Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La mayoría de los niños dejan de mojar la cama por sí solos. Si hay antecedentes familiares de enuresis, tu hijo probablemente deje de mojar la cama a la misma edad que sus padres.

Si tu hijo no está particularmente preocupado o avergonzado por mojar la cama a la noche en forma ocasional, los remedios hogareños tradicionales pueden funcionar. Sin embargo, si tu hijo en edad escolar tiene pánico de mojar la cama cuando se queda a dormir en la casa de sus amigos, tal vez, esté más motivado para probar tratamientos adicionales. La motivación del niño y de los padres puede influir en la selección del tratamiento y en el éxito de este.

Las causas no diagnosticadas de la enuresis, como el estreñimiento y la apnea del sueño, si se descubren que existen, deben abordarse antes que otros tratamientos.

Alarmas de humedad

Estos pequeños dispositivos a batería —disponibles sin receta en la mayoría de las farmacias— se conectan a una compresa sensible a la humedad ubicada en el pijama o en la ropa de cama de tu hijo. Cuando la compresa siente la humedad, la alarma suena.

Idealmente, la alarma de humedad suena justo cuando tu hijo comienza a orinar —a tiempo para que lo ayudes a despertarse, parar el flujo de orina y a ir al baño—. Si tu hijo tiene el sueño profundo, puede que sea necesario que otra persona escuche la alarma y lo despierte.

Si pruebas con una alarma de humedad, dale bastante tiempo. A menudo, toma, al menos, dos semanas ver cualquier tipo de respuesta y hasta 16 semanas para disfrutar de noches sin mojar la cama. Estas alarmas son efectivas para muchos niños, suponen un riesgo bajo de que vuelva a suceder o de que haya efectos secundarios, y pueden brindar una mejor solución a largo plazo que los medicamentos. En general, los seguros no cubren estos dispositivos.

Medicamentos

Como último recurso, el médico de tu hijo puede recetarle medicamentos para que deje de mojar la cama. Ciertos tipos de medicamentos pueden producir los siguientes efectos:

  • Retrasa la producción nocturna de orina. La droga desmopresina (DDAVP, otras) incrementa los niveles de una hormona natural (hormona antidiurética o HAD) que obliga al cuerpo a generar menos orina durante la noche. Sin embargo, beber mucho líquido con el medicamento puede generar problemas relacionados con niveles bajos de sodio en la sangre y la posibilidad de que haya convulsiones. Por lo tanto, se recomienda beber solo 8 onzas (237 ml) de líquido con el medicamento y después de su ingesta. No le des este medicamento a tu hijo si tiene dolor de cabeza, si vomitó o si siente náuseas. La desmopresina también puede usarse en situaciones a corto plazo, como para poder ir de campamento.

    De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos, las fórmulas de aerosol nasal de la desmopresina (Aerosol nasal DDAVP, sonda intranasal DDAVP, otros) ya no se recomiendan para el tratamiento de la enuresis debido al riesgo que tienen de producir efectos secundarios graves.

  • Calma la vejiga. Si tu hijo tiene una vejiga pequeña, una droga anticolinérgica, como la oxibutinina (Ditropan XL), puede ayudar a disminuir las contracciones de ese órgano e incrementar su capacidad. Por lo general, esa droga se usa junto con otras y, a menudo, se recomienda solo cuando otros medicamentos no funcionaron.

A veces, la combinación de medicamentos es lo más efectivo. Sin embargo, no hay garantías al respecto, por lo que los medicamentos no curan el problema. Casi siempre, la enuresis vuelve a presentarse cuando se dejan de tomar los medicamentos.

Oct. 11, 2014