Descripción general

El trastorno dismórfico corporal es un trastorno mental en el que no puedes dejar de pensar en uno o más defectos percibidos en tu apariencia, un defecto que para los demás es menor o no perceptible. Sin embargo, es posible que te sientas tan avergonzado o preocupado al respecto que evites muchas situaciones sociales.

Cuando presentas trastorno dismórfico corporal, te obsesionas intensamente acerca de tu apariencia y tu imagen corporal, reiteradamente te miras al espejo, te aseas o buscas seguridad, a veces, durante muchas horas al día. El defecto percibido y los comportamientos repetitivos te provocan una gran angustia e impactan en tu capacidad para funcionar en la vida diaria.

Es posible que procures muchos procedimientos estéticos para intentar «arreglar» el defecto percibido. Después de esto, quizás sientas una satisfacción temporal, pero la ansiedad suele regresar y posiblemente vuelvas a buscar un modo de arreglar el defecto percibido.

El tratamiento para el trastorno dismórfico corporal puede incluir terapia cognitiva conductual y medicamentos.

Síntomas

Los signos y síntomas del trastorno dismórfico corporal incluyen los siguientes:

  • Preocuparse excesivamente por un defecto percibido en la apariencia que los demás no ven o ven como algo menor
  • Creer sólidamente que tienes un defecto en tu apariencia que te hace desagradable o deforme
  • Creer que los demás prestan especial atención a tu apariencia de manera negativa o se burlan de ti
  • Involucrarse en comportamientos que procuren corregir o esconder el defecto percibido que son difíciles de resistir o controlar, como verse al espejo, asearse o arrancarse la piel frecuentemente
  • Intentar esconder los defectos percibidos a través del peinado, el maquillaje o la ropa
  • Comparar constantemente tu apariencia con la de los demás
  • Siempre procurar seguridad acerca de tu apariencia en los demás
  • Tener tendencias perfeccionistas
  • Procurar procedimientos estéticos frecuentemente sin quedar satisfecho
  • Evitar situaciones sociales
  • Estar tan preocupado por la apariencia que esta te causa angustia o problemas importantes en tu vida social, la escuela u otras áreas de funcionamiento

Te puedes obsesionar por una o más partes de tu cuerpo. La característica en la que te enfocas puede cambiar con el paso del tiempo. Las características más frecuentes por las que las personas se obsesionan incluyen las siguientes:

  • El rostro, como la nariz, el cutis, las arrugas, el acné y otras imperfecciones
  • El cabello, como la apariencia, el debilitamiento y la calvicie
  • La piel y la aparición de venas
  • El tamaño de los senos
  • El volumen y el tono muscular
  • Los genitales

Las percepciones del trastorno dismórfico corporal pueden variar. Es posible que reconozcas que lo que crees acerca de los defectos percibidos no es real, que pienses que probablemente sea verdad o que estés absolutamente convencido de que es verdad.

Típicamente, el trastorno dismórfico corporal comienza en los primeros años de la adolescencia y afecta tanto a varones como mujeres. La obsesión respecto a una constitución corporal demasiado pequeña o no suficientemente musculosa (dismorfia muscular) tiene lugar casi exclusivamente en los varones.

Cuándo consultar con el médico

Es posible que la vergüenza y la incomodidad que sientes por tu apariencia eviten que procures un tratamiento para el trastorno dismórfico corporal. Si tienes signos o síntomas, consulta con tu profesional de salud o con un profesional de salud mental.

Generalmente, el trastorno dismórfico corporal no mejora por sí mismo y, si no se trata, puede empeorar con el tiempo. A la larga, es posible que cause depresión y ansiedad graves, genere facturas médicas vastas y, tal vez, dé lugar a pensamientos y conductas suicidas.

Causas

No se conoce específicamente cuál es la causa del trastorno dismórfico corporal. Al igual que muchas otras enfermedades mentales, el trastorno dismórfico corporal puede ser consecuencia de muchas causas, por ejemplo:

  • Diferencias en el cerebro. Las anomalías en la estructura o la neuroquímica del cerebro pueden tener un papel importante en la aparición del trastorno dismórfico corporal.
  • Genes. En algunos estudios, se indica que el trastorno dismórfico corporal es más frecuente en las personas cuyos familiares de sangre también presentan esta afección o presentan trastorno obsesivo compulsivo.
  • Entorno. Tu entorno, tus experiencias de vida y la cultura pueden contribuir al trastorno dismórfico corporal, especialmente, si involucran evaluaciones sociales negativas acerca de tu cuerpo o tu imagen personal, o, incluso, si sufriste descuidos o maltratos durante la infancia.

Factores de riesgo

Ciertos factores al parecer aumentan el riesgo de producir o desencadenar el trastorno dismórfico corporal, incluidos los siguientes:

  • Tener parientes consanguíneos con trastorno dismórfico corporal o trastorno obsesivo compulsivo
  • Experiencias de vida negativas, como haber sufrido burlas y traumas infantiles
  • Ciertos rasgos de personalidad, como el perfeccionismo
  • Presiones o expectativas sociales de belleza
  • Tener otro trastorno psiquiátrico, como ansiedad o depresión

Complicaciones

Las complicaciones que pueden ser causadas por el trastorno dismórfico corporal o estar asociadas con éste incluyen, entre otras:

  • Depresión mayor y otros trastornos del estado de ánimo
  • Pensamientos o comportamiento suicidas
  • Trastornos de ansiedad
  • Problemas de salud provocados por conductas tales como el pellizcado cutáneo compulsivo
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastornos de alimentación
  • Abuso de sustancias

Prevención

No se conoce la manera de evitar el trastorno dismórfico corporal. Sin embargo, como el trastorno dismórfico corporal a menudo comienza en los primeros años de la adolescencia, identificar el trastorno temprano y empezar el tratamiento puede ayudar.

El tratamiento de mantenimiento prolongado también puede ayudar a prevenir una recaída de los síntomas del trastorno dismórfico corporal.

April 28, 2016
References
  1. Body dysmorphic disorder (Trastorno dismórfico corporal). En: Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5, 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 24 de marzo de 2016.
  2. Phillips KA. Body dysmorphic disorder (Trastorno dismórfico corporal). En: Tratamiento de los trastornos psiquiátricos de Gabbard. 5.ª ed. Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2014. http://psychiatryonline.org/doi/full/10.1176/appi.books.9781585625048.gg22. Último acceso: 24 de marzo de 2016.
  3. Body dysmorphic disorder (Trastorno dismórfico corporal). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales de Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/psychiatric-disorders/obsessive-compulsive-and-related-disorders/body-dysmorphic-disorder. Último acceso: 24 de marzo de 2016.
  4. Veale D, et al. Body dysmorphic disorder (Trastorno dismórfico corporal). BMJ. 2015;350:h2278.
  5. Fang A, et al. Body dysmorphic disorder (Trastorno dismórfico corporal). Psychiatric Clinics of North America (Clínicas Psiquiátricas de Norteamérica). 2014;37:287.
  6. Greenberg JL, et al. Cognitive-behavioral therapy for adolescent body dysmorphic disorder: A pilot study. Behavior Therapy (Terapia cognitiva conductual en adolescentes con trastorno dismórfico corporal: un estudio piloto. Terapia del comportamiento). 2016;47:213.
  7. Body dysmorphic disorder (Trastorno dismórfico corporal). Anxiety and Depression Association of America (Asociación Estadounidense sobre Ansiedad y Depresión). http://www.adaa.org/understanding-anxiety/related-illnesses/other-related-conditions/body-dysmorphic-disorder-bdd. Último acceso: 24 de marzo de 2016.
  8. Sawchuk CN (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 12 de abril de 2016.

Trastorno dismórfico corporal