Descripción general

Se habla de tos crónica cuando la tos dura 8 semanas o más en adultos, o 4 semanas en niños.

La tos crónica es más que una molestia. La tos crónica puede interrumpir el sueño y dejarte exhausto. Los casos graves de tos crónica pueden incluir vómitos, aturdimiento y hasta fracturas de costillas.

Aunque a veces puede ser difícil identificar el problema que provoca la tos crónica, las causas más frecuentes son el tabaquismo, el goteo nasal posterior, el asma y el reflujo de ácido estomacal. Por suerte, la tos crónica generalmente desaparece una vez tratado el problema no diagnosticado.

Síntomas

A chronic cough can occur with other signs and symptoms, which may include:

  • A runny or stuffy nose
  • A feeling of liquid running down the back of your throat (postnasal drip)
  • Frequent throat clearing and sore throat
  • Ronquera
  • Wheezing and shortness of breath
  • Heartburn or a sour taste in your mouth
  • In rare cases, coughing up blood

Cuándo consultar al médico

See your doctor if you have a cough that lingers for weeks, especially one that brings up sputum or blood, disturbs your sleep, or affects school or work.

Causas

Tener tos ocasional es normal: te ayuda a eliminar sustancias irritantes y secreciones de los pulmones y previene infecciones.

No obstante, si persiste por varias semanas, la tos suele deberse a un problema médico. En muchos casos, es posible que la tos tenga más de una causa.

A continuación, se enumeran las causas, que por sí solas o en conjunto, son responsables de la mayoría de los casos de tos crónica:

  • Goteo nasal posterior. Cuando la nariz o los senos paranasales producen un exceso de mucosidad, esta gotea por la parte posterior de la garganta y desencadena el reflejo de la tos. Esta afección también se llama «síndrome de tos de vías respiratorias superiores».
  • Asma. La tos relacionada con el asma puede aparecer o desaparecer en función de la estación del año, aparecer luego de una infección de vías respiratorias superiores o empeorar con la exposición al aire frío o ciertas sustancias químicas o fragancias. Existe un tipo de asma (variante tusígena del asma), en que la tos es el síntoma principal.
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico. En esta afección frecuente, los ácidos del estómago vuelven al tubo que conecta el estómago con la garganta (esófago). La irritación constante puede provocar tos crónica. Por su parte, la tos empeora la enfermedad de reflujo gastroesofágico y se crea así un círculo vicioso.
  • Infecciones. La tos puede durar más que otros síntomas de neumonía, gripe, resfrío u otras infecciones de las vías respiratorias superiores. Una causa frecuente, aunque muchas veces no identificada, de la tos crónica en adultos es la tos ferina.
  • Fármacos para la presión arterial. Se sabe que los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), que suelen recetarse para la presión arterial alta y la insuficiencia cardíaca, causan tos crónica en algunas personas.
  • Bronquitis crónica. Esta inflamación de larga data de las vías respiratorias principales (bronquios) causa una tos que produce expectoración coloreada. La mayoría de las personas que padecen bronquitis crónica son o fueron fumadores. La bronquitis crónica forma parte del espectro de la enfermedad pulmonar relacionada con el tabaquismo llamada «enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)». El término también abarca el enfisema; la bronquitis crónica y el enfisema suelen coexistir en las personas que padecen EPOC y son o fueron fumadores.

Con menos frecuencia, la tos crónica puede deberse a:

  • Aspiración (de alimentos, en adultos; de cuerpos extraños, en niños)
  • Bronquiectasia (vías respiratorias dañadas)
  • Bronquiolitis
  • Fibrosis quística
  • Reflujo larigofaríngeo (ácido estomacal que pasa a la garganta)
  • Cáncer de pulmón
  • Bronquitis eosinófiílica no asmática (inflamación de las vías respiratorias no causada por el asma)
  • Sarcoidosis (acumulación de células inflamatorias en distintas partes del cuerpo, mayormente, en los pulmones)

Factores de riesgo

Ser fumador o exfumador es uno de los principales factores de riesgo de la tos crónica. La exposición frecuente al humo pasivo también puede provocar tos y daño pulmonar.

Las mujeres tienen una tendencia a ser más sensibles al mecanismo reflejo de las tos, por lo tanto, son más propensas a desarrollar tos crónica que los hombres.

Complicaciones

Tener una tos persistente puede ser extenuante. La tos puede interrumpir el sueño y provocar diversos problemas, entre ellos:

  • Cefalea
  • Mareos
  • Transpiración excesiva
  • Pérdida del control de la vejiga (incontinencia urinaria)
  • Fractura de costillas
  • Desmayos (síncope)