¿Quieres la información verdadera sobre las nuevas vacunas contra la COVID-19? Aquí encontrarás lo que debes saber acerca de las diferentes vacunas y los beneficios de vacunarte.

Las vacunas para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) tal vez sean la mejor esperanza para terminar con la pandemia. Sin embargo, mientras la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) siga autorizando el uso de emergencia de las vacunas contra la COVID-19, es probable que sigas teniendo preguntas. Infórmate sobre los beneficios de las vacunas contra la COVID-19, cómo funcionan, los posibles efectos secundarios y la importancia de seguir tomando medidas de prevención de la infección.

La vacuna contra la COVID-19 puede:

  • Evitar que contraigas la COVID-19 o que te enfermes gravemente o mueras a causa de la enfermedad
  • Impedir que transmitas el virus de la COVID-19 a otras personas
  • Aumentar la cantidad de personas de la comunidad que están protegidas de la COVID-19, lo cual hace que sea difícil que la enfermedad se propague y, de esta forma, se contribuye a la inmunidad colectiva.
  • Evitar que el virus de la COVID-19 se propague y se reproduzca, lo cual le permite mutar y posiblemente volverse más resistente a las vacunas

Currently, several COVID-19 vaccines are in clinical trials. The FDA will review the results of these trials before approving COVID-19 vaccines for use. But because there is an urgent need for COVID-19 vaccines and the FDA's vaccine approval process can take months to years, the FDA will first be giving emergency use authorization to COVID-19 vaccines based on less data than is normally required. The data must show that the vaccines are safe and effective before the FDA can give emergency use authorization. Vaccines with FDA emergency use authorization include:

  • Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine. The Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine is 95% effective in preventing the COVID-19 virus with symptoms. This vaccine is for people age 16 and older. It requires two injections given 21 days apart. The second dose can be given up to six weeks after the first dose, if needed.
  • Moderna COVID-19 vaccine. The Moderna COVID-19 vaccine is 94% effective in preventing the COVID-19 virus with symptoms. This vaccine is for people age 18 and older. It requires two injections given 28 days apart. The second dose can be given up to six weeks after the first dose, if needed.
  • Janssen/Johnson & Johnson COVID-19 vaccine. In clinical trials, this vaccine was 66% effective in preventing the COVID-19 virus with symptoms — as of 14 days after vaccination. The vaccine also was 85% effective at preventing severe disease with the COVID-19 virus — at least 28 days after vaccination. This vaccine is for people age 18 and older. It requires one injection.

Both the Pfizer-BioNTech and the Moderna COVID-19 vaccines use messenger RNA (mRNA). Coronaviruses have a spike-like structure on their surface called an S protein. COVID-19 mRNA vaccines give cells instructions for how to make a harmless piece of an S protein. After vaccination, your cells begin making the protein pieces and displaying them on cell surfaces. Your immune system will recognize that the protein doesn't belong there and begin building an immune response and making antibodies.

The Janssen/Johnson & Johnson COVID-19 vaccine is a vector vaccine. In this type of vaccine, genetic material from the COVID-19 virus is inserted into a different kind of weakened live virus, such as an adenovirus. When the weakened virus (viral vector) gets into your cells, it delivers genetic material from the COVID-19 virus that gives your cells instructions to make copies of the S protein. Once your cells display the S proteins on their surfaces, your immune system responds by creating antibodies and defensive white blood cells. If you become infected with the COVID-19 virus, the antibodies will fight the virus.

Viral vector vaccines can't cause you to become infected with the COVID-19 virus or the viral vector virus. Also, the genetic material that's delivered doesn't become part of your DNA.

Las vacunas contra la COVID-19 se desarrollaron sobre la base de la proteína S, antes de que tuviera las mutaciones identificadas en estas variantes. Aunque la investigación da a entender que las vacunas contra la COVID-19 tienen una menor eficacia contra las variantes, al parecer continúan ofreciendo protección contra las formas graves de COVID-19. Es necesario realizar más investigaciones.

Además, los fabricantes de la vacuna también están creando vacunas de refuerzo para mejorar la protección frente a las distintas variantes.

No. Las vacunas contra la COVID-19 que se desarrollan en la actualidad en los Estados Unidos no usan el virus vivo que provoca la COVID-19.

Ten en cuenta que tu cuerpo tardará algunas semanas en generar inmunidad después de que recibas la vacuna contra la COVID-19. En consecuencia, es posible que te infectes con el virus que causa la COVID-19 justo antes o después de recibir la vacuna.

Una vacuna contra la COVID-19 puede tener efectos secundarios leves tras la primera o la segunda dosis. Entre ellos:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se administró la inyección
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos
  • Dolor articular
  • Náuseas y vómitos
  • Malestar general
  • Ganglios linfáticos inflamados

Probablemente te controlen durante 15 minutos después de recibir la vacuna contra la COVID-19, para ver si presentas una reacción inmediata. En la mayoría de los casos, los efectos secundarios se presentan en los tres días siguientes a la vacunación y, por lo general, duran entre uno y dos días.

Los efectos secundarios graves de la vacuna contra la COVID-19 de Janssen de Johnson & Johnson pueden ocurrir en un plazo de tres semanas de la vacunación y requerir atención de emergencia. Estos son algunos posibles síntomas:

  • Falta de aire
  • Dolor de estómago persistente
  • Dolores de cabeza graves o persistentes o visión borrosa
  • Dolor en el pecho
  • Hinchazón de pierna
  • Hematomas que se producen con facilidad o pequeñísimos puntos rojos en la piel más allá del sitio de la inyección

Una vacuna contra la COVID-19 puede producir efectos secundarios similares a los signos y síntomas de la COVID-19. Si has estado expuesto a la COVID-19 y presentas síntomas después de tres días de haber recibido la vacuna o los síntomas duran más de dos días, aíslate y hazte la prueba.


Quizás tengas una reacción alérgica a la vacuna contra la COVID-19 si presentas estos signos hasta cuatro horas después de haber recibido la primera dosis de la vacuna:

  • Sibilancia o falta de aire constante
  • Hinchazón de los labios, los ojos o la lengua
  • Enrojecimiento, hinchazón o picazón en áreas del cuerpo que no sean el brazo en el que se aplicó la vacuna

Si tienes signos de una reacción alérgica, busca atención de inmediato. Infórmale al médico sobre la reacción, aunque ya haya desaparecido o no hayas necesitado atención de emergencia. La reacción quizás indique que tienes una alergia a la vacuna. Es posible que no puedas recibir una segunda dosis de la misma vacuna. Sin embargo, quizás sí puedas recibir otra vacuna como segunda dosis.

No se recomienda que tomes un analgésico antes de recibir la vacuna contra la COVID-19 para prevenir un posible malestar. No está claro cómo estos medicamentos pueden impactar en la efectividad de las vacunas. Sin embargo, puedes tomar este tipo de medicamento después de recibir la vacuna contra la COVID-19, siempre que no tengas ningún otro motivo médico que te impida tomarlo.

Dado que los ensayos clínicos de las vacunas contra la COVID-19 solo comenzaron en el verano de 2020, todavía no está claro si estas vacunas tendrán efectos secundarios a largo plazo. Sin embargo, en raras ocasiones las vacunas provocan efectos secundarios a largo plazo.

Si estás preocupado, en los Estados Unidos, los datos de seguridad sobre las vacunas contra la COVID-19 se informarán a un programa nacional llamado Vaccine Adverse Event Reporting System (Sistema de Informes sobre Eventos Adversos de las Vacunas). Estos datos están disponibles para el público. Los CDC también han creado v-safe, una herramienta basada en teléfonos inteligentes que les permite a los usuarios informar sobre los efectos secundarios relacionados con la vacuna contra la COVID-19.

Actualmente no hay ninguna evidencia de que las vacunas contra la COVID-19 provoquen problemas de fertilidad.

Un pequeño número de mujeres han informado que experimentaron cambios menstruales temporales después de colocarse la vacuna contra la COVID-19. Un pequeño estudio también ha demostrado que algunas mujeres experimentaron cambios menstruales temporales después de recibir la vacuna contra la COVID-19. No está claro si lo que provoca estos cambios es contraer la COVID-19 o la vacuna contra la COVID-19. Es necesario realizar más investigaciones.

Ten en cuenta que muchas cosas pueden afectar los ciclos menstruales, incluidas infecciones, estrés, problemas para dormir y cambios en la dieta o el ejercicio.

If you have a history of severe allergic reactions not related to vaccines or injectable medications, you may still get a COVID-19 vaccine. You should be monitored for 30 minutes after getting the vaccine.

If you've had an immediate allergic reaction to other vaccines or injectable medications, ask your doctor if you should get a COVID-19 vaccine. If you’ve ever had an immediate or severe allergic reaction to any ingredient in a COVID-19 vaccine, the CDC recommends not getting that specific vaccine.

If you have an immediate or severe allergic reaction after getting the first dose of a COVID-19 vaccine, don't get the second dose. However, you might be able to get a different vaccine for your second dose.

Yes, if you have an existing health condition you can get a COVID-19 vaccine — as long as you haven't had an allergic reaction to a COVID-19 vaccine or any of its ingredients. But there is limited information about the safety of the COVID-19 vaccines in people who have weakened immune systems or autoimmune conditions.

Si estás embarazada o amamantando, puedes optar por recibir la vacuna contra la COVID-19. Si bien se necesita más investigación, los primeros hallazgos sugieren que recibir una vacuna contra la COVID-19 de ARNm durante el embarazo no genera riesgos graves. Los hallazgos se basan en los datos del sistema de monitoreo de seguridad de las vacunas contra el coronavirus de los CDC.

Si tienes inquietudes, habla con tu proveedor de atención médica sobre los riesgos y beneficios.

Ten en cuenta que las vacunas contra la COVID-19 de ARNm no alteran tu ADN ni causan cambios genéticos.

Todavía no hay una vacuna contra la COVID-19 para niños menores de 12 años. Los ensayos clínicos con niños más pequeños están en curso.

Tener COVID-19 puede ofrecer cierta protección natural o inmunidad contra una reinfección con el virus que causa la COVID-19. Sin embargo, no está claro cuánto dura esta protección. Dado que la reinfección es posible y que la COVID-19 puede causar complicaciones médicas graves, se recomienda que las personas que ya han tenido COVID-19 se vacunen contra esta enfermedad. Si recibiste tratamiento por la COVID-19 con anticuerpos monoclonales o plasma de convalecientes, espera 90 días antes de recibir la vacuna contra la COVID-19.

Se considera que las personas están completamente vacunadas 2 semanas después de recibir la segunda dosis de una vacuna contra la COVID-19 con ARNm o 2 semanas después de la única dosis de la vacuna de Janssen de Johnson & Johnson contra la COVID-19. Después de estar completamente vacunado, puedes retomar las actividades que quizás no pudiste hacer debido a la pandemia. También puedes dejar de usar una mascarilla y mantener el distanciamiento físico en cualquier entorno, salvo cuando lo exija una ley o una norma.

Sin embargo, aun deberás usar una mascarilla en aviones, autobuses, trenes y otros medios de transporte público que viajen hacia, dentro o fuera de los Estados Unidos, como también en lugares como aeropuertos y estaciones de trenes.

Si viajas dentro de los Estados Unidos no necesitas hacerte una prueba ni antes ni después de tu viaje ni hacer cuarentena a tu regreso. Si viajas fuera de los Estados Unidos no necesitas hacerte una prueba antes de salir del país, a menos que se requiera en tu destino. Igual deberás mostrar un resultado negativo en la prueba o evidencia de que te has recuperado de la COVID-19 en los últimos 3 meses antes de abordar un vuelo internacional hacia los Estados Unidos. También se recomienda que te hagas la prueba entre 3 y 5 días después del viaje internacional. Sin embargo, no se necesita hacer cuarentena.

Si has estado con alguien que tiene COVID-19, no necesitas alejarte de otras personas ni hacerte la prueba, a menos que tengas síntomas de la COVID-19. Sin embargo, si eres residente o empleado de un centro correccional o de detención, o de un refugio para personas sin hogar, y estuviste con alguien que tiene COVID-19, debes hacerte la prueba aunque no tengas síntomas de la enfermedad.

March 27, 2021