Un coágulo sanguíneo (trombo) generalmente se forma para suspender el sangrado cuando una arteria o vena se daña, como cuando te cortas. Los coágulos se forman a causa de reacciones químicas entre las células sanguíneas especializadas (plaquetas) y las proteínas de la sangre (factores de coagulación). Los factores anticoagulantes previenen una formación excesiva de coágulos sanguíneos.

Normalmente, el factor V es una proteína coagulante. Las proteínas anticoagulantes rompen el factor V, lo que le impide formar coágulos cuando la coagulación no es necesaria.

El factor V Leiden dificulta la rotura del factor V por parte de las proteínas anticoagulantes. Esto mantiene al factor V en la sangre por más tiempo y aumenta la posibilidad de coagulación.

Si tienes factor V Leiden, heredaste una copia (heterocigoto) o, cosa poco frecuente, dos copias (homocigoto) del gen defectuoso. Heredar una copia aumenta levemente el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos. Heredar dos copias, una de cada padre, aumenta significativamente el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos.

July 14, 2015