La clasificación del cáncer de mama en estadios ayuda a predecir las probabilidades de curación y a identificar las mejores opciones de tratamiento para tu tipo particular de cáncer.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Después de descubrir que tienes cáncer de mama, el médico decidirá qué análisis adicionales podrían ser útiles para saber si la enfermedad se ha propagado fuera de la mama. Este proceso, denominado «estadificación del cáncer de mama», proporciona información sobre el grado de la enfermedad.

El estadio del cáncer de mama ayudará al médico a determinar qué tratamientos podrían ser más beneficiosos para ti.

Los estadios del cáncer de mama se indican con números romanos que varían de 0 a IV; el 0 indica un cáncer de mama no invasivo o contenido dentro de los conductos galactóforos. Los números más altos indican un cáncer más invasivo. En el cáncer de mama de estadio IV, también llamado «cáncer de mama metastásico», el cáncer se ha expandido a otras partes del cuerpo.

El sistema de estadiaje del cáncer sigue evolucionando y se complejiza a medida que los médicos mejoran el diagnóstico y el tratamiento del cáncer.

El médico determina el estadio del cáncer de mama considerando lo siguiente:

  • El tamaño del tumor
  • Si las células cancerosas se han propagado a los ganglios linfáticos debajo del brazo (ganglios linfáticos axilares)
  • Si las células cancerosas se han propagado a otras partes del cuerpo
  • Que tan agresivas parecen las células cuando se las observa con un microscopio (grado del tumor)
  • Si las células cancerosas tienen receptores de las hormonas estrógeno y progesterona
  • Si las células cancerosas tienen una mutación genética que las hace producir la proteína HER2 en exceso
  • Los resultados de las pruebas del perfil de expresión génica (Oncotype DX, MammaPrint, otros)

Para recopilar información sobre tu cáncer, tu médico utiliza una variedad de fuentes, incluidas las siguientes:

  • Examen físico. Para reunir la información necesaria, el médico te hará preguntas sobre tus antecedentes médicos, te hará un examen físico minucioso y revisará todos los exámenes que se te hayan hecho. Esto también puede incluir una revisión de los resultados de la biopsia del tumor o del área sospechosa.
  • Informe de patología. Si ya te has sometido a una cirugía para extirpar el tumor y los ganglios linfáticos cercanos, tu médico utilizará el informe de patología para determinar la etapa del cáncer y planificar el tratamiento.
  • Pruebas que evalúan las células cancerosas. Las células del tumor, recogidas durante un procedimiento de biopsia o durante la cirugía para extirpar el tumor, se analizan en un laboratorio para determinar la agresividad de las células y si son sensibles a las hormonas. Otras pruebas sofisticadas pueden determinar qué mutaciones genéticas están presentes en las células. No todas estas pruebas son necesarias en todos los casos. Tu médico te ayudará a determinar qué pruebas son necesarias según tu situación particular.
  • Análisis de sangre. Ningún análisis de sangre puede decirte en qué etapa del cáncer te encuentras, pero pueden darle a tu médico una idea sobre tu estado de salud general y pistas sobre qué otras pruebas de estadiaje podrían ser útiles. Los análisis de sangre pueden incluir un hemograma completo y una prueba de química sanguínea, que evalúa la función renal y hepática.
  • Pruebas de imágenes del pecho. La mamografía, la ecografía y la resonancia magnética del pecho le brindan a tu médico más información sobre tu cáncer y ayudan a determinar si es necesario realizar pruebas de imágenes adicionales.
  • Pruebas de imágenes adicionales. Se pueden utilizar pruebas de imágenes adicionales para buscar células de cáncer mamario que se hayan propagado a otras áreas del cuerpo. Sin embargo, no todas las personas con cáncer mamario necesitan estas pruebas, así que pregúntale a tu médico qué es lo mejor para ti.

    Las pruebas de imágenes adicionales pueden consistir en gammagrafías óseas, tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y tomografías por emisión de positrones.

La mayoría de las personas con un nuevo diagnóstico de cáncer mamario no necesitan todas las pruebas de imágenes disponibles. Tu médico seleccionará las pruebas necesarias en función de tu situación. En particular, si el tumor es pequeño y el cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos, las pruebas adicionales pueden ofrecer pocos beneficios, y conllevan costos adicionales y un riesgo de complicaciones.

May 05, 2020