Diagnóstico

Durante un examen clínico de los senos, tu médico revisará ambas mamas para detectar bultos y otros problemas. Algunos fibroadenomas son demasiado pequeños para sentirlos, por lo que solo pueden ser descubiertos en pruebas por imágenes.

Si tienes un bulto que se puede sentir (palpable), tu médico podría recomendarte ciertas pruebas o procedimientos, dependiendo de tu edad y de las características del bulto.

Pruebas para evaluar el bulto del seno

  • Mamografía de diagnóstico. En la mamografía se usan rayos X para generar una imagen de zonas sospechosas en el tejido mamario. En la mamografía, los fibroadenomas pueden aparecer como una tumor con bordes suaves y redondeados, diferenciada del tejido mamario que la rodea.
  • Ecografía de mamas. Esta tecnología utiliza ondas de sonido para producir imágenes del interior del seno. El médico podría recomendarte una ecografía de mama además de una mamografía para evaluar un bulto en el seno si tienes tejido mamario denso.

    En el caso de mujeres menores de 30 años que tengan un bulto en el seno, el médico probablemente ordenará primero una ecografía del seno para evaluar el bulto.

    Si una mamografía indica que tienes un bulto en el seno u otra anomalía, se puede utilizar una ecografía del seno para evaluar más a fondo el bulto. Una ecografía del seno puede ayudar al médico a determinar si un bulto del seno es sólido o está lleno de líquido. Un tumor sólido es más probable que sea un fibroadenoma; una tumor lleno de líquido es más probable que sea un quiste.

Procedimientos para evaluar el bulto del seno

  • Aspiración con aguja fina. El médico intentará extraer el contenido del bulto mamario insertando una aguja fina en el seno. Si sale líquido, es probable que el bulto sea un quiste.
  • Biopsia por punción con aguja gruesa. Un radiólogo suele realizar este procedimiento con la orientación de una ecografía. El médico usa una aguja para recoger muestras de tejido del bulto, que se envían al laboratorio para que las analicen.

Tratamiento

En muchos casos, los fibroadenomas no requieren tratamiento. Sin embargo, algunas mujeres eligen la extirpación quirúrgica para su tranquilidad.

Tratamiento no quirúrgico

Si tu médico está seguro de que el bulto de tu seno es un fibroadenoma, según los resultados del examen clínico de la mama, las pruebas por imágenes y la biopsia, es posible que no necesites cirugía.

Podrías decidirte no optar por la cirugía porque:

  • La cirugía puede distorsionar la forma y la textura de la mama
  • A veces, los fibroadenomas se reducen o desaparecen por sí solos
  • La mama tiene múltiples fibroadenomas que aparentan ser estables; no se observan cambios en el tamaño en la ecografía en comparación con otra anterior

Si decides no operarte, es importante controlar el fibroadenoma con visitas de seguimiento a tu médico para realizar ecografías de las mamas a fin de detectar cambios en el aspecto o el tamaño del bulto. Si más adelante te preocupa el fibroadenoma, puedes reconsiderar la cirugía para extirparlo.

Cirugía

El médico podría recomendar una cirugía para extirpar el fibroadenoma si una de tus pruebas (el examen clínico de mama, una prueba por imágenes o una biopsia) es anormal o si el fibroadenoma es extremadamente grande, se agranda o causa síntomas.

Los procedimientos para quitar un fibroadenoma comprenden los siguientes:

  • Lumpectomía o biopsia por escisión. En este procedimiento, el cirujano extrae tejido de la mama y lo envía a un laboratorio para detectar si hay cáncer.
  • Crioablación. El médico te introduce un dispositivo delgado, en forma de varilla (criosonda), a través de la piel hasta el fibroadenoma. Se utiliza un gas para congelar y destruir el tejido.

Después de que un fibroadenoma es removido, es posible que se desarrollen uno o más fibroadenomas nuevos. Los nuevos bultos en los senos deben ser evaluados con una mamografía, una ecografía y posiblemente una biopsia (para determinar si el bulto es un fibroadenoma o puede llegar a ser canceroso).

Más información

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes con tu médico de cabecera o con el ginecólogo. A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la cita.

Qué puedes hacer

Cuando programes la cita, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta. Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluso aquellos que no parezcan estar relacionados con los cambios en las mamas, y cuándo aparecieron
  • Información personal importante, como tus antecedentes médicos y los de tu familia, y si hay antecedentes de cáncer mamario en la familia
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe para que te ayude a recordar la información que te dé el médico.

Algunas de las preguntas básicas que puedes hacerle al médico sobre un fibroadenoma son las siguientes:

  • ¿Qué es este bulto?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme? ¿Tengo que hacer algo en especial para prepararme para esas pruebas?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  • ¿Tienes algún folleto o algún otro documento con información sobre este tema? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, incluidas las siguientes:

  • ¿Cuándo notaste la protuberancia? ¿Ha cambiado su tamaño?
  • ¿Cambia el tamaño de la protuberancia alrededor de tus períodos menstruales?
  • ¿Tú u otros familiares han tenido problemas en las mamas?
  • ¿En qué fecha comenzó tu último período menstrual?
  • ¿La protuberancia es sensible o dolorosa?
  • ¿Has tenido secreción por el pezón?
  • ¿Alguna vez te hiciste una mamografía? Si es así, ¿cuándo?
May 07, 2020
  1. Fibroadenomas of the breast. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/breast-cancer/non-cancerous-breast-conditions/fibroadenomas-of-the-breast.html. Accessed Jan. 30, 2017.
  2. Sabel MS. Overview of benign breast disease. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 30, 2017.
  3. Understanding breast changes: A health guide for women. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/breast/understanding-breast-changes. Accessed Jan. 30, 2017.
  4. Facts for life: Benign breast conditions. Susan G. Komen. http://ww5.komen.org/BreastCancer/BenignConditions.html. Accessed Jan. 30, 2017.
  5. Ultrasound — breast. RadiologyInfo.org. http://www.radiologyinfo.org/en/info.cfm?pg=breastus. Accessed Jan. 31, 2017.
  6. Cerrato FE, et al. Intermediate and long-term outcomes of giant fibroadenoma excision in adolescent and young adult patients. Breast J. 2015;21:254.
  7. Banikarim C, et al. Overview of breast masses in children and adolescents. http://www.uptodate.com/home. Accessed Feb. 1, 2017.

Relacionado

Procedimientos asociados