Diagnóstico

Un examen pélvico puede ayudar a tu médico a identificar áreas de dolor, sensibilidad o un bulto en una trompa de Falopio o en un ovario. Sin embargo, tu médico no puede diagnosticar un embarazo ectópico al examinarte. Necesitarás análisis de sangre y una ecografía.

Prueba de embarazo

El médico indicará un análisis de sangre de gonadotropina coriónica humana (hCG) para confirmar el embarazo. Los niveles de esta hormona aumentan durante el embarazo. Se puede repetir el análisis de sangre después de algunos días hasta que el análisis de ecografía confirme o descarte un embarazo ectópico (por lo general, unas cinco o seis semanas después de la concepción).

Ecografía

Una ecografía transvaginal le permite a tu médico ver la ubicación exacta de tu embarazo. Para esta prueba, se coloca un dispositivo similar a una vara en tu vagina. Utiliza ondas sonoras para crear imágenes de tu útero, ovarios y trompas de Falopio, y envía las imágenes a un monitor cercano.

La ecografía abdominal, en la que se mueve un bastón de ultrasonido sobre su vientre, puede utilizarse para confirmar tu embarazo o evaluar si hay una hemorragia interna.

Otros análisis de sangre

Se llevará a cabo un recuento de sangre completo para verificar la presencia de anemia o de otros signos de pérdida de sangre. Si tienes diagnóstico de embarazo ectópico, el médico quizás te pida análisis de grupo sanguíneo en caso de que sea necesaria una transfusión.

Más información

Tratamiento

Un óvulo fertilizado no se puede desarrollar normalmente fuera del útero. Para prevenir complicaciones con riesgo de muerte, el tejido ectópico se debe extraer. Según tus síntomas y cuándo se descubrió el embarazo ectópico, se puede realizar con medicación, cirugía laparoscópica o cirugía abdominal.

Medicamentos

Un embarazo ectópico temprano sin sangrado inestable a menudo se trata con un medicamento llamado metotrexato, que detiene el crecimiento celular y disuelve las células existentes. Este medicamento se administra con una inyección. Es muy importante que el diagnóstico de embarazo ectópico sea seguro antes de que se haga este tratamiento.

Luego de la inyección, el médico indicará que te realices otro análisis de gonadotropina coriónica humana para determinar si el tratamiento funciona bien y si necesitas más medicación.

Procedimientos laparoscópicos

La salpingostomía y la salpingectomía son dos cirugías laparoscópicas utilizadas para tratar algunos embarazos ectópicos. En estos procedimientos, se hace una pequeña incisión en el abdomen, cerca o en el ombligo. A continuación, el médico utiliza un tubo delgado con una lente de cámara y una luz (laparoscopio) para observar la zona de las trompas.

En una salpingostomía, se remueve el embarazo ectópico y se deja que la trompa se cure sola. En una salpingectomía, se remueven el embarazo ectópico y la trompa.

El procedimiento a realizar dependerá de la cantidad de sangrado y daño, y si las trompas se rompieron. También es un factor si tu otra trompa de Falopio es normal o muestra signos de daño previo.

Cirugía de emergencia

Si el embarazo ectópico está causando sangrado abundante, es posible que necesites una cirugía de urgencia. Esto puede hacerse por laparoscopia o a través de una incisión abdominal (laparotomía). En algunos casos, la trompa de Falopio puede salvarse. Sin embargo, comúnmente debe extraerse la trompa si presenta una rotura.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Perder un embarazo es devastador, aun si la noticia del embarazo fue reciente. Acepta la pérdida y date tiempo para hacer el duelo. Habla sobre tus sentimientos y permítete experimentarlos por completo.

Apóyate en tu pareja, tus seres queridos y amigos. Es posible que también busques ayuda en un grupo de apoyo, un consejero de duelo y otros profesionales de la salud mental.

Muchas mujeres que tienen un embarazo ectópico siguen adelante para tener un embarazo sano en el futuro. Normalmente, el cuerpo femenino tiene dos trompas de Falopio. Si una se daña o se extirpa, un óvulo puede unirse con un espermatozoide en la otra trompa y luego trasladarse al útero.

Si las dos trompas de Falopio se han dañado o se extirparon, aún existe una opción disponible, la fertilización in vitro. Con este procedimiento, los óvulos maduros se fertilizan en un laboratorio y luego se implantan en el útero.

Si has tenido un embarazo ectópico, tu riesgo de tener otro aumenta. Si deseas intentar volver a quedar embarazada, es muy importante que veas a tu médico con regularidad. Se recomiendan análisis de sangre tempranos para todas las mujeres que han tenido un embarazo ectópico. Los análisis de sangre y las ecografías pueden alertar a tu médico si se está desarrollando otro embarazo ectópico.

Preparación para la consulta

Llama al consultorio de tu médico si presentas un sangrado vaginal leve o un dolor abdominal leve. Es posible que el médico te recomiende una visita al consultorio o atención médica inmediata.

Sin embargo, se necesita ayuda médica de emergencia si se desarrollan estos signos o síntomas de advertencia de un embarazo ectópico:

  • Dolor abdominal o pélvico grave acompañado de sangrado vaginal
  • Aturdimiento extremo
  • Desmayo

Llama al 911 (o el número de emergencia local) o dirígete al hospital si presentas los síntomas anteriores.

Lo que puedes hacer

Es útil preparar las preguntas que puedes hacerle al médico antes de la consulta. A continuación, se incluyen algunas preguntas que podrías querer hacerle a tu médico:

  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de tener un embarazo saludable en el futuro?
  • ¿Cuánto debo esperar antes de intentar quedar embarazada de nuevo?
  • ¿Deberé tener precauciones especiales si vuelvo a quedar embarazada?

Además de las preguntas que hayas preparado, no dudes en hacer consultas cada vez que no entiendas algo. Pídele a un ser querido o amigo que te acompañe, si es posible. A veces es difícil recordar toda la información que se proporciona durante una consulta, en especial en casos de emergencia.

Qué esperar de tu médico

Si no necesitas un tratamiento de emergencia y aún no has sido diagnosticada con un embarazo ectópico, tu médico te hablará sobre los antecedentes médicos y los síntomas. Deberás responder muchas preguntas sobre tu ciclo menstrual, fertilidad y salud en general.

Menstruación

  • ¿Cuándo fue tu último periodo?
  • ¿Notaste algo inusual?

Embarazo

  • ¿Podrías estar embarazada?
  • ¿Realizaste una prueba de embarazo? Si la respuesta es sí, ¿el resultado fue positivo?
  • ¿Has estado embarazada antes? Si la respuesta es sí, ¿cuál fue el resultado de cada embarazo?
  • ¿Alguna vez te sometiste a tratamientos de fertilidad?
  • ¿Planeas embarazarte en el futuro?

Síntomas

  • ¿Sientes dolor? Si la respuesta es sí, ¿dónde te duele?
  • ¿Tienes sangrado vaginal? Si la respuesta es sí, ¿es menor o mayor a tu periodo habitual?
  • ¿Te sientes aturdida o mareada?

Antecedentes médicos

  • ¿Has tenido alguna vez una cirugía reproductiva, incluida la ligadura de trompas (o una reversión)?
  • ¿Alguna vez tuviste una infección de transmisión sexual?
  • ¿Recibes tratamiento por alguna otra afección médica?
  • ¿Qué medicamentos tomas?
Dec. 18, 2020
  1. Cunningham FG, et al., eds. Implantation and placental development. In: Williams Obstetrics. 25th ed. McGraw-Hill Education; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Dec. 4, 2019.
  2. Tulandi T. Ectopic pregnancy: Epidemiology, risk factors, and anatomic sites. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 4, 2019.
  3. Cunningham FG, et al., eds. Ectopic pregnancy. In: Williams Obstetrics. 25th ed. McGraw-Hill Education; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Dec. 4, 2019.
  4. Frequently asked questions. Pregnancy FAQ 155. Ectopic pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/Patients/FAQs/Ectopic-Pregnancy. Accessed Dec. 4, 2019.
  5. Tulandi T. Ectopic pregnancy: Clinical manifestations and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 29, 2017.
  6. Burnett TL (expert opinion). Mayo Clinic. Dec. 4, 2019.