¿Cuál es la preocupación acerca de las nuevas variantes de la COVID-19? ¿Son más contagiosas?

Respuesta de Daniel C. DeSimone, M.D.

Los virus cambian constantemente, a través de la mutación. Hoy en día, muchas variantes del virus (SARS-CoV-2) que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) generan preocupación porque contienen mutaciones en la estructura parecida a púas que tiene la proteína S, y que es la que el virus usa para unirse a las células e infectarlas. Entre esas variantes se encuentran:

  • Una variante identificada en el Reino Unido (B.1.1.7). Esta variante de COVID-19 parece transmitirse más fácilmente y podría suponer un mayor riesgo de muerte.
  • Una variante identificada en Sudáfrica (B.1.351). Esta variante parece transmitirse más fácilmente. Además tiene una repercusión moderada sobre la eficacia de los medicamentos con anticuerpos monoclonales y disminuye moderadamente la eficacia de los anticuerpos generados por una infección previa de la COVID-19 o por la vacuna contra la COVID-19.
  • Una variante identificada en Japón/Brasil (P.1). Esta variante tiene una repercusión moderada sobre la eficacia de los medicamentos con anticuerpos monoclonales. Además, disminuye moderadamente la eficacia de los anticuerpos generados por una infección previa de la COVID-19 o por la vacuna contra la COVID-19.
  • Una variante identificada en los Estados Unidos (California) (B.1.427). Esta variante parece transmitirse más fácilmente. Además, tiene una repercusión considerable sobre la eficacia de algunos tratamientos y disminuye moderadamente la eficacia de los anticuerpos generados por una infección previa de la COVID-19 o por la vacuna contra la COVID-19.
  • Una variante identificada en los Estados Unidos (California) (B.1.429). Esta variante parece transmitirse más fácilmente. Además, tiene una repercusión considerable sobre la eficacia de algunos tratamientos y disminuye moderadamente la eficacia de los anticuerpos generados por una infección previa de la COVID-19 o por la vacuna contra la COVID-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos también están controlando dos variantes identificadas en Nueva York, B.1.526 y B.1.525, y otra variante identificada en Brasil, P.2.

Las vacunas contra la COVID-19 se desarrollaron sobre la base de la proteína S del SARS-CoV-2, antes de que tuviera las mutaciones identificadas en estas variantes. Aunque la investigación da a entender que las vacunas contra la COVID-19 tienen una menor eficacia contra las variantes, al parecer continúan ofreciendo protección contra las formas graves de COVID-19. Es necesario realizar más investigaciones.

Además, los fabricantes de la vacuna también están creando vacunas de refuerzo para mejorar la protección frente a las distintas variantes.

Mientras tanto, mantén las precauciones para evitar la infección por el virus de la COVID-19.

With

Daniel C. DeSimone, M.D.

March 23, 2021