Diagnóstico

Los médicos suelen confirmar el diagnóstico de brucelosis al analizar la sangre o médula ósea en busca de la bacteria Brucella o de anticuerpos contra ella. Para ayudar a detectar las complicaciones de la brucelosis, el médico puede ordenar exámenes adicionales, como por ejemplo:

  • Radiografías. Las radiografías pueden revelar cambios en los huesos y las articulaciones.
  • Tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM). Las pruebas de diagnóstico por imágenes ayudan a identificar inflamaciones o abscesos en el cerebro u otros tejidos.
  • Cultivo de líquido cefalorraquídeo. Con este procedimiento, se analiza una pequeña muestra del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal en busca de infecciones como meningitis y encefalitis.
  • Ecocardiografía. En este examen se utilizan ondas de sonido para crear imágenes del corazón y buscar signos de infección o daños.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento para la brucelosis es aliviar los síntomas, prevenir la reaparición de la enfermedad y evitar complicaciones. Tendrás que tomar antibióticos durante, al menos, seis semanas, y es posible que tus síntomas no desaparezcan por completo durante varios meses. La enfermedad también puede regresar y volverse crónica.

Preparación para la consulta

Si crees que puedes tener brucelosis, es probable que comiences por ver a tu médico de familia o a un médico generalista. Es posible que te remitan a un especialista en enfermedades infecciosas.

El diagnóstico de brucelosis depende de si estuviste expuesto a las bacterias que causan la enfermedad, cómo y cuándo. Puedes colaborar con el médico preparándote con la mayor cantidad de información posible.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, sería conveniente que hagas una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Has comido productos lácteos crudos (no pasteurizados), como leche o queso de cabra?
  • ¿Tu trabajo implica actividades en las que estás en contacto con animales o tejidos de animales?
  • ¿Has viajado a países que no sean los Estados Unidos durante el último año?
  • ¿Trabajas en un laboratorio donde hay organismos infecciosos presentes?
  • ¿Has ido a cazar recientemente?

Qué esperar del médico

Durante el examen físico, el médico podría hacer lo siguiente:

  • Pedirte que muevas las articulaciones, para determinar si hay dolor y rigidez
  • Revisar tus reflejos y la fuerza de tus músculos
  • Presionarte el abdomen para determinar si los órganos están agrandados o sensibles
Dec. 14, 2019
  1. Brucellosis. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/brucellosis/index.html. Accessed July 19, 2019.
  2. Jameson JL, et al., eds. Brucellosis. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed July 19, 2019.
  3. AskMayoExpert. Leukopenia (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  4. AskMayoExpert. Periodic fever (child). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  5. AskMayoExpert. Nonmenopausal flushing and sweating (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  6. Yang X. Brucellosis. In: Conn's Current Therapy 2019. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 19, 2019.
  7. Ryan, ET, et al., eds. Brucellosis. In: Hunter's Tropical Medicine and Emerging Infectious Diseases. 10th ed. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 31, 2019.
  8. Safe minimum cooking temperatures. U.S. Department of Health and Human Services. https://www.foodsafety.gov/food-safety-charts/safe-minimum-cooking-temperature. Accessed July 19, 2019.