Diagnóstico

Un diagnóstico de infección por C. difficile se basa en la presencia de:

  • Diarrea
  • Otros signos y síntomas de la infección por C. difficile
  • Presencia de C. difficile en una muestra de heces

Las personas que tienen heces formadas periódicas no deben hacerse una prueba de infección por C. difficile. No es necesario el uso reciente de antibióticos para hacer un diagnóstico de infección por C. difficile.

Análisis de heces

Si se sospecha una infección por C. difficile, el médico puede solicitar una muestra de heces para realizar una o más pruebas de laboratorio. Estas pruebas permiten identificar las toxinas o las cepas de la bacteria que las producen.

Examen de colon

En raras ocasiones, para ayudar a confirmar un diagnóstico de infección por C. difficile y buscar causas alternativas de tus síntomas, el médico podría examinarte el interior del colon. Este examen (sigmoidoscopia flexible o colonoscopia) consiste en insertar un tubo flexible con una pequeña cámara en un extremo por el colon para buscar áreas de inflamación o tejido anormal.

Exámenes de detección por imágenes

Si al médico le preocupan las posibles complicaciones de una infección por C. difficile, es probable que pida una radiografía o una tomografía computarizada abdominal para tener imágenes del colon. El estudio por imágenes puede detectar la presencia de complicaciones como las siguientes:

  • Engrosamiento de la pared del colon
  • Agrandamiento del intestino
  • Un orificio (una perforación) en el revestimiento del colon.

Tratamiento

Los tratamientos se usan solamente si una persona tiene signos o síntomas de infección. Las personas que son portadoras de la bacteria, pero que no están enfermas, no reciben tratamiento.

Antibióticos

Si la infección por C. difficile está relacionada con un antibiótico que tomas, es probable que tu médico suspenda la administración de ese medicamento. Sin embargo, en muchos casos, un tratamiento con antibióticos es crucial para tratar otra afección infecciosa. Es posible que tu médico recete otro antibiótico que tenga menos probabilidades de contribuir a la diarrea relacionada con la infección por C. difficile.

Los antibióticos son fundamentales para tratar la infección por C. difficile. Los antibióticos que se usan comúnmente incluyen los siguientes:

  • Vancomicina (Vancocin HCL, Firvanq)
  • Fidaxomicina (Dificid)

Se puede administrar metronidazol (Flagyl) en combinación con vancomicina para el tratamiento de una infección grave por C. difficile.

Cirugía

En algunos casos, es posible que se necesite una cirugía para extirpar la parte afectada del colon. Entre estos casos se incluyen los siguientes::

  • Dolor intenso
  • Insuficiencia de los órganos
  • Megacolon tóxico
  • Inflamación del revestimiento de la pared abdominal

Tratamiento para infecciones recurrentes

Aproximadamente un 25 % de las personas tratadas por la infección por C. difficile se enferman de nuevo, ya sea porque la infección inicial nunca desapareció o porque se infectaron con una cepa diferente de la bacteria. El riesgo aumenta con cada episodio de infección por C. difficile y supera el 50 % después de tres o más infecciones.

El riesgo de recurrencia es mayor si las personas:

  • Son mayores de 65 años
  • Están tomando otros antibióticos para una afección diferente mientras reciben tratamiento con antibióticos para la infección por C. difficile
  • Tienen un trastorno médico preexistente grave, como insuficiencia renal crónica, enfermedad intestinal inflamatoria o enfermedad hepática crónica.

El tratamiento para la enfermedad recurrente puede incluir las siguientes estrategias.

  • Antibióticos. La terapia con antibióticos para las infecciones recurrentes puede consistir en uno o más ciclos de un medicamento. Los medicamentos generalmente son diferentes al tipo de antibiótico utilizado previamente. La eficacia de la terapia con antibióticos disminuye con cada recurrencia posterior.
  • Terapia con anticuerpos. La terapia que se conoce como bezlotoxumab (Zinplava) es un anticuerpo humano contra la toxina B del C. difficile que demostró reducir el riesgo de infecciones frecuentes por C. difficile en las personas con alto riesgo de recurrencia.
  • Trasplante de microbiota fecal. El trasplante de microbiota fecal es un tratamiento nuevo para las infecciones recurrentes por C. difficile que se estudiaron en ensayos clínicos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos no aprobó el trasplante de microbiota fecal, pero permite su uso para la infección por C. difficile como procedimiento experimental. Es necesario firmar un consentimiento informado sobre las ventajas y los riesgos del procedimiento experimental. El trasplante de microbiota fecal también se conoce como trasplante de heces o trasplante de microbiota intestinal.

    El trasplante de microbiota fecal repone las bacterias intestinales sanas mediante la colocación de heces de otra persona (donante) en el colon por medio de tubos que se insertan a través del recto. Antes de hacer el trasplante de microbiota fecal, se examina al donante en busca de afecciones médicas, se le hacen pruebas de sangre para detectar infecciones y se analizan las heces para detectar parásitos, virus y otras bacterias infecciosas.

    Las investigaciones demostraron que someterse a uno o más trasplantes de microbiota fecal presenta un índice de éxito mayor al 85 % para el tratamiento de las infecciones recurrentes por C. difficile.

  • Probióticos. Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos destinados a mantener o mejorar las bacterias “buenas” del cuerpo. La función de estos productos en la infección por C. difficile es objeto de controversia. Las investigaciones no demostraron sistemáticamente que los productos actualmente disponibles sean útiles para prevenir o tratar la infección por C. difficile. Actualmente se están estudiando los probióticos avanzados para su uso potencial en el tratamiento o la prevención de la infección por C. difficile, pero todavía no están disponibles.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

El tratamiento complementario para la diarrea comprende:

  • Líquido abundante. Elige líquidos que contengan agua, sal y azúcar, como el juego de fruta diluido, refrescos y caldos.
  • Buena alimentación. Si tienes diarrea líquida, come alimentos con almidón, como papa, fideos, arroz, trigo y avena. Otras buenas opciones son las galletas de sal, las bananas, la sopa y los vegetales hervidos. Si no tienes hambre, es posible que necesites una dieta líquida al principio. Después de que se te vaya la diarrea, es posible que tengas dificultades para digerir la leche y los productos a base de leche durante un tiempo.

Recibe las últimas novedades sobre salud de Mayo Clinic en tu bandeja de entrada.

Suscríbete gratis y recibe una guía detallada para la salud digestiva, además de la información más reciente sobre innovaciones y novedades de salud. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Para proporcionarte la información más relevante y útil y para entender qué información es beneficiosa, podremos combinar los datos de uso del sitio web y tu correo electrónico con otra información que tengamos sobre ti. Si eres paciente de Mayo Clinic, esto podría incluir información médica confidencial. Si combinamos esta información con tu información médica confidencial, trataremos toda esa información como información médica confidencial y solo usaremos o publicaremos esa información como se establece en nuestro aviso de prácticas de privacidad. Puedes darte de baja de las comunicaciones por correo electrónico en cualquier momento. Para ello, debes hacer clic en el enlace “Cancelar suscripción” que aparece en el correo electrónico.

Infección por C. difficile - atención en Mayo Clinic

Oct. 26, 2021
  1. Clostridioides (formerly Clostridium) difficile-induced diarrhea. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/anaerobic-bacteria/clostridium-difficile-–induced-diarrhea. Accessed May 24, 2019.
  2. LaMont JT. Clostridium difficile in adults: Epidemiology, microbiology, and pathophysiology. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 24, 2019.
  3. Frequently asked questions about Clostridium difficile for healthcare providers. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/cdiff/clinicians/faq.html?CDC_AA_refVal=https%3A%2F%2Fwww.cdc.gov%2Fhai%2Forganisms%2Fcdiff%2Fcdiff_faqs_hcp.html. Accessed May 24, 2019.
  4. Guh AY, et al. Trends in U.S. burden of Clostridioides difficile infection and outcomes. New England Journal of Medicine. 2020; doi:10.1056/NEJMoa1910215.
  5. LaMont JT. Clostridium difficile in adults: Clinical manifestations and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 24, 2019.
  6. Jameson JL, et al., eds. Clostridium difficile infection, including pseudomembranous colitis. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed May 24, 2019.
  7. McDonald LC, et al. Clinical practice guidelines for Clostridium difficile infection in adults and children: 2017 update by the Infectious Diseases Society of America (ISDA) and Society for Healthcare Epidemiology of America (SHEA). Clinical Infectious Diseases. 2018;66:987.
  8. AskMayoExpert. Clostridium difficile infection (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  9. Kelly CP, et al. Clostridium difficile in adults: Treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 24, 2019.
  10. Saleh MM, et al. Colitis-induced TH17 cells increase the risk for severe subsequent Clostridium difficile infection. Cell Host and Microbe. 2019;25:756.
  11. Taur Y, et al. Reconstitution of the gut microbiota of antibiotic-treated patients by autologous fecal microbiota transplant. Science Translational Medicine. 2018;10:9489.
  12. Diarrhea. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal-disorders/symptoms-of-gi-disorders/diarrhea?query=diarrhea. Accessed May 24, 2019.
  13. Tariq R, et al. Experience and outcomes at a specialized Clostridium difficile clinical practice. Mayo Clinic Proceedings Innovations Quality and Outcomes. 2017;1:49.
  14. Khanna S, et al. Current and future trends in clostridioides (clostridium) difficile infection management. Anaerobe. 2019; doi:10.1016/j.anaerobe.2019.04.010.
  15. Feldman M, et al., eds. Antibiotic-associated diarrhea and Clostridioides difficile infection. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 11th ed. Elsevier; 2021 https://www.clinicalkey.com. Accessed May 25, 2021.