Diagnóstico

Si has tenido episodios de coágulos de sangre o pérdida de embarazo que no fueron consecuencia de trastornos de salud conocidos, el médico puede programar análisis de sangre para detectar una coagulación anormal y la presencia de anticuerpos contra los fosfolípidos.

Para confirmar el diagnóstico del síndrome antifosfolipídico, los anticuerpos deben aparecer en la sangre al menos dos veces, en análisis realizados con 12 semanas o más de diferencia.

Puedes tener anticuerpos antifosfolipídicos y nunca desarrollar signos y síntomas. Se realiza un diagnóstico del síndrome antifosfolipídico solamente cuando estos anticuerpos causan problemas de salud.

Tratamiento

Si tienes coágulos de sangre, el tratamiento inicial estándar consiste en una combinación de medicamentos anticoagulantes. Los más comunes son la heparina y la warfarina (Coumadin, Jantoven). La heparina es de rápida acción y se administra mediante inyecciones. La warfarina está disponible en pastillas y tarda unos cuantos días en hacer efecto. La aspirina también es un anticoagulante.

Cuando tomas anticoagulantes, tienes un mayor riesgo de tener episodios de sangrado. El médico controlará tu dosis con análisis de sangre para asegurarse de que tu sangre es capaz de coagularse lo suficiente para detener el sangrado de un corte o el sangrado bajo la piel de un moretón.

Estilo de vida y remedios caseros

Según tu plan de tratamiento para el síndrome antifosfolipídico, existen medidas adicionales que puedes tomar para proteger tu salud. Si tomas medicamentos anticoagulantes, sé más cuidadoso y evita heridas y hemorragias.

  • Evita los deportes de contacto u otras actividades que puedan provocar moretones, heridas o caídas.
  • Utiliza un cepillo de dientes suave e hilo dental encerado.
  • Aféitate con una afeitadora eléctrica.
  • Sé más cuidadoso cuando utilices cuchillos, tijeras y otras herramientas filosas.

Suplementos alimentarios y nutricionales

Algunos alimentos y medicamentos pueden afectar el funcionamiento de los anticoagulantes. Pide a tu médico que te guíe con lo siguiente:

  • Opciones alimentarias seguras. La vitamina K puede disminuir la efectividad de la warfarina, pero no de otros anticoagulantes. Es posible que debas evitar consumir cantidades importantes de alimentos con gran contenido de vitamina K, tales como el aguacate, el brócoli, los repollitos de Bruselas, el repollo, las verduras de hoja verde y los garbanzos. El jugo de arándanos y el alcohol pueden aumentar el efecto anticoagulante de la warfarina. Pregunta a tu médico si debes limitar o evitar estas bebidas.
  • Medicamentos seguros y suplementos alimentarios. Determinados medicamentos, vitaminas y productos a base de hierbas pueden interactuar de un modo peligroso con la warfarina. Entre ellos se incluyen los analgésicos de venta libre, los medicamentos antigripales, los remedios para el estómago o las multivitaminas, como también los productos de ajo, ginkgo y té verde.

Preparación para la consulta

En la mayoría de los casos, las complicaciones del síndrome antifosfolipídico, tales como una trombosis venosa profunda, un accidente cerebrovascular o la pérdida del embarazo, darán lugar a la búsqueda de atención médica. Es probable que consultes con un especialista en enfermedades vasculares, en obstetricia o en hematología dependiendo de la complicación.

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al momento de programar la consulta, asegúrate de preguntar si necesitas hacer algo con anticipación. Haz una lista de lo siguiente:

  • Tus signos o síntomas y cuándo comenzaron.
  • Anota información personal clave, incluso acontecimientos importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Información médica clave, incluso otras enfermedades o infecciones que tengas y los antecedentes médicos familiares, en especial familiares cercanos que hayan tenido el síndrome antifosfolipídico.
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis.
  • Preguntas para hacerle al médico.

Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, de ser posible, para ayudarte a recordar la información que recibas.

Con respecto al síndrome antifosfolipídico, estas son algunas preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Qué tratamiento me recomienda?
  • ¿Cómo determinará si mi tratamiento funciona?
  • ¿Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten otros problemas médicos?
  • ¿Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten problemas de salud durante el embarazo? ¿Hay tratamientos para reducir el riesgo?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en realizar también otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que tu médico te haga varias preguntas, incluidas las siguientes:

  • ¿Tienes antecedentes de accidentes cerebrovasculares o de formación coágulos sanguíneos?
  • ¿Tienes antecedentes de complicaciones del embarazo, como presión arterial alta, abortos espontáneos o mortinato?
  • ¿Tienes lupus o algún otro trastorno autoinmunitario?
  • ¿Alguna vez te realizaste pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual o enfermedades virales crónicas, como la hepatitis?
  • ¿Tienes dolores de cabeza frecuentes?
  • ¿Has observado una erupción de color rojo, parecida a una red, en las muñecas o las rodillas?
  • ¿Fumas?
Oct. 03, 2018
References
  1. Antiphospholipid antibody syndrome. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/aps/. Accessed Oct. 1, 2018.
  2. Erkan D, et al. Clinical manifestations of antiphospholipid syndrome. http://www.uptodate.com/search. Accessed Oct. 1, 2018.
  3. Antiphospholipid syndrome. American College of Rheumatology. http://www.rheumatology.org/I-Am-A/Patient-Caregiver/Diseases-Conditions/Antiphospholipid-Syndrome. Accessed Oct. 1, 2018.
  4. Schur PH, et al. Treatment of the antiphospholipid syndrome. http://www.uptodate.com/search. Accessed Oct. 1, 2018.
  5. Lockwood CJ, et al. Pregnancy in women with antiphospholipid syndrome. http://www.uptodate.com/search. Accessed Oct. 1, 2018.
  6. Blood thinner pills: Your guide to using them safely. Rockville, Md.: Agency for Healthcare Research and Quality. http://www.ahrq.gov/patients-consumers/diagnosis-treatment/treatments/btpills/btpills.html. Accessed Oct. 1, 2018.
  7. Ask Mayo Expert. Warfarin: Dietary recommendations (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  8. Dlott JS, et al. Drug-induced lupus anticoagulants and antiphospholipid antibodies. Current Rheumatology Reports. 2012;14:71.