Diagnósticos

Para diagnosticar la alergia al huevo, tu médico usará varios abordajes, incluso descartar otras afecciones que podrían estar causando los síntomas. En muchos casos, lo que parece ser una alergia al huevo es, en realidad, una intolerancia a los alimentos que suele ser menos grave que una alergia alimentaria y no afecta el sistema inmunitario.

El médico te preguntará sobre tu historia clínica y te realizará una exploración física. También te puede recomendar una de las siguientes pruebas o más:

  • Prueba cutánea con punción. En esta prueba, la piel se punza y se expone a pequeñas cantidades de las proteínas que se hallan en los huevos. Si tu hijo o tú tienen alergia al huevo, puede desarrollarse un bulto elevado (roncha) en el lugar de la prueba. En general, los especialistas en alergias están mejor preparados para hacer e interpretar pruebas cutáneas de alergia.
  • Análisis de sangre. Un análisis de sangre puede medir la respuesta del sistema inmunitario a los huevos al controlar la cantidad de ciertos anticuerpos que se encuentran en el torrente sanguíneo y que pueden indicar una reacción alérgica.
  • Prueba de provocación con alimentos. Esta prueba implica darles a tu hijo o a ti una pequeña cantidad de huevo para comprobar si causa una reacción. Si no sucede nada, se les da más huevo mientras el médico busca signos de una alergia alimentaria. Debido a que esta prueba puede causar una reacción grave, debería realizarla un especialista en alergias.
  • Registro de alimentos o dieta de eliminación. Es posible que tu médico, o el médico de tu hijo, te recomienden llevar un diario de los alimentos que comen y que te pida eliminar los huevos u otros alimentos de la dieta de a uno por vez para comprobar si los síntomas mejoran.

Tratamientos

La única manera de prevenir los síntomas de alergia al huevo es evitar el consumo de huevos o productos que los contengan. Sin embargo, algunas personas con alergias al huevo pueden tolerar alimentos que contienen huevos bien cocidos, como los productos horneados.

Antihistamínicos para aliviar síntomas

Ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, pueden reducir los signos y síntomas de una alergia leve al huevo. Estos medicamentos pueden tomarse después de haber consumido huevos. No son efectivos para prevenir una reacción alérgica al huevo ni para tratar una reacción grave.

Vacunas de epinefrina de emergencia

Quizá necesites llevar un inyector de epinefrina de emergencia (EpiPen, Auvi-Q u otros) en todo momento. En casos de anafilaxia se debe colocar la inyección de epinefrina, acudir a la sala de urgencias y permanecer en observación durante un tiempo para asegurarse de que los síntomas no vuelvan a aparecer.

Asegúrate de saber usar el autoinyector. Si tu hijo tiene uno, asegúrate de que las personas responsables de su cuidado tengan acceso a este y sepan cómo se usa. Si tu hijo tiene la edad suficiente para llevarlo con él, asegúrate de que sepa cómo se usa. Cambia el autoinyector antes de su fecha de vencimiento.

La mayoría de los niños supera la alergia al huevo con el tiempo. Habla con el médico de tu hijo sobre la frecuencia de los análisis para ver si el huevo sigue provocando síntomas. Puede ser peligroso analizar la reacción al huevo de tu hijo en casa, sobre todo si tu hijo ha manifestado alguna vez una reacción grave al huevo.

Preparación para la consulta

Es probable que comiences por consultar con el médico de cabecera o con el pediatra. Es posible que te derive a un médico especializado en trastornos alérgicos (alergólogo-inmunólogo). La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la consulta. Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con antelación. Por ejemplo, si vas a someterte a un análisis de alergia, el médico querrá que evites tomar antihistamínicos durante un tiempo antes del análisis.
  • Anota los síntomas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo por el que programaste la consulta.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tú o tu hijo estén tomando.
  • Anota las preguntas que desees hacerle al médico.

Algunas preguntas básicas para hacerle al médico acerca de la alergia al huevo son:

  • ¿Qué pruebas se necesitan? ¿Requieren alguna preparación especial?
  • ¿Esta reacción suele ocurrir a causa de la alergia al huevo?
  • ¿Qué otros trastornos podrían causar estos síntomas?
  • ¿Mi hijo o yo tendremos que evitar consumir huevo, o hay algunos productos a base de huevo que podamos seguir consumiendo?
  • ¿Dónde puedo encontrar información acerca de los alimentos que suelen contener huevo?
  • ¿Qué debería decirle al personal de la escuela de mi hijo acerca de esta alergia?
  • Mi hijo o yo tenemos otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Mi hijo o yo necesitamos llevar un autoinyector a todas partes?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué puedes esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, entre ellas:

  • ¿Cuándo tuviste la primera reacción tras comer huevo?
  • ¿Puedes describir la reacción?
  • ¿Esto sucede cada vez que tú o tu hijo consumen huevo o algún alimento elaborado con huevo?
  • ¿Cuán pronto comienzan los síntomas después de consumir huevo o alimentos elaborados con huevo?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que, al parecer, mejore los síntomas, como tomar medicamentos para la alergia o evitar determinados alimentos?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
  • ¿Alguien de tu familia es alérgico al huevo o a otro alimento?
  • ¿Tú o tu hijo tienen algún otro trastorno alérgico, como eccema, rinitis alérgica (fiebre del heno) o asma?

Qué puedes hacer mientras tanto

Si tú o tu hijo tienen síntomas leves de alergia después de comer algún alimento que contenga huevos, tomar un antihistamínico puede ayudar a aliviar el malestar. Sin embargo, presta atención a los síntomas más graves que podrían requerir atención médica. Si tú o tu hijo tienen una reacción alérgica grave, busca atención médica inmediata. Llama al 911 o al número local de emergencias.

Jan. 27, 2015
References
  1. Food allergy: An overview (Alergia alimentaria: descripción general). Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (National Institute of Allergy and Infectious Diseases). http://www.niaid.nih.gov/Pages/publications.aspx. Último acceso: 3 de julio de 2014.
  2. Wang J, et al. Egg allergy: Clinical features and diagnosis (Alergia al huevo: características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de julio de 2014.
  3. Wang J. Egg allergy: Management (Alergia al huevo: tratamiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de julio de 2014.
  4. Egg allergy (Alergia al huevo). American College of Allergy, Asthma & Immunology (Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología). http://www.acaai.org/allergist/allergies/Types/food-allergies/types/Pages/egg-allergy.aspx. Último acceso: 3 de julio de 2014.
  5. About food allergies: Egg allergy (Información sobre las alergias alimentarias: alergia al huevo). Food Allergy Research and Education (Investigación y educación sobre alergia alimentaria). http://www.foodallergy.org/allergens/egg-allergy. Último acceso: 3 de julio de 2014.
  6. Tips for avoiding your allergen (Consejos para evitar tu alérgeno). Food Allergy Research and Education (Investigación y educación sobre alergia alimentaria). http://www.foodallergy.org/document.doc?id=133. Último acceso: 3 de julio de 2014.
  7. Sicherer, SH. Management of food allergy: Avoidance (Tratamiento de la alergia alimentaria: prevención). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de julio de 2014.