He oído hablar de una prueba de anticuerpos para COVID-19. ¿Qué es el análisis de anticuerpos? ¿Es lo mismo que una prueba para diagnosticar COVID-19?

Respuesta de William F. Marshall, III M.D.

Con todo lo que se habla en las noticias sobre pruebas para la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) no es sorprendente que haya confusión sobre las pruebas y en qué se diferencian. El análisis de anticuerpos determina si tuviste la COVID-19 en el pasado y ahora tienes anticuerpos contra el virus. La prueba para diagnosticar la COVID-19 determina si en el momento tienes la enfermedad. A continuación te indicamos lo que necesitas saber sobre las pruebas.

¿Cuándo se hace el análisis de anticuerpos y por qué es importante?

El análisis de anticuerpos, también conocido como prueba serológica, generalmente se hace después de una recuperación total de la COVID-19. La elegibilidad puede variar dependiendo de la disponibilidad de las pruebas. Un profesional de atención médica toma una muestra de sangre, generalmente de la punta de un dedo o de una vena en el brazo. Luego, la muestra se analiza para determinar si has desarrollado anticuerpos contra el virus. El sistema inmunitario produce estos anticuerpos — proteínas que son esenciales para combatir y eliminar el virus.

Si los resultados de los análisis muestran que tienes anticuerpos, esto indica que probablemente te infectaste con la COVID-19 en algún momento en el pasado. También quizás signifique que tienes algo de inmunidad. Pero no hay suficiente evidencia que indique que tener anticuerpos te protegerá contra una reinfección con la COVID-19. Todavía no se sabe cuál es el nivel de inmunidad ni cuánto dura esta. Los estudios, que continúan, en algún momento revelarán más información sobre este tema.

El tipo de análisis de anticuerpos y el momento en que se hace afectan su exactitud. Si te hacen el análisis demasiado temprano durante el curso de la infección, cuando la respuesta del sistema inmunitario todavía se está formando en tu organismo, quizás la prueba no detecte los anticuerpos. Así que no se recomienda hacer la prueba de anticuerpos hasta por lo menos 14 días después de la aparición de los síntomas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) autorizó determinados análisis de anticuerpos, pero todavía hay análisis de exactitud dudosa a la venta en el mercado.

Otro beneficio de los análisis de anticuerpos precisos es que las personas que se han recuperado de la COVID-19 quizás tengan elegibilidad para donar plasma, que es una parte de la sangre. Este plasma tal vez pueda usarse para tratar a otros con una enfermedad grave, y estimular su capacidad para combatir el virus. Los médicos lo llaman plasma de personas convalecientes.

¿Qué pruebas se utilizan para diagnosticar la COVID-19?

El sitio web de la FDA aprobó dos tipos de pruebas para diagnosticar la infección con la COVID-19:

  • La prueba RCP. También conocida como la prueba molecular, esta prueba detecta el material genético del virus de la COVID-19 usando una técnica de laboratorio llamada reacción en cadena de la polimerasa (RCP). Para una muestra de fluido, se inserta un hisopo largo en la nariz, y se toma fluido de la parte de atrás de la nariz (muestra nasofaríngea), o se inserta en la garganta, o también se puede salivar en un tubo para obtener una muestra de saliva. Los resultados pueden estar listos en minutos si se analizan de forma interna, o unos días si se envían a un laboratorio externo — o quizás más tiempo en lugares donde haya demoras en el procesamiento de los análisis.La prueba RCPes muy exacta cuando la realiza de manera adecuada un profesional de atención médica, pero la prueba rápida quizás no detecte algunos casos.
  • Prueba de antígeno. Esta prueba para la COVID-19 detecta ciertas proteínas en el virus. Se usa un hisopo largo para tomar una muestra del fluido de la nariz (muestra nasofaríngea) o la garganta, y las pruebas de antígeno pueden dar resultados en minutos. Porque estas pruebas son más rápidas y menos costosas que la prueba RCP, la prueba de antígeno puede ser más práctica si se necesita para un gran número de personas. El resultado positivo de una prueba de antígeno se considera exacto cuando las instrucciones se siguen cuidadosamente, pero hay más posibilidad de tener un resultado falso negativo — lo que significa que es posible estar infectado con el virus pero tener un resultado negativo. Según la situación, el médico podría recomendar una prueba RCP para confirmar un resultado negativo de la prueba de antígeno.

Ciertos kits para pruebas de detección para la COVID-19, autorizados por la FDA te permiten recolectar la muestra en casa y enviarlo a un laboratorio para analizarla. Es más probable que la prueba RCP para hacer en casa sea más exacta que las pruebas de antígeno, pero una muestra recolectada por un profesional capacitado puede ser más confiable. La FDA advierte a los consumidores que hay algunos fraudes en el mercado que hacen promoción para pruebas para la COVID-19 que no están autorizadas, así que solo usa una prueba autorizada por la FDA .

¿Qué debo hacer si me interesa hacerme una prueba diagnóstica o un análisis de anticuerpos para COVID-19?

Puedes ponerte en contacto con tu departamento de salud local o estatal, o visitar el sitio web del departamento para obtener información sobre las pruebas. Si tienes síntomas de la COVID-19, comunícate con tu médico para hablar sobre tu situación e informarte sobre cómo preparate para tu cita médica antes de intentar hacerte una prueba para la COVID-19 en persona.

Se recomienda hacer una prueba diagnóstica para la COVID-19 si tienes síntomas o si has estado en contacto cercano con alguien que tuvo resultados positivos para el virus que causa la COVID-19o se sospecha que tiene el virus. Para hacerte el análisis de anticuerpos deberás estar completamente recuperado de la COVID-19. Pero en algunas comunidades, las personas que nunca han presentado síntomas de la COVID-19quizás puedan hacerse una prueba de detección. Algunas tienen resultados positivos, lo que significa que probablemente estuvieron infectadas con el virus de la COVID-19 en algún momento.

El acceso a cualquiera de estas pruebas depende de dónde vivas, si hay pruebas disponibles, y si se considera que tienes elegibilidad. En Estados Unidos continúan los esfuerzos colaborativos para lograr que haya más pruebas disponibles. El objetivo en la nación es hacerle la prueba a más gente a medida que haya más análisis disponibles.

¿Cómo pueden ayudar las pruebas diagnósticas y los análisis de anticuerpos a reducir el contagio con COVID-19?

Con las pruebas diagnósticas para la COVID-19, las personas con un resultado positivo y que tienen síntomas pueden recibir atención más rápidamente. Se puede identificar a los contactos, y comenzar antes el aislamiento o la cuarentena para ayudar a detener la trasmisión del virus.

Pero no hay ninguna prueba para la COVID-19 que sea 100% exacta. Es posible tener un resultado negativo y en realidad estar infectado (resultado falso negativo), o tener un resultado positivo y no estar infectado (resultado falso positivo). Así que es esencial continuar con las pautas para la COVID-19 del Centro para Prevención y Control de Enfermedades, como distanciamiento físico y social, y ponerse una mascarilla cuando sea lo apropiado, hasta nuevo aviso.

Los resultados de las pruebas de anticuerpos indican cuántas personas han tenido la COVID-19 y se recuperaron, e incluyen las que no tuvieron síntomas. Esto ayuda a determinar quién puede ser inmune, aunque todavía no se sepa cuán inmunes son, o por cuánto tiempo.

With

William F. Marshall, III M.D.

Nov. 11, 2020