Descripción general

El síndrome del túnel carpiano es un trastorno que causa entumecimiento, hormigueo y otros síntomas en la mano y el brazo. Este síndrome se manifiesta por la compresión del nervio del túnel carpiano, conducto estrecho ubicado en la muñeca, del lado de la palma de la mano.

La anatomía de la muñeca, algunos problemas de salud y posiblemente los movimientos repetitivos de la mano pueden contribuir a la aparición del síndrome del túnel carpiano.

En general, el tratamiento adecuado alivia el hormigueo y el entumecimiento, y restaura la función tanto de la muñeca como de la mano.

Atención del síndrome del túnel carpiano en Mayo Clinic

Síntomas

Por lo general, los síntomas del síndrome del túnel carpiano comienzan gradualmente. Los primeros síntomas suelen ser entumecimiento u hormigueo en los dedos pulgar, índice y medio que aparece y desaparece.

El síndrome del túnel carpiano también puede provocar molestia en la muñeca y la palma de la mano. Los síntomas frecuentes del síndrome del túnel carpiano son:

  • Hormigueo o entumecimiento. Puedes sentir hormigueo y entumecimiento en los dedos o en las manos. Por lo general, los dedos afectados son el pulgar, el índice y el medio o anular, pero no el meñique. En ocasiones, se siente como si hubieras recibido un choque eléctrico en esos dedos.

    La sensación se puede extender desde la muñeca hasta el brazo. Los síntomas suelen aparecer cuando sostienes el volante, el teléfono o el periódico. La sensación puede hacer que te despiertes.

    Muchas personas «sacuden» las manos para intentar aliviar los síntomas. La sensación de entumecimiento puede volverse constante con el tiempo.

  • Debilidad. Puedes notar debilidad en la mano y una tendencia a dejar caer objetos. Esto puede ser por el entumecimiento de la mano o la debilidad de los músculos del dedo pulgar que hacen el movimiento de pinza, los cuales también controlan el nervio mediano.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si tienes signos y síntomas persistentes que sugieren el síndrome del túnel carpiano, especialmente si interfieren en tus actividades normales y tus patrones de sueño. Sin tratamiento, se puede producir daño permanente en los nervios y en los músculos.

Causas

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando se ejerce presión en el nervio mediano.

El nervio mediano se extiende desde el antebrazo, a través de un pasaje en la muñeca (túnel carpiano) hasta la mano. Este le brinda sensibilidad a la base del pulgar y de los dedos, excepto el meñique. También emite las señales nerviosas para mover los músculos que rodean la base del pulgar (función motora).

Cualquier cosa que comprima o irrite el nervio mediano en el espacio del túnel carpiano puede provocar el síndrome del túnel carpiano. Una fractura de muñera puede estrechar el túnel carpiano e irritar el nervio, al igual que la hinchazón y la inflamación que provoca la artritis reumatoide.

En muchos casos, no se debe a una única causa. Puede haber una combinación de factores de riesgo que contribuya a la aparición de esta afección.

Factores de riesgo

Se ha asociado una cantidad de factores con el síndrome del túnel carpiano. Si bien no causan síndrome del túnel carpiano directamente, pueden aumentar las posibilidades de padecer o agravar la lesión al nervio mediano. Algunos de ellos son:

  • Factores anatómicos. Una fractura o dislocación de muñeca, o artritis que deforma los huesos pequeños de la muñeca, puede alterar el espacio dentro del túnel carpiano y ejercer presión sobre el nervio mediano.

    Las personas que tienen túneles carpianos más pequeños tienen más probabilidades de padecer este síndrome.

  • Sexo. El síndrome del túnel carpiano suele ser más frecuente en las mujeres. Esto podría deberse a que la zona del túnel carpiano es relativamente más pequeña en las mujeres que en los hombres.

    Las mujeres que tienen el síndrome del túnel carpiano también pueden tener túneles carpianos más pequeños que las que no padecen este trastorno.

  • Afecciones que provocan lesiones a los nervios. Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes, aumentan el riesgo de lesión a los nervios, como la lesión al nervio mediano.
  • Enfermedades inflamatorias. Las enfermedades caracterizadas por la inflamación, como la artritis reumatoide, pueden afectar el revestimiento que rodea los tendones de la muñeca y ejercer presión sobre el nervio mediano.
  • Obesidad. La obesidad constituye un factor de riesgo importante de padecer síndrome del túnel carpiano.
  • Alteraciones en el equilibrio de los líquidos corporales. La retención de líquidos puede aumentar la presión dentro del túnel carpiano, lo que irrita el nervio mediano. Esto es frecuente durante el embarazo y la menopausia. El síndrome del túnel carpiano asociado al embarazo generalmente se resuelve solo después del embarazo.
  • Otras afecciones. Algunas afecciones, como la menopausia, la obesidad, los trastornos de la tiroides y la insuficiencia renal, pueden aumentar las posibilidades de padecer el síndrome del túnel carpiano.
  • Factores del lugar de trabajo. Es posible que el trabajo con herramientas que vibran o en una cadena de montaje que requiere movimientos de flexión de la muñeca prolongados y repetitivos genere una presión dañina sobre el nervio mediano o empeore la lesión existente al nervio.

    No obstante, la evidencia científica es contradictoria y estos factores no se han establecido como causas directas del síndrome del túnel carpiano.

    Varios estudios han evaluado la posible relación entre el uso de la computadora y el síndrome del túnel carpiano. Sin embargo, no se ha hallado suficiente evidencia de calidad y consistente para respaldar el uso extendido de la computadora como un factor de riesgo del síndrome del túnel carpiano, aunque este puede causar una forma diferente de dolor en la mano.

Prevención

No hay estrategias demostradas para prevenir el síndrome del túnel carpiano, pero puedes aliviar la tensión en las manos y en las muñecas con los siguientes métodos:

  • Reduce la fuerza y relaja el agarre. Si tu trabajo supone el uso de una caja registradora o de un teclado, por ejemplo, presiona las teclas suavemente. Para escribir a mano durante un tiempo prolongado, usa una lapicera grande que tenga un adaptador de agarre suave y de gran tamaño, así como tinta fluida.
  • Toma descansos frecuentes. Estira y dobla las manos y las muñecas suavemente de manera periódica. Cuando sea posible, cambia de tarea. Es especialmente importante si usas equipos que vibran o que requieren que ejerzas mucha fuerza.
  • Cuida tu posición. Evita doblar demasiado la muñeca hacia arriba o hacia abajo. Una posición media y relajada es lo mejor. Mantén el teclado a la altura del codo o ligeramente por debajo de ese nivel.
  • Mejora tu postura. Con una postura incorrecta, los hombros se ubican hacia adelante, por lo que se acortan los músculos de los hombros y del cuello, y se comprimen los nervios de este último. Esto puede afectar las muñecas, los dedos y las manos.
  • Cambia el mouse de la computadora. Asegúrate de que el mouse de la computadora sea cómodo y no provoque tensión en la muñeca.
  • Mantén las manos calientes. Es más probable que padezcas dolor y rigidez en las manos si trabajas en un lugar frío. Si no puedes controlar la temperatura en el lugar de trabajo, usa guantes sin dedos que mantienen las manos y las muñecas calientes.

Síndrome del túnel carpiano - atención en Mayo Clinic

March 30, 2017
References
  1. Carpal tunnel syndrome fact sheet (Hoja informativa sobre el síndrome del túnel carpiano). National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/carpal_tunnel/detail_carpal_tunnel.htm. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  2. Síndrome del túnel carpiano. American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos). http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=a00005. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  3. Kothari MJ. Clinical manifestations and diagnosis of carpal tunnel syndrome (Manifestaciones clínicas y diagnóstico del síndrome del túnel carpiano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  4. Kothari MJ. Etiology of carpal tunnel syndrome (Etiología del síndrome del túnel carpiano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  5. Neurological diagnostic tests and procedures (Pruebas y procedimientos de diagnóstico neurológico). Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke). http://www.ninds.nih.gov/disorders/misc/diagnostic_tests.htm. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  6. Kothari MJ. Treatment of carpal tunnel syndrome (Tratamiento del síndrome del túnel carpiano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  7. Hunter AA, et al. Surgery for carpal tunnel syndrome (Cirugía del síndrome del túnel carpiano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 26 de octubre de 2016.
  8. Amadio PC (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 3 de noviembre de 2016.
  9. Petit A, et al. Risk factors for carpal tunnel syndrome related to the work organization: A prospective surveillance study in a large working population (Factores de riesgo del síndrome de túnel carpiano relacionados con la organización del trabajo: estudio prospectivo de investigación en una gran población laboralmente activa). Applied Ergonomics (Ergonomía aplicada). 2015;47:1.
  10. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 29 de noviembre de 2016.