del glaucoma consiste en reducir la presión del ojo (presión intraocular). Según la situación, tus opciones pueden incluir gotas oftálmicas recetadas, medicamentos orales, tratamiento con láser o cirugía, o una combinación de cualquiera de estas opciones.

Gotas para los ojos

El tratamiento para el glaucoma a menudo comienza con gotas oftálmicas recetadas. Estas pueden ayudar a disminuir la presión ocular, ya que mejoran el drenaje de líquido en el ojo o reducen la cantidad de líquido que produce el ojo. Quizás te receten más de una de las gotas oftálmicas que se mencionan debajo de acuerdo a la necesidad de disminuir la presión ocular.

Las gotas oftálmicas recetadas comprenden las siguientes:

  • Prostaglandinas. Estas aumentan el drenaje de líquido en el ojo (humor acuoso), y así reducen la presión ocular. Los medicamentos de esta categoría incluyen latanoprost (Xalatan), travoprost (Travatan Z), tafluprost (Zioptan), bimatoprost (Lumigan) y latanoprosteno bunod (Vyzulta).

    Los posibles efectos secundarios son enrojecimiento y picazón en los ojos, oscurecimiento del iris, oscurecimiento del pigmento de las pestañas o de la piel del párpado y visión borrosa. Esta clase de medicamento se administra una vez por día.

  • Betabloqueadores. Estos disminuyen la producción de líquido en el ojo y, de esta manera, reducen la presión dentro del ojo (presión intraocular). Algunos ejemplos incluyen imolol (Betimol, Istalol, Timoptic) y betaxolol (Betoptic).

    Los posibles efectos secundarios comprenden dificultad para respirar, disminución de la frecuencia cardíaca, presión arterial baja, impotencia y fatiga. Esta clase de medicamento se puede administrar una o dos veces al día, según la enfermedad.

  • Agonistas alfa-adrenérgicos. Estos disminuyen la producción de humor acuoso y aumentan el drenaje de líquido en el ojo. Algunos ejemplos incluyen apraclonidina (Iopidine) y brimonidina (Alphagan P, Qoliana).

    Los posibles efectos secundarios comprenden frecuencia cardíaca irregular, presión arterial alta, fatiga, ojos enrojecidos, inflamados o con picazón y sequedad en la boca. Esta clase de medicamento se suele administrar dos veces al día pero, en algunas ocasiones, se puede administrar tres veces al día.

  • Inhibidores de la anhidrasa carbónica. Estos medicamentos disminuyen la producción de líquido en el ojo. Algunos ejemplos incluyen dorzolamida (Trusopt) y brinzolamida (Azopt). Los posibles efectos secundarios comprenden sabor metálico, micción frecuente y hormigueo en los dedos de las manos y de los pies. Esta clase de medicamento se suele administrar dos veces al día pero, en algunas ocasiones, se puede administrar tres veces al día.
  • Inhibidor de rho-quinasa. Este medicamento disminuye la presión ocular mediante la inhibición de las enzimas rho-quinasa responsables del aumento de líquido. Se encuentra disponible como netarsudil (Rhopressa) y se administra una vez al día. Los posibles efectos secundarios comprenden enrojecimiento ocular, molestias oculares y formación de depósitos en la córnea.
  • Agentes mióticos o colinérgicos. Estos aumentan el drenaje de líquido en el ojo. Por ejemplo, la pilocarpina (Isopto Carpine). Los efectos secundarios comprenden dolor de cabeza, dolor ocular, pupilas de menor tamaño, posible visión oscura o borrosa y miopía. Esta clase de medicamento se suele administrar hasta cuatro veces al día. Estos medicamentos ya no se recetan muy a menudo debido a los potenciales efectos secundarios y a la necesidad de administrarlos a diario y de manera frecuente.

Puedes experimentar algunos efectos secundarios no relacionados con los ojos debido a que ciertas gotas se absorben en el torrente sanguíneo. Para minimizar esta absorción, cierra los ojos durante uno o dos minutos después de colocarte las gotas. También puedes presionar con suavidad sobre el rabillo del ojo cerca de la nariz durante uno o dos minutos para cerrar el conducto lagrimal. Limpia las gotas que quedaron sobre el párpado y no se utilizaron.

Si te han recetado varias gotas para los ojos o necesitas utilizar lágrimas artificiales, colócalas de forma espaciada, esperando al menos cinco minutos entre cada tipo de gota.

Medicamentos orales

Si las gotas oculares por sí solas no disminuyen la presión ocular al nivel deseado, el médico puede indicar también un medicamento oral, por lo general, un inhibidor de la anhidrasa carbónica. Los posibles efectos secundarios incluyen micción frecuente, sensación de cosquilleo en los dedos de manos y pies, depresión, malestar estomacal y cálculos renales.

Cirugía y otros tratamientos.

Otras opciones son tratamiento con láser y varios procedimientos quirúrgicos. Las siguientes técnicas están pensadas para mejorar el drenaje de líquido dentro del ojo y, como consecuencia, la disminución de la presión:

  • Tratamiento con láser. La trabeculoplastia con láser es una opción si tienes un glaucoma de ángulo abierto. Se realiza en el consultorio del médico. El médico utiliza un pequeño rayo láser para abrir los canales obstruidos en la estructura de la malla trabecular. Podrían pasar algunas semanas antes de que el efecto total de este procedimiento se pueda notar.
  • Cirugía filtrante. Con un procedimiento quirúrgico denominado trabeculectomía, el cirujano crea una apertura en la parte blanca del ojo (esclerótica) y extirpa parte de la malla trabecular.
  • Tubos de drenaje. En este procedimiento, el cirujano ocular inserta un pequeño dispositivo para drenaje oftálmico para drenar el exceso de líquido y disminuir la presión ocular.
  • Cirugía de glaucoma mínimamente invasiva. El médico puede sugerir que se realice una cirugía de glaucoma mínimamente invasiva para disminuir la presión ocular. Generalmente, estos procedimientos requieren menos cuidados postoperatorios inmediatos y presentan menos riesgos que la trabeculoplastia o la instalación de un dispositivo de drenaje. Con frecuencia se combinan con la cirugía de cataratas. Existen varias técnicas de cirugía de glaucoma mínimamente invasiva, y el médico hablará contigo sobre qué procedimiento puede ser adecuado para ti.

Después del procedimiento, necesitarás ver a tu médico para realizar pruebas de seguimiento. Con el tiempo podrías tener que someterte a procedimientos adicionales si la presión ocular aumenta o si ocurren otros cambios en el ojo.

Tratamiento para el glaucoma de ángulo cerrado agudo

El glaucoma de ángulo cerrado agudo es una emergencia médica. Si te han diagnosticado esta enfermedad, necesitarás tratamiento de inmediato para disminuir la presión en el ojo. Por lo general, esto requiere medicación y láser u otros procedimientos quirúrgicos.

Se puede realizar un procedimiento denominado iridotomía periférica con láser en el que el médico efectúa una pequeña incisión en el iris mediante el uso de láser. Esto permite que el líquido (humor acuoso) salga a través de la incisión y así se alivie la presión ocular.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Estos consejos pueden ayudarte a controlar la presión ocular alta o promover la salud ocular.

  • Mantén una alimentación sana. Seguir una dieta saludable puede ayudarte a mantener tu salud, pero no evitará que el glaucoma empeore. Varias vitaminas y nutrientes son importantes para la salud ocular, incluidos el zinc, el cobre, el selenio y las vitaminas antioxidantes C, E y A.
  • Haz ejercicio de forma segura. El ejercicio regular puede reducir la presión ocular en el glaucoma de ángulo abierto. Habla con tu médico acerca de un programa de ejercicios adecuado.
  • Limita el consumo de cafeína. Beber bebidas con grandes cantidades de cafeína puede aumentar la presión ocular.
  • Bebe líquidos con frecuencia. Bebe solo cantidades moderadas de líquidos en cualquier momento durante el transcurso del día. Beber un litro o más de cualquier líquido en poco tiempo puede aumentar temporalmente la presión ocular.
  • Duerme con la cabeza elevada. Se ha demostrado que el uso de una almohada con forma de cuña que mantenga tu cabeza ligeramente elevada, unos 20 grados, reduce la presión intraocular mientras duermes.
  • Toma medicamento de prescripción médica. Usar las gotas para los ojos u otros medicamentos según lo recetado puede ayudarte a obtener el mejor resultado posible de tu tratamiento. Asegúrate de usar las gotas exactamente según lo prescrito. De lo contrario, el daño del nervio óptico podría empeorar.

Medicina alternativa

Algunos enfoques de medicina alternativa pueden ayudar a tu salud general, pero ninguno es un remedio eficaz para el glaucoma. Habla con el médico sobre los posibles beneficios y riesgos.

  • Remedios a base de hierbas. Algunos suplementos a base de hierbas, como el extracto de arándano, se promocionaron como remedios para el glaucoma. Sin embargo, se necesitan realizar más estudios para demostrar su eficacia. No utilices suplementos a base de hierbas en lugar de las terapias comprobadas.
  • Técnicas de relajación. El estrés puede desencadenar un ataque agudo de glaucoma de ángulo cerrado. Si estás en riesgo de padecer esta enfermedad, busca formas saludables de afrontar el estrés. La meditación y otras técnicas pueden ayudar.
  • Marihuana. Las investigaciones demuestran que la marihuana reduce la presión ocular en personas con glaucoma, pero solo durante tres o cuatro horas. Otras indican que los tratamientos estándar son más efectivos. La Academia Americana de Oftalmología no recomienda la marihuana para tratar el glaucoma.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Cuando te diagnostican glaucoma, deberás recibir tratamiento y controles regulares de por vida, y es posible que pierdas progresivamente la vista.

Reunirte y hablar con otras personas que también tengan glaucoma puede ser muy útil, y existen muchos grupos de apoyo. Pregunta en los hospitales y centros de atención oftalmológica de tu zona si hay grupos locales y los horarios de las reuniones. También existen varios recursos en línea, incluidos los grupos de apoyo.

Preparación para la consulta

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas que has tenido y su duración
  • Todos los medicamentos, suplementos o vitaminas que tomes, incluidas las dosis
  • Cualquier problema ocular que hayas tenido en el pasado, como cambios en la vista o malestar ocular
  • Miembros de la familia con glaucoma, qué tipo de glaucoma tuvieron y qué tan grave fue la afección para ellos
  • Si las hubiera, pruebas de glaucoma previas, por ejemplo, campos visuales, imágenes o registros de exámenes oculares
  • Preguntas para hacerle al médico

Estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Tengo signos de glaucoma?
  • ¿Qué pruebas necesito para confirmar un diagnóstico?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomienda?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que me indica?
  • ¿Hay alguna restricción en cuanto a actividades que deba seguir?
  • ¿Qué otras medidas de cuidado personal podrían ayudarme?
  • ¿Cuál es la perspectiva a largo plazo en mi caso?
  • ¿Con qué frecuencia debo realizar las consultas de seguimiento?
  • ¿Necesito ver algún otro especialista?
  • Tengo otras afecciones de salud. ¿Cómo puedo controlarlas de la mejor manera?

Qué esperar de tu médico

Es probable que un médico que te atienda por un posible glaucoma te haga algunas preguntas, tales como:

  • ¿Tuviste alguna molestia en los ojos o problemas de visión?
  • ¿Tienes algún otro signo o síntoma que te preocupe?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de glaucoma u otros problemas oculares?
  • ¿Qué pruebas de detección ocular te realizaste y cuándo?
  • ¿Te han diagnosticado otras enfermedades?
  • ¿Estás utilizando gotas para los ojos?
  • ¿Tomas vitaminas o suplementos?
Feb. 05, 2019
  1. What is glaucoma? American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/eye-health/diseases/what-is-glaucoma. Accessed Oct. 10, 2018.
  2. Facts about glaucoma. National Eye Institute. https://nei.nih.gov/health/glaucoma/glaucoma_facts. Accessed Oct. 10, 2018.
  3. Understanding and living with glaucoma. Glaucoma Research Foundation. https://www.glaucoma.org/glaucoma/. Accessed Oct. 10, 2018.
  4. Glaucoma. American Optometric Association. https://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/glaucoma. Accessed Oct. 10, 2018.
  5. Overview of glaucoma. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/eye-disorders/glaucoma/overview-of-glaucoma. Accessed Oct. 10, 2018.
  6. Ferri FF. Glaucoma, open angle. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 10, 2018.
  7. AskMayoExpert. Glaucoma (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  8. Alternative medicine. Glaucoma Research Foundation. https://www.glaucoma.org/treatment/alternative-medicine.php. Accessed Oct. 11, 2018.
  9. Does marijuana help treat glaucoma? American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/eye-health/tips-prevention/medical-marijuana-glaucoma-treament. Accessed Oct. 11, 2018.
  10. Comprehensive adult medical eye evaluation — ­2015. American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/preferred-practice-pattern/comprehensive-adult-medical-eye-evaluation-2015. Accessed Oct. 15, 2018.
  11. Yamada T (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 27, 2018.