La COVID-19, el resfriado común, las alergias de temporada, y la gripe (influenza) tienen muchos signos y síntomas que son similares. Infórmate sobre algunas de las diferencias importantes entre estas enfermedades.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si tienes signos o síntomas de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), es importante que te pongas en contacto de inmediato con tu médico o clínica para que te aconsejen. Pero la COVID-19, el resfriado común, las alergias de temporada, y la gripe (influenza) pueden causar muchos síntomas que son similares. Así que, ¿cómo saber si tienes la COVID-19? Entiende cuáles son las diferencias en los síntomas de estas afecciones, y también cómo se contagian, se tratan, y se pueden prevenir estas enfermedades.

La COVID-19 es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por la infección con el virus SARS-CoV-2. Suele propagarse entre las personas que están en contacto cercano (a menos de 6 pies o 2 metros de distancia). El virus se propaga a través de gotículas respiratorias que se liberan cuando alguien respira, tose, estornuda, habla o canta. Estas gotículas pueden inhalarse o caer en la boca o en la nariz de una persona cercana. También puede propagarse cuando una persona toca una superficie o un objeto donde se encuentra el virus y luego se toca la boca, la nariz o los ojos, aunque no se considere que esta sea una de las principales maneras en que se trasmite.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, tos y cansancio. Sin embargo, existen otros posibles signos y síntomas.

Actualmente, solo existe un medicamento antiviral, llamado remdesivir, aprobado para tratar la COVID-19. Algunos medicamentos pueden ayudar a disminuir la gravedad de la COVID-19. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia de tres vacunas contra la COVID-19.

Tanto la COVID-19 como el resfriado común están causados por virus.La COVID-19 está causada por el SARS-CoV-2, mientras que el resfriado común en su mayoría está causado por los rinovirus. Estos virus se trasmiten de maneras similares y causan muchos de los mismos signos y síntomas. Pero hay algunas diferencias.

Examen de los síntomas: ¿Es COVID-19 o es un resfriado?

signo o síntoma COVID-19 resfriado
tos generalmente (tos seca) generalmente
dolores en los músculos generalmente a veces
cansancio generalmente a veces
estornudos rara vez a veces
dolor de garganta generalmente generalmente
nariz congestionada o goteo generalmente generalmente
fiebre generalmente a veces
diarrea a veces nunca
náuseas o vómitos a veces nunca
nueva pérdida del sentido del gusto o del olfato generalmente (al inicio, con frecuencia sin nariz congestionada o que gotea) a veces (especialmente con nariz congestionada)

Mientras que los síntomas de la COVID-19 generalmente aparecen de dos a 14 días después de la exposición al SARS-CoV-2, los síntomas de un resfriado común generalmente aparecen de uno a tres días después de la exposición a un virus que causa el resfriado.

No hay ninguna cura para el resfriado común. El tratamiento puede incluir analgésicos y medicamentos de venta libre, como los descongestionantes. A diferencia de la COVID-19, el resfriado generalmente es inofensivo. En su mayoría, la gente se recupera de un resfriado común en tres a 10 días, aunque algunos resfriados puedan durar tanto como dos o tres semanas.

A diferencia de la COVID-19, a las alergias de temporada no las causa un virus. Las alergias de temporada son respuestas del sistema inmunitario desencadenadas por exposición a alérgenos, como polen de estación de los árboles o del pasto.

La COVID-19 y las alergias de temporada pueden causar los mismos signos y síntomas. Sin embargo, existen algunas diferencias.

Examen de los síntomas: ¿Es COVID-19, o son alergias de temporada?

Signo o síntoma COVID-19 Alergias
tos generalmente (tos seca) a veces
fiebre generalmente nunca
dolores en los músculos generalmente nunca
cansancio generalmente a veces
picazón en la nariz, los ojos, la boca o el oído nunca generalmente
estornudos rara vez generalmente
dolor de garganta generalmente rara vez
nariz congestionada o goteo generalmente generalmente
conjuntivitis a veces a veces
náuseas o vómitos a veces nunca
diarrea a veces nunca
nueva pérdida del sentido del gusto o del olfato generalmente (al inicio, con frecuencia sin nariz congestionada o que gotea) a veces

También, mientras que la COVID-19 puede causar falta de aire o dificultad para respirar, las alergias de temporada generalmente no causan estos síntomas a no ser que tengas una afección respiratoria como asma, que puede desencadenarse por exposición al polen.

El tratamiento de las alergias de temporada puede incluir antihistamínicos de venta libre o con receta, aerosoles nasales esteroides y descongestionantes, y evitar la exposición a los alérgenos siempre que sea posible. Las alergias de temporada pueden durar varias semanas.

La COVID-19 y la gripe son enfermedades respiratorias contagiosas causadas por virus.La COVID-19 está causada por el SARS-CoV-2, mientras que la gripe está causada por los virus de influenza A y B. Estos virus se transmiten de maneras similares.

La COVID-19 y la gripe pueden tener síntomas similares. Estas enfermedades pueden no causar síntomas, o tener síntomas leves o graves. Por sus similaridades, puede ser difícil diagnosticar qué afección tienes basándose solo en los síntomas. Se puede hacer una prueba de detección para saber si tienes la COVID-19 o la influenza. También puedes tener las dos enfermedades al mismo tiempo. Sin embargo, existen algunas diferencias.

Examen de los síntomas: ¿Es la COVID-19 o es la gripe?

Signo o síntoma COVID-19 Gripe
tos generalmente (tos seca) generalmente
dolores en los músculos generalmente generalmente
cansancio generalmente generalmente
dolor de garganta generalmente generalmente
nariz congestionada o goteo generalmente generalmente
fiebre generalmente generalmente — no siempre
náuseas o vómitos a veces a veces (es más común en los niños)
diarrea a veces a veces (es más común en los niños)
falta de aire o dificultad para respirar generalmente generalmente
nueva pérdida del sentido del gusto o del olfato generalmente (al inicio, con frecuencia sin nariz congestionada o que gotea) rara vez

Los síntomas de la COVID-19 generalmente aparecen de dos a 14 días después de la exposición al virus SARS-CoV-2. Los síntomas de la gripe generalmente se presentan de uno a cuatro días después de la exposición a uno de los virus de la influenza.

COVID-19 puede causar afecciones más graves que la gripe en algunas personas. También, la COVID-19 puede causar diferentes complicaciones que la gripe, como ser coágulos de sangre, y el síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico en los niños.

Mientras que solo hay un tratamiento antiviral para la COVID-19, hay varios medicamentos antivirales que pueden usarse para tratar la influenza. También puedes darte la vacuna anual contra la gripe para ayudar a reducir tu riesgo de contraer esta enfermedad. La vacuna contra la gripe también puede reducir la gravedad de la gripe, así como el riesgo de complicaciones graves. Se puede dar la vacuna en forma de inyección o como aerosol nasal.

Puedes reducir tu riesgo de infección con los virus que causan la COVID-19, los resfriados y la gripe si tomas varias precauciones estándar. La investigación sugiere que tomar estas medidas, como distanciamiento físico, y usar una mascarilla, pueden haber ayudado a acortar la duración de la temporada de gripe y a reducir el número de personas afectadas en la temporada de gripe de 2019-2020.

Las precauciones estándar para reducir tu riesgo de contraer la COVID-19, los resfriados, y la gripe incluyen:

  • evitar el contacto cercano (6 pies, o 2 metros) con cualquier persona fuera de tu casa, especialmente si te encuentras a mayor riesgo de tener una enfermedad grave
  • ponerte una mascarilla de tela cuando estés en lugares públicos, como el supermercado, donde es difícil evitar el contacto cercano con otros
  • lavarte las manos con frecuencia con agua y jabón por lo menos por 20 segundos, o usar un desinfectante para manos con base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol
  • evitar los espacios interiores en donde haya mucha gente
  • cubrirte la boca y la nariz con el codo o un pañuelo descartable al toser o estornudar
  • evitar tocarte los ojos, la nariz, y la boca
  • limpiar y desinfectar diariamente las superficies que se tocan con frecuencia, como los pestillos de las puertas, los interruptores de luz, los dispositivos electrónicos, y las encimeras

Date una vacuna anual contra la influenza (gripe), y también, cuando sea posible, la vacuna contra la COVID-19.

La mejor manera de prevenir las alergias de estación es evitar los desencadenantes conocidos. Si tienes alergia al polen, en las épocas de mayor polinización quédate adentro, con las puertas y las ventanas cerradas.

Ponerte una mascarilla de tela para hacer más lenta la trasmisión de la COVID-19 también puede brindar algo de protección contra las alergias de estación. Las mascarillas pueden prevenir la inhalación de algunas partículas más grandes de polen. Pero las partículas de polen más pequeñas aún podrán atravesar la mascarilla. También es importante que laves la mascarilla después de cada uso, ya que puede transportar partículas de polen.

Si piensas que tienes síntomas de la COVID-19, habla con tu médico. Recuerda que tomar medidas preventivas puede ayudarte a estar sano y reducir tu riesgo de contraer la COVID-19, la gripe, o el resfriado común.

March 03, 2021