Padezco el síndrome de ojos secos. ¿Qué debo considerar cuando elijo lágrimas artificiales?

Respuesta de Alaina L. Softing Hataye, O.D.

Las lágrimas artificiales son gotas usadas para lubricar los ojos secos y ayudar a mantener la humedad en la superficie exterior de los ojos. Este tipo de gotas para los ojos puede usarse para tratar ojos secos que resulten de envejecer, de ciertos medicamentos, un trastorno de salud, cirugía ocular, o factores ambientales, como humo o viento.

Las lágrimas artificiales se pueden comprar sin receta. No hay una sola marca que funcione mejor para todas las formas de ojos secos. Quizás tengas que probar varias marcas diferentes antes de encontrar la que funciona mejor para ti.

Además de lubricar los ojos, algunas lágrimas artificiales también estimulan la curación de los ojos, y otras disminuyen la evaporación de las lágrimas. Las lágrimas artificiales también pueden contener agentes espesantes que hacen que la solución permanezca por más tiempo en la superficie de los ojos.

Hay dos categorías para las lágrimas artificiales:

  • Gotas para los ojos con conservantes. Este tipo con frecuencia viene en frascos con múltiples dosis, y contiene sustancias químicas (conservantes) que combaten el crecimiento de bacterias una vez que se ha abierto el envase. Los conservantes pueden irritar los ojos, especialmente si tienes ojos moderada o extremadamente secos.
  • Gotas para los ojos sin conservantes. Este tipo tiene menos aditivos y generalmente se recomienda si te pones gotas artificiales más de cuatro veces al día, o si tienes ojos moderada o extremadamente secos. Las gotas para los ojos sin conservantes pueden venir en envases de una sola dosis.

Las lágrimas artificiales también se pueden conseguir sin receta en forma de geles y geles que se insertan. Estos pueden causar visión borrosa temporaria.

Si no te alivias después de probar varios productos, el próximo paso puede ser probar un ungüento de lágrimas artificiales o más. Pueden causar visión borrosa temporaria, así que quizás prefieras aplicarte el ungüento antes de acostarte.

Si todavía no encuentras alivio, programa una cita con un oculista (oftalmólogo u optometrista), quien podrá sugerirte otros tratamientos.

With

Alaina L. Softing Hataye, O.D.

Feb. 21, 2019 See more Expert Answers