Descripción general

El cáncer de vejiga es uno de los tipos de cáncer más frecuentes y afecta a alrededor de 68.000 adultos por año en los Estados Unidos. El cáncer de vejiga se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres y, generalmente, afecta a adultos mayores, aunque puede aparecer a cualquier edad.

El cáncer de vejiga comienza con mayor frecuencia en las células (células uroteliales) que revisten el interior de la vejiga, el órgano muscular y hueco que almacena la orina y que está ubicado en la parte inferior del abdomen. Aunque se da con mayor frecuencia en la vejiga, este mismo tipo de cáncer puede presentarse en otras partes del sistema de drenaje de las vías urinarias.

Alrededor de 7 de cada 10 casos de cáncer de vejiga diagnosticados comienzan en un estadio temprano, cuando el cáncer de vejiga es altamente tratable. Sin embargo, incluso los tumores de vejiga en estadios tempranos pueden reaparecer. Por esta razón, las personas con cáncer de vejiga generalmente necesitan someterse a pruebas de seguimiento durante años después del tratamiento, para detectar el cáncer de vejiga que reaparece o que avanza a un estadio superior.

Atención del cáncer de vejiga en Mayo Clinic

Síntomas

Algunos signos y síntomas del cáncer de vejiga pueden ser:

  • Sangre en la orina (hematuria)
  • Dolor al orinar
  • Dolor pélvico

Si tienes hematuria, la orina puede verse de color rojo intenso o amarronado. A veces, la orina no se ve distinta, pero se puede detectar sangre mediante un examen microscópico de la orina.

Las personas con cáncer de vejiga también pueden tener:

  • Dolor de espalda
  • Necesidad de orinar a menudo

Sin embargo, estos síntomas muchas veces se producen por otras causas distintas al cáncer de vejiga.

Cuándo consultar al médico

Si tienes sangre en la orina (hematuria), pide una consulta con el médico para que la examine. También solicita una consulta si tienes otros signos o síntomas que te preocupen.

Causas

El cáncer de vejiga aparece cuando las células de la vejiga comienzan a multiplicarse de forma anormal. En lugar de crecer y dividirse de manera organizada, estas células presentan mutaciones que hacen que se multipliquen sin control y que no mueran. Estas células anormales forman un tumor.

Las causas del cáncer de vejiga comprenden:

  • Tabaquismo y otros consumos de tabaco
  • Exposición a sustancias químicas, especialmente, el hecho de tener un trabajo que requiera la exposición a ellas
  • Exposición a la radiación en el pasado
  • Irritación crónica del revestimiento de la vejiga
  • Infecciones parasitarias, particularmente, en las personas originarias de ciertas zonas fuera de los Estados Unidos o que viajaron a esos lugares

Las causas del cáncer de vejiga no siempre están claras, y algunas personas que lo padecen no tienen factores de riesgo evidentes.

Tipos de cáncer de vejiga

Hay diferentes tipos de células en la vejiga que pueden volverse cancerosas. El tipo de célula de la vejiga en la que comienza el cáncer determina el tipo de cáncer de vejiga. El tipo de cáncer de vejiga determina qué tratamientos pueden ser los mejores para ti.

Los tipos de cáncer de vejiga comprenden:

  • Carcinoma urotelial. El carcinoma urotelial, anteriormente denominado «carcinoma de células transicionales», se presenta en las células que recubren el interior de la vejiga. Las células uroteliales se expanden cuando la vejiga está llena y se contraen cuando se vacía. Estas mismas células recubren el interior de los uréteres y la uretra, y en esos lugares también pueden formarse tumores. El carcinoma urotelial es el tipo más frecuente de cáncer de vejiga en los Estados Unidos.
  • Carcinoma epidermoide. El carcinoma epidermoide está relacionado con la irritación crónica de la vejiga, por ejemplo, debido a una infección o al uso prolongado de un catéter urinario. El cáncer de vejiga de células epidermoides es poco frecuente en Estados Unidos. Es más frecuente en los lugares del mundo en donde una causa habitual de las infecciones de la vejiga es una determinada infección por parásitos (esquistosomosis).
  • Adenocarcinoma. El adenocarcinoma comienza en las células que componen las glándulas secretoras de mucosidad en la vejiga. El adenocarcinoma de vejiga es poco frecuente en Estados Unidos.

Algunos tipos de cáncer de vejiga implican más de un tipo de célula.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de vejiga comprenden:

  • Fumar. Fumar cigarrillos, cigarros o pipas puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de vejiga, dado que provoca que se acumulen químicos nocivos en la orina. Cuando fumas, tu cuerpo procesa las sustancias químicas presentes en el humo y excreta algunas de ellas en tu orina. Estos químicos nocivos pueden dañar el revestimiento de tu vejiga, lo que puede aumentar el riesgo de cáncer.
  • Edad avanzada. El riesgo de padecer cáncer de vejiga aumenta con la edad. El cáncer de vejiga puede aparecer a cualquier edad, pero es raro en personas menores de 40 años.
  • Ser de raza blanca. Las personas de raza blanca tienen mayor riesgo de padecer cáncer de vejiga que las personas de otras razas.
  • Ser del sexo masculino. Los hombres son más propensos a padecer cáncer de vejiga que las mujeres.
  • Exposición a ciertas sustancias químicas. Los riñones tienen un papel fundamental en filtrar sustancias químicas nocivas del torrente sanguíneo y trasladarlas a la vejiga. Por este motivo, se cree que el hecho de estar cerca de ciertas sustancias químicas puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de vejiga. El arsénico y las sustancias químicas utilizadas en la fabricación de tintes, cauchos, cueros, productos textiles y pinturas son algunos de los químicos relacionados con el riesgo de cáncer de vejiga.
  • Tratamientos oncológicos previos. El tratamiento con ciclofosfamida, un medicamento contra el cáncer, aumenta el riesgo de padecer cáncer de vejiga. Las personas que han recibido tratamientos de radiación dirigidos a la pelvis debido a un cáncer previo tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de vejiga.
  • Inflamación crónica de la vejiga. Las infecciones o inflamaciones urinarias (cistitis) crónicas o repetidas, como las que pueden ocurrir con el uso prolongado de un catéter urinario, pueden aumentar el riesgo de padecer carcinoma epidermoide de vejiga. En algunas regiones del mundo, el carcinoma epidermoide se relaciona con una inflamación crónica de la vejiga ocasionada por una infección parasitaria conocida como «esquistosomosis».
  • Antecedentes personales o familiares de cáncer. Si has tenido cáncer de vejiga, eres más propenso a volver a padecerlo. Si uno o más de tus familiares de primer grado (uno de tus padres, un hermano o un hijo) tienen antecedentes de cáncer de vejiga, puedes tener un riesgo mayor de contraer esta enfermedad, aunque es raro que el cáncer de vejiga sea hereditario. Tener antecedentes familiares de cáncer colorrectal hereditario no poliposo, también denominado «síndrome de Lynch», puede aumentar el riesgo de tener cáncer en el aparato urinario, así como también en el colon, el útero, los ovarios y otros órganos.

Prevención

Aunque no hay una forma garantizada de prevenir el cáncer de vejiga, puedes tomar medidas para ayudar a reducir el riesgo. Por ejemplo:

  • No fumes. No fumar significa que las sustancias químicas presentes en el humo que causan cáncer no se pueden acumular en la vejiga. Si no fumas, no empieces a hacerlo. Si fumas, habla con tu médico acerca de un plan que te ayude a dejar de fumar. Los grupos de apoyo, los medicamentos y otros métodos pueden ayudarte a dejar de fumar.
  • Ten cuidado con las sustancias químicas. Si trabajas con sustancias químicas, sigue todas las instrucciones de seguridad para evitar la exposición.
  • Elige una variedad de frutas y de vegetales. Elige una dieta rica en una variedad de frutas y de vegetales coloridos. Los antioxidantes presentes en las frutas y en los vegetales pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer.

Cáncer de vejiga care at Mayo Clinic

Dec. 22, 2017
References
  1. SEER stat fact sheets: Bladder cancer. National Cancer Institute. https://seer.cancer.gov/statfacts/html/urinb.html. Accessed Dec. 27, 2016.
  2. Cancer facts and figures 2016. American Cancer Society. http://www.cancer.org/research/cancerfactsstatistics/cancerfactsfigures2016/index. Accessed Dec. 27, 2016.
  3. Niederhuber JE, et al., eds. Bladder cancer. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 1, 2016.
  4. Bladder and other urothelial cancers screening (PDQ). National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/screening/bladder/healthprofessional. Accessed Dec. 1, 2016.
  5. Bladder cancer treatment (PDQ). National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/bladder/healthprofessional. Accessed Dec. 1, 2016.
  6. Lotan Y, et al. Clinical presentation, diagnosis and staging of bladder cancer. http://www.uptodate.com/home. Accessed Dec. 13, 2016.
  7. What is bladder cancer? American Cancer Society. http://www.cancer.org/cancer/bladdercancer/detailedguide/bladder-cancer-what-is-bladder-cancer. Accessed Dec. 1, 2016.
  8. Wein AJ, et al., eds. Tumors of the bladder. In: Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 29, 2016.
  9. Diagnosis and treatment of non-muscle invasive bladder cancer: AUA/SUO guideline. Linthicum, Md.: American Urological Association. https://www.auanet.org/education/guidelines/non-muscle-invasive-bladder-cancer.cfm. Accessed Dec. 29, 2016.
  10. Tumor grade. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/about-cancer/diagnosis-staging/prognosis/tumor-grade-fact-sheet. Accessed March 13, 2017.
  11. Lerner SP, et al. Overview of the initial approach and management of urothelial bladder cancer. http://www.uptodate.com/home. Accessed Dec. 13, 2016.
  12. Wein AJ, et al., eds. Non-muscle-invasive bladder (Ta, T1, and CIS). In: Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 1, 2016.
  13. Wein AJ, et al., eds. Management of metastatic and invasive bladder cancer. In: Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 1, 2016.
  14. Clark PE, et al. NCCN guidelines insights: Bladder cancer, version 2.2016. Journal of the National Comprehensive Cancer Network. 2016;14:1213.
  15. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 27, 2016.
  16. What are the grades and stages of bladder cancer? Urology Care Foundation. http://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/bladder-cancer/grading-and-staging. Accessed March 13, 2017.
  17. Premo C, et al. Trimodality therapy in bladder cancer: Who, what and when? The Urologic Clinics of North America. 2015;42:169.
  18. Efstathiou JA, et al. Bladder preservation treatment options for muscle-invasive urothelial bladder cancer. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 14, 2017.
  19. How is upper urinary tract cancer treated? Urology Care Foundation. http://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/upper-urinary-tract-cancer/treatment. Accessed March 14, 2017.
  20. Bellmunt J. Treatment of metastatic urothelial cancer of the bladder and urinary tract. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 28, 2017.
  21. Leibovich BC (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. June 19, 2017.
  22. Amin MB, et al., eds. Urinary bladder. In: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer; 2017.