Ser mujer tiene algunas ventajas reales para la salud, pero no cuando se trata de dolores de cabeza — especialmente las migrañas. Afortunadamente existe ayuda.Escrito por personal de Mayo Clinic

Existen muchos factores que contribuyen a los dolores de cabeza tanto en hombres como en mujeres, incluyendo antecedentes familiares y edad. Sin embargo, las mujeres a menudo notan una relación entre los dolores de cabeza y los cambios hormonales.

Las hormonas estrógeno y progesterona desempeñan papeles clave en la regulación del ciclo menstrual y en el embarazo y también pueden afectar las sustancias químicas relacionadas con el dolor de cabeza en el cerebro.

Tener niveles de estrógeno estables puede mejorar los dolores de cabeza, mientras que experimentar niveles de estrógeno que bajan o cambian puede empeorar dichos dolores.

A pesar de que los niveles hormonales cambiantes pueden influir en los patrones del dolor de cabeza, no estás completamente a merced de tus hormonas. Tu médico puede ayudarte a tratar — o a prevenir — los dolores de cabeza relacionados con las hormonas.

La disminución de los niveles de estrógeno justo antes de tu período puede contribuir a los dolores de cabeza Muchas mujeres con migrañas reportan dolores de cabeza antes o durante la menstruación.

Tus migrañas relacionadas con la menstruación pueden tratarse de varias maneras. Los tratamientos aprobados para la migraña, por lo general, son efectivos para tratar la migraña menstrual. Estos incluyen:

  • Aplicar hielo. Pon un paño frío o una bolsa con hielo en el área con dolor en la cabeza o cuello. Envuelve la bolsa con hielo en una toalla para proteger tu piel.
  • Ejercicios de relajación. Intenta hacer ejercicios de relajación para disminuir el estrés.
  • Biorretroalimentación. La biorretroalimentación puede mejorar tus dolores de cabeza, al ayudarte a monitorear cómo responde tu cuerpo al estrés.
  • Acupuntura. La acupuntura puede mejorar tus dolores de cabeza y ayudar a relajarte.
  • Toma analgésicos de venta sin prescripción. Tu médico puede recomendarte que tomes medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como naproxeno (Aleve) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros). Estos medicamentos pueden aliviar tu dolor poco tiempo después de que éste comience.
  • Toma triptanos. Tu médico puede prescribir triptanos, medicamentos que bloquean las señales de dolor en tu cerebro. Los triptanos pueden aliviar tu dolor de cabeza dentro de dos horas y ayudan a controlar los vómitos.
  • Toma analgésicos y triptanos. Algunas mujeres pueden tomar una combinación de AINE y triptanos para aliviar el dolor de las migrañas menstruales.
  • Toma otros medicamentos con receta para el dolor. Algunas veces tu médico puede sugerir otros analgésicos recetados para el dolor, como dihidroergotamina (mesilato de dihidroergotamina ).

Si en un mes sufres de varios dolores de cabeza que te debilitan, tu médico podría recomendarte algún tratamiento preventivo con antiinflamatorios no esteroides (AINE) o triptanos.

Si tu ciclo menstrual es regular, normalmente es más efectivo tomar medicamentos para prevenir el dolor de cabeza, comenzando unos días antes de tu período y continuando las dos semanas después de que este se inició.

Si sufres de migrañas durante todo tu ciclo menstrual o tus períodos son irregulares, tu médico puede recomendarte tomar medicamentos preventivos diarios.

Los medicamentos diarios pueden incluir betabloqueadores, anticonvulsivos, bloqueadores del canal de calcio, antidepresivos o magnesio. Los médicos revisarán si existe algún otro trastorno médico para determinar qué medicamentos son los más adecuados para ti.

Hacer cambios en el estilo de vida, como reducir el estrés y hacer ejercicio con regularidad, también ayudan a reducir la frecuencia, duración y gravedad de las migrañas.

Los métodos anticonceptivos hormonales, como las pastillas de control natal, parches o anillos vaginales, pueden cambiar los patrones existentes de dolor de cabeza — en ocasiones los mejora o los empeora, otras veces no los cambia en absoluto.

En algunas personas, los anticonceptivos hormonales pueden ayudar a reducir la frecuencia y gravedad de las migrañas relacionadas con la menstruación. Su acción consiste en reducir la caída en los niveles de estrógeno relacionada con el ciclo menstrual.

El uso de anticonceptivos hormonales para prevenir las migrañas relacionadas con la menstruación puede ser adecuado para las mujeres a las que otros métodos no han ayudado.

Es posible que otras mujeres experimenten migrañas por primera vez al usar anticonceptivos hormonales. Habla con tu médico si padeces migrañas al utilizar anticonceptivos hormonales.

Esto podría ayudarte:

  • Usa un paquete mensual de píldoras anticonceptivas con menos días inactivos (placebo).
  • Elimina completamente los días de placebo la mayor parte de los meses tomando píldoras anticonceptivas de estrógeno y progestina de ciclo extendido (Jolessa, Camrese, otras).
  • Usa píldoras anticonceptivas con una dosis menor de estrógeno para reducir la disminución de estrógeno en los días de placebo.
  • Toma antiinflamatorios no esteroides y triptanos en los días de placebo.
  • Toma una dosis baja de píldoras de estrógeno o usa un parche de estrógeno en los días de placebo.
  • Usa un parche cutáneo con estrógeno en los días de placebo si estás usando un parche anticonceptivo.
  • Toma pastillas anticonceptivas de progestina (Camila, Ortho Micronor, otras) como alternativa a las orales de estrógeno y progestina, si no puedes tomarlas a causa de otras enfermedades.

Los niveles de estrógeno se elevan rápidamente al principio del embarazo y permanecen así durante todo el embarazo. Las migrañas suelen mejoran e incluso desaparecer durante el embarazo. Sin embargo, los dolores de cabeza por tensión generalmente no mejoran ya que los cambios hormonales no los afectan.

Si tienes dolores de cabeza crónicos, habla con tu médico antes de embarazarte sobre los medicamentos y tratamientos que podrían ayudarte durante el embarazo. Muchos medicamentos contra el dolor de cabeza pueden tener efectos dañinos o desconocidos en un bebé en desarrollo.

Después del parto, una disminución abrupta en los niveles de estrógeno — junto con el estrés, los hábitos alimenticios irregulares y la falta de sueño — pueden volver a causar dolores de cabeza.

Aunque tendrás que ser cuidadosa con los medicamentos contra el dolor de cabeza que tomas mientras estés amamantando, probablemente tendrás más opciones que las que tuviste durante el embarazo. Tu médico puede decirte qué medicamentos tomar mientras estés amamantando.

Para muchas mujeres que han tenido dolores de cabeza relacionados con las hormonas, las migrañas pueden volverse más frecuentes y graves durante la perimenopausia — los años previos a la menopausia — debido a que los niveles hormonales se elevan y disminuyen de forma desigual. Esta fluctuación también puede desencadenar migrañas.

Para algunas mujeres, las migrañas mejoran una vez que cesan sus períodos menstruales, pero los dolores de cabeza por tensión a menudo empeoran. Si tus dolores de cabeza persisten después de la menopausia, a menudo puedes seguir tomando tus medicamentos y usar otras terapias.

La terapia de reemplazo hormonal, en ocasiones utilizada para tratar la perimenopausia y la menopausia, puede empeorar los dolores de cabeza en algunas mujeres, mejorarlos en otras o no provocar ningún cambio. Si te estás haciendo terapia de reemplazo hormonal, es probable que tu médico te recomiende un parche cutáneo de estrógeno. El parche proporciona una liberación baja y constante de estrógeno, que es menos probable que agrave los dolores de cabeza.

Si la terapia de reemplazo hormonal empeora tus dolores de cabeza, tu médico puede disminuir la dosis de estrógeno, cambiar a una forma diferente de estrógeno o suspender la terapia de reemplazo hormonal.

Algunas mujeres son más sensibles a los efectos de las hormonas. Si los dolores de cabeza están afectando tus actividades diarias, tu trabajo o tu vida personal, pide ayuda a tu médico.

March 20, 2018