El edema se produce cuando se escapa líquido de pequeños vasos sanguíneos del cuerpo (capilares). El líquido se acumula en los tejidos circundantes, lo que produce la hinchazón.

Los casos leves de edema pueden deberse a:

  • Estar sentado o permanecer en una posición durante mucho tiempo
  • Comer mucha comida salada
  • Signos y síntomas premenstruales
  • Embarazo

El edema puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos, como:

  • Medicamentos para la presión arterial alta
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides
  • Medicamentos esteroides
  • Estrógenos
  • Ciertos medicamentos para la diabetes llamados «tiazolidinedionas»

En algunos casos, sin embargo, el edema puede ser un signo de una enfermedad oculta más grave. Las enfermedades y trastornos que pueden causar el edema son:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva. Cuando una de las cavidades inferiores del corazón o ambas pierden la capacidad de bombear sangre con eficacia —como ocurre en la insuficiencia cardíaca congestiva—, la sangre puede retroceder hacia las piernas, los tobillos y los pies, y causar edema. La insuficiencia cardíaca también puede causar hinchazón abdominal. A veces puede causar acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar), que puede provocar dificultad para respirar.
  • Cirrosis. El líquido puede acumularse en la cavidad abdominal (ascitis) y en las piernas debido a daños en el hígado (cirrosis).
  • Enfermedad renal. Cuando tienes una enfermedad renal, el exceso de líquido y de sodio en la circulación puede causar edema. El edema asociado con la enfermedad renal se produce generalmente en las piernas y alrededor de los ojos.
  • Daño renal. El daño en los diminutos vasos sanguíneos que hacen el filtrado en los riñones puede causar el síndrome nefrótico. En el síndrome nefrótico, la disminución de los niveles de proteína (albúmina) en la sangre puede producir acumulación de líquidos y edema.
  • Debilidad o daños en las venas de las piernas. La insuficiencia venosa crónica, en la cual las válvulas unidireccionales de las venas de las piernas se debilitan o se dañan, permite que la sangre se acumule en las venas de las piernas y provoque hinchazón. El comienzo abrupto de la hinchazón en una pierna acompañado de dolor en la pantorrilla puede deberse a un coágulo en una de las venas de la pierna. Busca ayuda médica de inmediato.
  • Sistema linfático inadecuado. El sistema linfático del cuerpo ayuda a eliminar el exceso de líquido de los tejidos. Si este sistema se daña —por ejemplo, por una cirugía de cáncer—, los ganglios linfáticos y los vasos linfáticos que drenan una zona pueden no funcionar correctamente y se produce un edema.
Sept. 19, 2014