Descripción general

El cáncer de vesícula es un tipo de cáncer que se origina en la vesícula biliar.

La vesícula es un órgano pequeño, con forma de pera, ubicado en la zona derecha del abdomen, justo debajo del hígado. La vesícula almacena la bilis, un líquido digestivo producido por el hígado.

El cáncer de vesícula es poco frecuente. Cuando el cáncer de vesícula se descubre en su etapa inicial, la probabilidad de cura es muy alta. Pero el cáncer de vesícula se descubre, en muchos casos, en su etapa avanzada, cuando el pronóstico es con frecuencia muy desalentador.

El cáncer de vesícula puede ser difícil de diagnosticar porque, a menudo, no provoca signos o síntomas específicos. Además, la naturaleza relativamente oculta de la vesícula facilita que el cáncer de vesícula crezca sin ser detectado.

Atención del cáncer de vesícula en Mayo Clinic

Síntomas

Algunos signos y síntomas del cáncer de vesícula pueden ser:

  • Dolor abdominal, especialmente en la parte superior derecha del abdomen
  • Hinchazón abdominal
  • Fiebre
  • Adelgazamiento sin proponértelo
  • Náuseas
  • Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si tienes algún signo o síntoma que te esté preocupando.

Causas

Las causas del cáncer de vesícula no están claras.

Los médicos saben que el cáncer de vesícula se forma cuando las células sanas de la vesícula manifiestan cambios (mutaciones) en su ADN. Estas mutaciones causan que las células crezcan sin control y que continúen viviendo cuando otras células, por lo general, morirían. La acumulación de células crea un tumor que puede crecer más allá de la vesícula y extenderse a otras partes del cuerpo.

El cáncer de vesícula comienza, en muchos casos, en las células glandulares que recubren su superficie interna. El cáncer de vesícula que se origina en este tipo de células se conoce como «adenocarcinoma». Este término se refiere a la manera en la que las células cancerosas aparecen cuando son examinadas con un microscopio.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de vesícula comprenden:

  • Sexo. El cáncer de vesícula es más frecuente en mujeres.
  • Edad. El riesgo de padecer cáncer de vesícula aumenta a medida que aumenta la edad.
  • Antecedentes de cálculos biliares. El cáncer de vesícula es más frecuente en personas que han tenido cálculos biliares en el pasado. Aun así, el cáncer de vesícula es poco frecuente en estos casos.
  • Otros trastornos y enfermedades de vesícula. Otros trastornos vesiculares que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de vesícula comprenden los pólipos en la vesícula y las infecciones de vesícula crónicas.