Descripción general

El trastorno bipolar, antes denominado «depresión maníaca», es una enfermedad mental que causa cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos emocionales (manía o hipomanía) y bajos emocionales (depresión).

Cuando te deprimes, puedes sentirte triste o desesperanzado y perder el interés o el placer en la mayoría de las actividades. Cuando tu estado de ánimo cambia a manía o hipomanía (menos extrema que la manía), es posible que te sientas eufórico, lleno de energía o inusualmente irritable. Estos cambios en el estado de ánimo pueden afectar el sueño, la energía, el nivel de actividad, el juicio, el comportamiento y la capacidad de pensar con claridad.

Los episodios de cambios en el estado de ánimo pueden ocurrir en raras ocasiones o muchas veces por año. Aunque la mayoría de las personas presenten síntomas emocionales entre los episodios, es posible que algunas no presenten ninguno.

Aunque el trastorno bipolar es una afección de por vida, puedes controlar los cambios en el estado de ánimo y otros síntomas siguiendo un plan de tratamiento. En la mayoría de los casos, el trastorno bipolar se trata con medicamentos y apoyo psicológico (psicoterapia).

Atención para el trastorno bipolar en Mayo Clinic

Síntomas

Existen distintos tipos de trastorno bipolar y de trastornos relacionados. Estos pueden consistir en manía o hipomanía y depresión. Los síntomas pueden causar cambios impredecibles en el estado de ánimo y el comportamiento, lo cual da como resultado una gran angustia e importantes dificultades en la vida.

  • Trastorno bipolar I. Has sufrido al menos un episodio maníaco que puede estar precedido o seguido de un episodio hipomaníaco o un episodio depresivo mayor. En algunos casos, la manía puede provocar una desconexión de la realidad (psicosis).
  • Trastorno bipolar II. Has sufrido, al menos, un episodio depresivo mayor y, como mínimo, un episodio hipomaníaco, pero nunca tuviste un episodio maníaco.
  • Trastorno ciclotímico. Has tenido durante al menos dos años —o un año en el caso de niños y adolescentes— muchos períodos con síntomas de hipomanía y períodos con síntomas depresivos (aunque menos graves que la depresión mayor).
  • Otros tipos. Estos comprenden, por ejemplo, el trastorno bipolar y los trastornos relacionados inducidos por ciertos medicamentos o bebidas alcohólicas, o debidos a una enfermedad, como la enfermedad de Cushing, la esclerosis múltiple o un accidente cerebrovascular.

El trastorno bipolar II no es una forma más leve de trastorno bipolar I, sino un diagnóstico diferente. Mientras que los episodios maníacos del trastorno bipolar I pueden ser graves y peligrosos, las personas que tienen trastorno bipolar II pueden estar deprimidas durante períodos más largos, lo cual puede causar un deterioro importante.

Si bien el trastorno bipolar puede aparecer a cualquier edad, generalmente se diagnostica en la adolescencia o poco después de los 20 años. Los síntomas pueden variar de una persona a otra y pueden cambiar con el paso del tiempo.

Manía e hipomanía

La manía y la hipomanía son dos tipos diferentes de episodios, pero tienen los mismos síntomas. La manía es más grave que la hipomanía y causa problemas más notorios en el trabajo, la escuela y las actividades sociales, así como dificultades en las relaciones. Además, la manía puede provocar una desconexión de la realidad (psicosis) y requerir hospitalización.

Tanto los episodios maníacos como los hipomaníacos comprenden tres o más de los siguientes síntomas:

  • Episodios anormales de optimismo, nerviosismo o tensión
  • Aumento de actividad, energía o agitación
  • Sensación exagerada de bienestar y confianza en sí mismo (euforia)
  • Menor necesidad de dormir
  • Locuacidad inusual
  • Frenesí de ideas
  • Distracción
  • Tomar malas decisiones, como hacer compras compulsivas, tener prácticas sexuales riesgosas o hacer inversiones absurdas

Episodio depresivo mayor

Un episodio depresivo mayor consiste en síntomas que son lo suficientemente graves para causar dificultades evidentes en las actividades cotidianas, como el trabajo, la escuela, las actividades sociales o las relaciones. Un episodio comprende cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Estado anímico depresivo, como sentirse triste, vacío, desesperanzado o tener ganas de llorar (en niños y adolescentes, el estado anímico depresivo puede manifestarse como irritabilidad)
  • Marcada pérdida del interés o de la capacidad para sentir placer en todas —o en casi todas— las actividades
  • Adelgazamiento importante sin hacer dieta, aumento de peso, o disminución o aumento del apetito (en niños, la imposibilidad para aumentar de peso según lo esperado puede ser un signo de depresión)
  • Insomnio o dormir demasiado
  • Agitación o comportamiento más lento
  • Fatiga o pérdida de la energía
  • Sentimientos de inutilidad, o culpa excesiva o inadecuada
  • Disminución de la capacidad para pensar o para concentrarse, o indecisión
  • Pensar en el suicidio, planificarlo o intentarlo

Otras características del trastorno bipolar

Los signos y síntomas del trastorno bipolar I y II pueden comprender otras características, como depresión ansiosa, melancolía, psicosis u otros. De acuerdo con el momento en que ocurren los síntomas, estos pueden tener etiquetas de diagnóstico tales como «de ciclos rápidos» o «mixtos». Asimismo, los síntomas del trastorno bipolar pueden presentarse durante el embarazo o cambiar de acuerdo con las estaciones de año.

Síntomas en niños y en adolescentes

Los síntomas de trastorno bipolar pueden ser difíciles de identificar en niños y en adolescentes. Con frecuencia es difícil poder decir si esos altibajos son normales, si son el resultado de estrés o de un trauma, o señales de un problema de salud mental en lugar de trastorno bipolar.

Los niños y los adolescentes pueden tener episodios diferentes de trastorno depresivo mayor o de manía o hipomanía; sin embargo, el patrón puede apartarse del de los adultos con trastorno bipolar. Y los estados de ánimo pueden cambiar con rapidez durante los episodios. Es posible que algunos niños tengan, entre los episodios, períodos en los que no presenten síntomas relacionados con el estado de ánimo.

Los signos más notables de trastorno bipolar en niños y en adolescentes pueden comprender cambios importantes en el estado de ánimo que se diferencian de sus cambios anímicos habituales.

Cuándo consultar al médico

A pesar de los extremos anímicos, las personas que padecen trastorno bipolar a menudo no reconocen hasta qué punto su inestabilidad emocional altera su vida y la de sus seres queridos, y no reciben el tratamiento que necesitan.

Además, si eres como algunas personas que tienen trastorno bipolar, quizás disfrutes de la sensación de euforia y de los ciclos de ser más productivo. Sin embargo, la euforia siempre viene seguida de un bajón emocional que puede dejarte deprimido, exhausto —y hasta quizá con problemas económicos, legales o de relaciones—.

Consulta al médico o a un profesional de salud mental si tienes algún síntoma de depresión o de manía. El trastorno bipolar no mejora solo. Recibir tratamiento de parte de un profesional de salud mental con experiencia en trastornos bipolares puede ayudarte a controlar los síntomas.

Cuándo pedir ayuda de urgencia

Los pensamientos y los comportamientos suicidas son frecuentes en las personas que tienen trastorno bipolar. Si estás pensando en hacerte daño, llama de inmediato al 911 o a tu número local de emergencias, dirígete a una sala de urgencias o cuéntaselo a un familiar o amigo de confianza. También puedes llamar a una línea directa de prevención de suicidios. En los Estados Unidos, comunícate con la National Suicide Prevention Lifeline (Línea Nacional de Prevención del Suicidio) llamando al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255).

Si tienes un ser querido que está en peligro de suicidarse o ha intentado hacerlo, asegúrate de que alguien se quede con esa persona. Llama al 911 o al número local de emergencias inmediatamente. O bien, si crees que puedes hacerlo de forma segura, lleva a la persona a la sala de urgencias del hospital más cercano.

Causas

Se desconoce la causa exacta del trastorno bipolar, pero este puede implicar varios factores, entre ellos:

  • Diferencias biológicas. Las personas con trastorno bipolar tienen cambios físicos en el cerebro. La importancia de estos cambios aún es incierta, pero con el tiempo puede ayudar a identificar las causas.
  • Genética. El trastorno bipolar es más frecuente en personas que tienen un familiar de primer grado (como hermanos o padres) con esta enfermedad. Los investigadores están buscando genes que puedan intervenir en el origen del trastorno bipolar.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer trastorno bipolar o que pueden actuar como desencadenantes del primer episodio son:

  • Tener un pariente consanguíneo (como padre o hermano) con trastorno bipolar
  • Períodos de mucho estrés, como la muerte de un ser querido u otras experiencias traumáticas
  • Abuso de alcohol o de drogas

Complicaciones

Si no se trata, el trastorno bipolar puede provocar problemas graves que afectan todos los aspectos de la vida, como:

  • Problemas relacionados con el consumo de alcohol y de drogas
  • Suicidio o intentos de suicidio
  • Problemas legales o financieros
  • Relaciones dañadas
  • Desempeño deficiente en el trabajo o en la escuela

Afecciones simultáneas

Si padeces trastorno bipolar, es posible que también tengas otra afección que se deba tratar junto con este trastorno. Algunas afecciones pueden empeorar los síntomas del trastorno bipolar o hacer que el tratamiento tenga menos éxito. Por ejemplo:

  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • Problemas de drogas o alcohol
  • Problemas de salud física, como enfermedades cardíacas, problemas de tiroides, dolores de cabeza u obesidad

Prevención

No existe una forma de prevenir el trastorno bipolar. Sin embargo, recibir tratamiento tan pronto aparecen los primeros signos de un trastorno de salud mental puede ayudar a evitar que el trastorno bipolar u otras enfermedades de salud mental empeoren.

Si te han diagnosticado trastorno bipolar, algunas estrategias pueden ayudarte a evitar que los síntomas leves se conviertan en episodios maníacos o depresivos completos:

  • Presta atención a las señales de advertencia. Tratar los síntomas de forma temprana puede evitar que los episodios empeoren. Es posible que hayas identificado un patrón en los episodios bipolares y qué es lo que los desencadena. Si sientes que estás a punto de entrar en un episodio maníaco o depresivo, llama a tu médico. Pídeles a tus familiares o amigos que también estén atentos a las señales de advertencia.
  • Evita las drogas y el alcohol. El consumo de alcohol o drogas recreativas puede empeorar los síntomas y aumentar las probabilidades de que regresen.
  • Toma tus medicamentos exactamente como se te indicó. Es posible que te sientas tentado a suspender el tratamiento: no lo hagas. Si dejas de tomar el medicamento o reduces la dosis por tu cuenta, es posible que sufras efectos de abstinencia o que los síntomas empeoren o regresen.

Trastorno bipolar care at Mayo Clinic

Feb. 15, 2017
References
  1. Reilly-Harrington NA et al. A tool to predict suicidal ideation and behavior in bipolar disorder: The Concise Health Risk Tracking Self-Report (Herramienta para predecir las ideas de suicidio y el comportamiento suicida en casos de trastorno bipolar: autoinforme conciso de seguimiento de los riesgos para la salud). Journal of Affective Disorders (Revista de Trastornos Afectivos). 2016;192:212.
  2. Bipolar and related disorders (Trastorno bipolar y trastornos relacionados). En: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  3. Bipolar disorder (Trastorno bipolar). National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de la Salud Mental). https://www.nimh.nih.gov/health/topics/bipolar-disorder/index.shtml. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  4. Bipolar disorder (Trastorno bipolar). National Institute of Mental Health. https://www.nimh.nih.gov/health/publications/bipolar-disorder-tr-15-3679/index.shtml. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  5. Bipolar disorder in children and teens (Trastorno bipolar en niños y adolescentes). National Institute of Mental Health. https://www.nimh.nih.gov/health/publications/bipolar-disorder-in-children-and-teens-qf-15-6380/index.shtml. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  6. Bipolar disorder (Trastorno bipolar). National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional de Enfermedades Mentales). https://www.nami.org/Learn-More/Mental-Health-Conditions/Bipolar-Disorder. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  7. AskMayoExpert. Bipolar disorder (Trastorno bipolar). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  8. Suppes T, et al. Bipolar disorder in adults: Clinical features (Trastorno bipolar en adultos: características clínicas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  9. Axelson D, et al. Pediatric bipolar disorder: Overview of choosing treatment (Trastorno bipolar pediátrico: descripción general de cómo elegir el tratamiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  10. Birmaher B. Pediatric bipolar disorder: Epidemiology, pathogenesis, clinical manifestations, and course (Trastorno bipolar pediátrico: epidemiología, patogénesis, manifestaciones clínicas y evolución). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de diciembre de 2016.
  11. Picardi A, et al. Psychotherapy of mood disorders (Psicoterapia de los trastornos del estado de ánimo). Clinical Practice and Epidemiology in Mental Health (Práctica Clínica y Epidemiología en Salud Mental). 2014;10:140.
  12. Fountoulakis KN, et al. The International College of Neuro-Psychopharmacology (CINP) treatment guidelines for bipolar disorder in adults (CINP-BP-2017), part 2: Review, grading of the evidence and a precise algorithm (Pautas de tratamiento del Colegio Internacional de Neuropsicofarmacología para el trastorno bipolar en adultos [CINP-BP-2017], parte 2: revisión y calificación de la evidencia, y un algoritmo preciso). International Journal of Neuropsychopharmacology (Revista Internacional de Neuropsicofarmacología). En prensa. http://ijnp.oxfordjournals.org/content/early/2016/11/05/ijnp.pyw100.long. Último acceso: 6 de diciembre de 2016.
  13. Beyer JL, et al. Nutrition and bipolar depression: Psychiatric Clinics of North America (Nutrición y depresión bipolar: Clínicas Psiquiátricas de Norteamérica). 2016;39:75.
  14. Qureshi NA, et al. Mood disorders and complementary and alternative medicine: A literature review (Trastornos del ánimo y medicina complementaria y alternativa: una revisión de la bibliografía). Neuropsychiatric Disease and Treatment (Enfermedad neuropsiquiátrica y tratamiento). 2013;9:639.
  15. Sansone RA, et al. Getting a knack for NAC: N-acetyl-cysteine (Todo acerca de la NAC: N-acetilcisteína). Innovations in Clinical Neuroscience (Innovaciones en neurociencia clínica). 2011;8:10.
  16. Sylvia LG, et al. Nutrient-based therapies for bipolar disorder: A systematic review (Terapias basadas en nutrientes para el trastorno bipolar: un análisis sistemático). Psychotherapy and Psychosomatics (Psicoterapia y Terapia Psicosomática). 2013;82:10.
  17. Hall-Flavin DK (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 27 de diciembre de 2016.
  18. Krieger CA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 4 de enero de 2017.
  19. Post RM. Bipolar disorder in adults: Choosing maintenance treatment (Trastorno bipolar en adultos: cómo elegir el tratamiento de mantenimiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de enero de 2016.
  20. Janicak PG. Bipolar disorder in adults and lithium: Pharmacology, administration, and side effects (El trastorno bipolar en adultos y el litio: farmacología, administración y efectos secundarios). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de enero de 2017.
  21. Stovall J. Bipolar disorder in adults: Pharmacotherapy for acute mania and hypomania (Trastorno bipolar en adultos: farmacoterapia para manía aguda e hipomanía). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de enero de 2017.