Descripción general

«Encefalopatía traumática crónica» es el término que se utiliza para describir una degeneración cerebral generalmente provocada por traumatismos craneales reiterados. La encefalopatía traumática crónica es un diagnóstico que se puede determinar únicamente en la autopsia examinando las secciones del cerebro.

La encefalopatía traumática crónica es una enfermedad poco común. Se ha descubierto en los cerebros de personas que practicaban deportes de contacto, como fútbol americano, y otros deportes. Se cree que algunos síntomas de la encefalopatía traumática crónica comprenden dificultades para pensar (cognición), problemas físicos, emociones y otras conductas.

La encefalopatía traumática crónica es una enfermedad muy controvertida que aún no se comprende muy bien. Los investigadores todavía desconocen la frecuencia de la encefalopatía traumática crónica en la población y no comprenden las causas. No existe una cura para esta enfermedad.

Síntomas

Algunos de los posibles signos y síntomas de la encefalopatía traumática crónica pueden comprender lo siguiente:

  • Dificultad para pensar (deterioro cognitivo)
  • Conducta impulsiva
  • Depresión o apatía
  • Pérdida de memoria a corto plazo
  • Dificultad para planificar y realizar tareas (función ejecutiva)
  • Inestabilidad emocional
  • Abuso de sustancias
  • Pensamientos o conductas suicidas

Otros síntomas sospechosos pueden comprender los siguientes:

  • Irritabilidad
  • Agresión
  • Dificultades en el lenguaje y el habla
  • Deterioro motriz, como dificultad para caminar, temblores, pérdida de movimiento del músculo, debilidad o rigidez
  • Problemas para tragar (disfagia)
  • Problemas de visión y dificultad para enfocar la vista
  • Problemas para sentir aromas (anomalías olfativas)
  • Demencia

Todavía se desconoce la lista completa de los síntomas de las personas con encefalopatía traumática crónica al momento de la autopsia. No está claro qué síntomas, si los hubiere, puede provocar. Se conoce poco acerca de cómo progresa la encefalopatía traumática crónica.

Cuándo consultar al médico

Se cree que la encefalopatía traumática crónica se produce luego de muchos años de lesiones cerebrales repetidas (leves o graves). Sin embargo, consulta con tu médico si tienes lo siguiente:

  • Pensamientos suicidas. La investigación demuestra que las personas con encefalopatía traumática crónica pueden tener un alto riesgo de suicidio. Si piensas en lastimarte, llama al 911, a tu número local de emergencias o a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 800-273-TALK (800-273-8255).
  • Lesión en la cabeza. Consulta con tu médico si has tenido una lesión en la cabeza, incluso si no necesitaste atención médica de urgencia. Si tu hijo tuvo una lesión en la cabeza que te preocupa, llama al médico de tu hijo de inmediato. De acuerdo con los signos y síntomas, el médico te puede sugerir que busques atención médica inmediata.
  • Problemas de memoria. Consulta con el médico si estás preocupado por tu memoria o por otros problemas de pensamiento (cognitivos) o de conducta.
  • Cambios de humor o en la personalidad. Consulta con tu médico si te sientes deprimido, ansioso, agresivo o impulsivo.

Causas

Lesión inicial

El traumatismo craneal reiterado es aparentemente la causa de la encefalopatía traumática crónica. Los jugadores de fútbol americano han sido el foco de la mayoría de los estudios sobre encefalopatía traumática crónica.

Sin embargo, los atletas que participan en otros deportes, incluso fútbol, hockey sobre hielo, rugby, boxeo, lucha libre, baloncesto, hockey sobre césped, animación deportiva, vóley y lacrosse, también pueden sufrir impactos en la cabeza reiterados y tienen un alto índice de conmoción.

La encefalopatía traumática crónica también se puede encontrar en personas que se golpean la cabeza reiteradamente, personas que han sufrido maltrato físico y aquellas que padecen epilepsia que no ha sido bien controlada. Las lesiones del personal militar a causa de explosiones también pueden provocar encefalopatía traumática crónica.

Sin embargo, no todos los atletas ni todos los que sufren conmociones reiteradas, incluso personal militar, padecen encefalopatía traumática crónica. Algunos estudios demostraron que no existe un aumento en la incidencia de encefalopatía traumática crónica en personas expuestas a lesiones de la cabeza reiteradas.

Efecto de la lesión

Se cree que la encefalopatía traumática crónica provoca que zonas del cerebro se debiliten (atrofia). Las lesiones en la sección de las neuronas que conducen los impulsos eléctricos afectan la comunicación entre las células.

Es posible que las personas con encefalopatía traumática crónica tengan signos de otra enfermedad neurodegenerativa, incluso enfermedad de Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica (también conocida como «enfermedad de Lou Gehrig»), enfermedad de Parkinson o degeneración lobular frontotemporal (también conocida como «demencia frontotemporal»).

Factores de riesgo

Se cree que la exposición reiterada a lesiones cerebrales traumáticas incrementa el riesgo de encefalopatía traumática crónica, pero los expertos aún están aprendiendo acerca de los factores de riesgo.

Prevención

No existe un tratamiento para la encefalopatía traumática crónica. Sin embargo, se puede prevenir la encefalopatía traumática crónica ya que se asocia con conmociones recurrentes. Las personas que hayan sufrido una conmoción son más propensas a tener otra lesión en la cabeza. La recomendación actual para prevenir la encefalopatía traumática crónica es reducir las lesiones cerebrales traumáticas leves y prevenir otras lesiones luego de una conmoción.

Se puede utilizar el siguiente equipamiento para reducir las lesiones en la cabeza:

  • Cascos específicos de un deporte. Los cascos han reducido lesiones del béisbol, hockey sobre hielo, rugby, esquí alpino y snowboard. Es posible que las personas que deciden colocarse un casco también corran menos riesgos. Los cascos no han reducido lesiones en jugadores de fútbol americano. Los cascos tampoco pueden evitar que se produzcan conmociones.
  • Cascos para bicicletas y motocicletas. Reducen la lesión en la cabeza en caso de accidente.

Los entrenadores y los jugadores deben comprender las pautas actuales para las lesiones relacionadas con los deportes. Es difícil evaluar la conmoción durante un juego, y los entrenadores y los jugadores deben ser cuidadosos y sacar del juego a los atletas lesionados.

Los siguientes signos y síntomas de conmoción pueden ser visibles para los entrenadores o para el atleta.

Señales de peligro:

  • Pérdida del conocimiento, incluso por un tiempo breve
  • Una pupila más grande que la otra
  • Somnolencia o incapacidad para mantenerse despierto
  • Dolor de cabeza que empeora
  • Debilidad, entumecimiento o disminución de la coordinación
  • Vómitos reiterados o náuseas
  • Balbuceo
  • Convulsiones o ataques
  • Incapacidad para reconocer personas o lugares
  • Incremento en la confusión, desasosiego o agitación u otra conducta inusual

Signos de conmoción que alguien puede observar en otra persona:

  • Parece mareada o aturdida
  • Está confundida respecto de la tarea o del puesto
  • No recuerda una instrucción
  • No está segura del juego, el puntaje o del oponente
  • Se mueve con torpeza
  • Responde a las preguntas de manera lenta
  • Pierde el conocimiento, incluso por un tiempo breve
  • Demuestra cambios en el ánimo, en la conducta o en la personalidad
  • No puede recordar eventos anteriores al golpe o a la caída

Síntomas de una conmoción que una persona se puede autodetectar:

  • Dolor de cabeza o presión en la cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Problemas de equilibrio o mareos
  • Visión doble o borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Sensibilidad al ruido
  • Sentirse flojo, atontado, confundido o mareado
  • Problemas de concentración o de memoria
  • Confusión

Si crees que sufriste una conmoción o que otra persona la sufrió, sigue el siguiente plan de acción de cuatro pasos:

  • Retira al atleta del juego por ese día.
  • Deja que un proveedor de atención médica evalúe al atleta.
  • Avísale al padre, al tutor o a un ser querido del atleta.
  • Mantén al atleta fuera del juego hasta que el proveedor de atención médica autorice que puede regresar.

Sigue el plan de cinco pasos graduales para volver al juego:

  1. Ejercicio aeróbico suave, no se puede levantar pesas
  2. Ejercicio moderado, se puede levantar pesas
  3. Ejercicio intenso, sin contacto
  4. Práctica y contacto total controlado
  5. Competencia