A continuación encontrarás información que te ayudará a evaluar las ventajas y desventajas de los diferentes inhaladores para el asma.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los inhaladores para el asma son dispositivos portátiles que administran medicamentos a los pulmones. Hay disponible una variedad de inhaladores para el asma que ayudan a controlar los síntomas de esta afección. Elegir el correcto puede ayudarte a recibir la dosis adecuada de medicamento para prevenir o tratar los ataques de asma.

Existen dos tipos principales de inhaladores para el asma.

Estos inhaladores están compuestos por un cartucho presurizado que contiene el medicamento y que se coloca dentro de una boquilla de plástico con forma de bota. En la mayoría de los inhaladores de dosis medida, el medicamento se libera al presionar el cartucho.

Hay un tipo de inhalador de dosis medida que libera el medicamento en forma automática cuando inhalas. Algunos inhaladores de dosis medida tienen contadores para que sepas cuántas dosis te quedan. En caso de que el inhalador no tenga un contador, deberás llevar un registro de la cantidad de dosis que has usado para saber cuando quede poco medicamento en el inhalador.

En algunas situaciones, como en el caso de niños o de adultos mayores, puede ser útil usar un espaciador con el inhalador. El espaciador conserva el medicamento en un tubo entre el inhalador y la boca tras ser liberado y, de este modo, resulta más sencillo inhalar la dosis completa.

Como el medicamento liberado queda en el espaciador, tienes tiempo para inhalar más lento y así reducir la cantidad de medicamento que queda en la parte posterior de la garganta y aumentar la cantidad que llega a los pulmones.

Hay un tipo de inhalador que tiene un espaciador integrado. Otros pueden usarse con un espaciador aparte que se conecta al inhalador.

Estos inhaladores no usan un propulsor químico para expulsar el medicamento fuera del inhalador. En lugar de ello, el medicamento se libera con una inhalación rápida y profunda. Los tipos disponibles consisten en un inhalador de polvo seco en tubo, un inhalador de polvo en disco y un inhalador de polvo en disco de dosis única.

La elección del inhalador de asma que mejor satisfaga tus necesidades depende de varios factores, entre ellos, el método de administración y el tipo de medicamento que necesitas. Algunos medicamentos están disponibles solo con ciertos tipos de inhaladores. El cuadro que figura abajo puede ayudarte a comprender las ventajas y desventajas de cada tipo.

Características de los inhaladores para el asma
Inhalador de dosis medida Inhalador de dosis medida con espaciador Inhalador de polvo seco
Pequeño y práctico para llevar. Menos práctico para llevar que un inhalador de dosis medida sin espaciador. Pequeño y práctico para llevar.
No requiere una inhalación rápida y profunda. No requiere una inhalación rápida y profunda. Requiere una inhalación rápida y profunda.
No hay problema si exhalas accidentalmente. No hay problema si exhalas accidentalmente. Si exhalas accidentalmente puedes dispersar el medicamento.
Algunos inhaladores requieren la coordinación de la respiración con la liberación del medicamento. Un espaciador facilita la coordinación de la respiración con la liberación del medicamento. No requiere la coordinación de la respiración con la liberación del medicamento.
Pueden quedar restos de medicamento en la parte de atrás de la garganta y la lengua. Quedan menos restos de medicamento en la parte de atrás de la garganta y la lengua. Pueden quedar restos de medicamento en la parte de atrás de la garganta y la lengua.
Algunos modelos no indican cuántas dosis quedan. Algunos modelos no indican cuántas dosis quedan. Queda claro cuándo el dispositivo se está quedando sin medicamento.
Requiere agitar y cebar el inhalador. Requiere agitar y cebar el inhalador así como el uso correcto del espaciador. Los modelos de dosis única requieren la carga de cápsulas para cada uso.
La humedad no afecta al medicamento. La humedad no afecta al medicamento. Mucha humedad puede provocar que el medicamento se aglomere.
En general no es necesario usar un dispositivo dosificador. En general no es necesario usar un dispositivo dosificador. Puede requerir destreza para usar un dispositivo dosificador.

Algunas personas no pueden usar un inhalador de dosis medida estándar o un inhalador de polvo seco, y necesitan otro dispositivo para recibir medicamentos contra el asma. Estos comprenden los siguientes:

  • Inhalador de dosis medida con mascarilla. Por lo general, los bebés o niños pequeños necesitan una mascarilla. Este dispositivo emplea un inhalador de dosis medida estándar con espaciador. La mascarilla se conecta al espaciador y tiene el tamaño para ajustarse herméticamente sobre la nariz y la boca a fin de asegurar que la dosis correcta del medicamento llegue a los pulmones.
  • Nebulizador. El nebulizador es un dispositivo que convierte el medicamento para tratar el asma en un rocío fino que se inhala por una boquilla o mascarilla colocada sobre la nariz y la boca. El nebulizador generalmente se reserva para quienes no pueden utilizar un inhalador, como bebés, niños pequeños, personas muy enfermas o personas que necesitan dosis altas de medicamento.

Colabora con el médico para determinar qué tipo de inhalador funciona mejor para ti. Pídele al médico, farmacéutico u otro profesional de salud que te muestre cómo usarlo.

Usar el inhalador correctamente es fundamental para asegurar que recibas la dosis indicada de medicamento y así controlar el asma. Habla con tu médico si tienes problemas para usar el inhalador o si te parece que no estás recibiendo la dosis completa del medicamento.

Cambia el inhalador si ha pasado su fecha de vencimiento o si indica que se han usado todas las dosis.

May 09, 2015