Descripción general

La hepatitis autoinmunitaria es una inflamación del hígado que se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo se vuelve en contra de las células hepáticas. No se conoce la causa exacta de la hepatitis autoinmunitaria, pero factores genéticos y ambientales al parecer interactúan entre sí con el paso de tiempo y desencadenan la enfermedad.

Si no se trata, la hepatitis autoinmunitaria puede provocar la cicatrización del hígado (cirrosis) y, con el tiempo, insuficiencia hepática. Sin embargo, si se diagnostica y se trata a tiempo, la hepatitis autoinmunitaria con frecuencia puede controlarse con medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.

Un trasplante de hígado puede ser una opción si la hepatitis autoinmunitaria no responde a los tratamientos con medicamentos o cuando la enfermedad hepática se encuentra avanzada.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hepatitis autoinmune pueden ser de leves a intensos, y pueden aparecer de repente. Algunas personas presentan pocos problemas reconocidos, o no presentan ninguno, en la etapa temprana de la enfermedad, mientras que otras experimentan signos y síntomas que pueden incluir:

  • Fatiga
  • Malestar abdominal
  • Tono amarillento de la piel y del blanco del ojo (ictericia)
  • Agrandamiento del hígado
  • Vasos sanguíneos anormales en la piel (angiomas aracniformes)
  • Erupciones cutáneas
  • Dolor articular
  • En mujeres, ausencia de menstruación

Cuándo consultar con el médico

Solicita una consulta con el médico si tienes signos y síntomas que te causen preocupación.

Causas

La hepatitis autoinmunitaria se produce cuando el sistema inmunitario del organismo, que generalmente ataca los virus, las bacterias y otros agentes patógenos, por el contrario, ataca al hígado. Este ataque al hígado puede provocar una inflamación crónica y un grave daño a las células hepáticas. No queda claro por qué el organismo se ataca a sí mismo, pero los investigadores creen que la hepatitis autoinmunitaria podría ser causada por la interacción de genes que controlan el funcionamiento del sistema inmunitario y la exposición a virus o medicamentos en particular.

Tipos de hepatitis autoinmunitaria

Los médicos han identificado dos tipos principales de hepatitis autoinmunitaria:

  • Hepatitis autoinmunitaria de tipo 1. Este es el tipo más frecuente de la enfermedad. Se produce a cualquier edad. Aproximadamente la mitad de las personas que padecen hepatitis autoinmunitaria de tipo 1 tienen otros trastornos autoinmunitarios, como celiaquía, artritis reumatoide o colitis ulcerosa.
  • Hepatitis autoinmunitaria de tipo 2. Si bien los adultos pueden padecer hepatitis autoinmunitaria de tipo 2, es más frecuente en los niños y los jóvenes. Este tipo de hepatitis autoinmunitaria también puede estar acompañada por otras enfermedades autoinmunitarias.

Factores de riesgo

Los factores que pueden elevar el riesgo de contraer una hepatitis autoinmune son los siguientes:

  • Sexo femenino. Aunque tanto los hombres como las mujeres pueden contraer una hepatitis autoinmune, esta enfermedad es más frecuente en mujeres.
  • Antecedentes de ciertas infecciones. La hepatitis autoinmune puede aparecer después de una infección por sarampión, herpes simple o virus de Epstein-Barr. Esta enfermedad también está relacionada con la infección por hepatitis A, B o C.
  • Herencia. Existen pruebas de que ciertas familias tienen una predisposición a contraer hepatitis autoinmune.
  • Preexistencia de una enfermedad autoinmunitaria. Las personas que ya tienen una enfermedad autoinmunitaria, como celiaquía, artritis reumatoide, hipertiroidismo (enfermedad de Graves o tiroiditis de Hashimoto), pueden presentar mayor predisposición a contraer hepatitis autoinmune.

Complicaciones

La hepatitis autoinmunitaria que no se trata puede causar cicatrices permanentes en el tejido del hígado (cirrosis). Entre las complicaciones de la cirrosis, se incluyen las siguientes:

  • Venas agrandadas en el esófago (várices esofágicas). Cuando la circulación por la vena porta está bloqueada, la sangre puede regresar por otros vasos sanguíneos, principalmente los del estómago y esófago. Los vasos sanguíneos tienen paredes delgadas y, debido a que llevan más cantidad de sangre que la que deben transportar, tienen más probabilidades de romperse y sangrar. El sangrado masivo en el esófago o el estómago a través de estos vasos sanguíneos es una emergencia potencialmente mortal que requiere atención médica inmediata.
  • Líquido en el abdomen (ascitis). La enfermedad hepática puede causar la acumulación de grandes cantidades de líquidos en el abdomen. La ascitis puede ser molesta y puede interferir en la respiración; normalmente es un signo de cirrosis avanzada.
  • Insuficiencia hepática. Se produce cuando el daño extenso en las células del hígado impide que el hígado funcione correctamente. En este punto, se necesita un trasplante de hígado.
  • Cáncer de hígado. Las personas con cirrosis tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado.
Aug. 23, 2017
References
  1. Longo DL, et al., eds. Chronic hepatitis (Hepatitis crónica). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de medicina interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 3 de noviembre de 2015.
  2. Autoimmune hepatitis (Hepatitis autoinmune). Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (National Institute for Diabetes and Digestive and Kidney Diseases). http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/autoimmunehep/. Último acceso: 3 de noviembre de 2015.
  3. Heneghan MA. Autoimmune hepatitis: Pathogenesis (Hepatitis autoinmune: patogénesis). http://www.uptodate.com/index. Último acceso: 20 de noviembre de 2015.
  4. AskMayoExpert. Autoimmune hepatitis (Hepatitis autoinmune). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  5. Feldman, M, et al. Autoimmune hepatitis (Hepatitis autoinmune). En: Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management (Enfermedades gastrointestinales y hepáticas de Sleisenger y Fordtran: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 29 de octubre de 2015.
  6. Corrigan M, et al. Autoimmune hepatitis: An approach to disease (Hepatitis autoinmune: enfoque a la enfermedad).
  7. Rajan E (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de noviembre de 2015.
  8. Czaja AJ. Review article: Permanent drug withdrawal is desirable and achievable for autoimmune hepatitis (Artículo de revisión: La interrupción permanente de los medicamentos es recomendable y posible en casos de hepatitis autoinmune). Alimentary Pharmacology and Therapeutics (Farmacología alimentaria y terapéutica). 2014;39:1043.