Descripción general

La angina de pecho es un tipo de dolor de pecho provocado por la reducción del flujo sanguíneo al corazón. La angina de pecho es un síntoma de enfermedad de las arterias coronarias.

También se la puede llamar «angina pectoris», y se la suele describir como una compresión, presión, pesadez o dolor en el pecho. Algunas personas con síntomas de angina de pecho la describen como la sensación de que una prensa está oprimiendo el pecho, o que se ha colocado un peso en el pecho. La angina de pecho puede ser un dolor nuevo que requiere evaluación por parte de un médico o puede ser un dolor recurrente que desaparece con tratamiento.

Si bien la angina de pecho es relativamente frecuente, puede ser difícil de distinguir de otros tipos de dolor en el pecho, como el dolor o malestar por indigestión. Si tienes dolor de pecho inexplicable, busca atención médica de inmediato.

Síntomas

Los síntomas de la angina de pecho comprenden los siguientes:

  • Dolor o molestia en el pecho, posiblemente descrita como presión, compresión, ardor o inflamación
  • Dolor en los brazos, el cuello, la mandíbula, los hombros o la espalda junto con dolor en el pecho
  • Náuseas
  • Fatiga
  • Falta de aire
  • Sudoración
  • Mareos

Un médico deberá evaluar estos síntomas de inmediato para determinar si tienes una angina de pecho estable o inestable que podría ser signo de un posible ataque cardíaco.

La angina de pecho estable es la forma más frecuente. Suele ocurrir al esforzarte y desaparece cuando descansas. Por ejemplo, el dolor que aparece cuando caminas cuesta arriba o cuando hace frío suele ser angina de pecho.

Características de la angina de pecho estable

  • Aparece cuando el corazón debe trabajar más, como cuando haces ejercicio o subes escaleras
  • Generalmente, puede predecirse, y el dolor suele ser similar a otros dolores de pecho que puedas haber tenido
  • Dura poco tiempo, quizás, cinco minutos o menos
  • Desaparece más rápido si descansas o si tomas un medicamento para la angina de pecho

La gravedad, la duración y el tipo de angina de pecho pueden variar. Los signos nuevos o diferentes pueden indicar una forma más peligrosa de angina de pecho (angina de pecho inestable) o un ataque cardíaco.

Características de la angina de pecho inestable (emergencia médica)

  • Se presenta incluso mientras estás en reposo
  • Es una modificación del patrón normal de tu angina de pecho
  • Es inesperada
  • Generalmente, es más grave y dura más que la angina de pecho estable, quizás 30 minutos o más
  • Puede no desaparecer con el reposo ni al consumir medicamentos para la angina de pecho
  • Podría indicar un ataque cardíaco

Existe otro tipo de angina de pecho, denominada «angina de pecho variante» o «angina de Prinzmetal». Este tipo de angina de pecho es menos frecuente. Se produce a causa de un espasmo en las arterias del corazón que reducen el flujo de sangre de forma temporal.

Características de la angina de pecho variante (angina de Prinzmetal)

  • Suele presentarse cuando estás en reposo
  • Suele ser grave
  • Puede aliviarse con medicamentos para la angina de pecho

Angina de pecho en mujeres

Los síntomas de la angina de pecho en mujeres pueden ser diferentes de los síntomas clásicos de la angina de pecho. Estas diferencias pueden hacer que se demore la búsqueda del tratamiento. Por ejemplo, el dolor en el pecho es un síntoma frecuente en mujeres con angina de pecho, aunque es posible que no sea el único síntoma ni el más frecuente en las mujeres. Ellas también pueden presentar síntomas como los siguientes:

  • Náuseas
  • Falta de aire
  • Dolor abdominal
  • Malestar en el cuello, la mandíbula o la espalda
  • Dolor punzante en lugar de presión en el pecho

Cuándo consultar al médico

Si el dolor de pecho dura más que unos minutos y no desaparece cuando descansas o cuando tomas los medicamentos para la angina de pecho, esto podría indicar que estás teniendo un ataque cardíaco. Llama al 911 o a un servicio de emergencia médica. Busca un modo de traslado. Solo conduce hasta el hospital si no tienes otro modo de llegar.

Si la molestia en el pecho es un signo nuevo para ti, es importante que consultes con el médico para hallar la causa del dolor de pecho y para recibir el tratamiento adecuado. Si la angina de pecho estable empeora o cambia, busca atención médica de inmediato.

Causas

La reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco provoca angina de pecho. La sangre contiene oxígeno, que el músculo cardíaco necesita para sobrevivir. Cuando el músculo cardíaco no recibe suficiente oxígeno, se produce una afección llamada «isquemia».

La causa más frecuente de la reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco es la enfermedad de las arterias coronarias. Las arterias del corazón (coronarias) pueden estrecharse debido a la acumulación de depósitos de grasa llamados «placas». Esto se conoce como «aterosclerosis».

Esta reducción del flujo sanguíneo supone un problema de irrigación: el corazón no recibe suficiente sangre rica en oxígeno. Tal vez te preguntes por qué no siempre tienes angina de pecho si las arterias coronarias se estrechan por acumulación de grasa.

Ello es porque, durante los momentos en que la demanda de oxígeno es baja (por ejemplo, cuando descansas), el músculo cardíaco puede funcionar, de todos modos, con el flujo sanguíneo reducido sin desencadenar los síntomas de la angina de pecho. Pero cuando la demanda de oxígeno aumenta (por ejemplo, cuando haces ejercicio), se puede producir la angina de pecho.

  • Angina de pecho estable. La angina de pecho estable suele aparecer por la exigencia física. Cuando subes escaleras, haces ejercicio o caminas, el corazón necesita más sangre, pero al músculo le cuesta más obtener suficiente sangre si las arterias están estrechadas. Además de la actividad física, existen otros factores (como el estrés emocional, las bajas temperaturas, las comidas pesadas y el tabaquismo) que pueden provocar el estrechamiento de las arterias y ocasionar angina de pecho.
  • Angina de pecho inestable. Si los depósitos de grasa (placas) acumulados en un vaso sanguíneo se rompen o se forma un coágulo de sangre, esto puede obstruir o reducir con rapidez el flujo en una arteria estrechada, y disminuir repentina y gravemente el flujo sanguíneo hacia el músculo cardíaco. La angina de pecho inestable también puede originarse por coágulos que obstruyen total o parcialmente los vasos sanguíneos del corazón.

    La angina de pecho inestable empeora y no se alivia con el reposo ni con los medicamentos habituales. Si el flujo sanguíneo no mejora, el corazón se queda sin oxígeno y se produce un ataque cardíaco. La angina de pecho inestable es peligrosa y requiere tratamiento de urgencia.

  • Angina de pecho de Prinzmetal. Este tipo de angina de pecho se origina por un espasmo en una arteria coronaria que produce el estrechamiento temporal de la arteria. Este estrechamiento reduce el flujo sanguíneo que llega al corazón y provoca dolor de pecho. El estrés emocional, el tabaquismo y el consumo de cocaína (una droga ilegal) pueden desencadenar este tipo de angina de pecho.

Factores de riesgo

Los siguientes factores de riesgo aumentan el riesgo de contraer enfermedad de las arterias coronarias y angina de pecho:

  • Consumo de tabaco. Mascar o fumar tabaco y la exposición a largo plazo al humo de segunda mano dañan las paredes interiores de las arterias (incluso las arterias del corazón), y permiten que se acumulen depósitos de colesterol que bloquean el flujo sanguíneo.
  • Diabetes. La diabetes es la incapacidad del cuerpo de producir suficiente insulina o de responder a ella de manera adecuada. La insulina, una hormona secretada por el páncreas, permite que el cuerpo utilice la glucosa, un tipo de azúcar que proviene de los alimentos. La diabetes aumenta el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, lo que provoca angina de pecho y ataques cardíacos al acelerar la aterosclerosis y aumentar los niveles de colesterol.
  • Presión arterial alta. La presión arterial está determinada por la cantidad de sangre que bombea el corazón y el grado de resistencia al flujo sanguíneo en las arterias. Con el tiempo, la presión arterial alta daña las arterias al acelerar su endurecimiento.
  • Niveles altos de colesterol o triglicéridos en sangre. El colesterol es una parte importante de los depósitos que pueden estrechar las arterias del cuerpo, incluso aquellas que suministran sangre al corazón. Un nivel alto del tipo incorrecto de colesterol, conocido como «colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL)» (el colesterol «malo»), aumenta el riesgo de contraer angina de pecho y ataques cardíacos. Un nivel alto de triglicéridos, un tipo de grasa que se encuentra en la sangre y que proviene de la dieta, tampoco es conveniente.
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca. Si un familiar tiene enfermedad de las arterias coronarias o ha tenido un ataque cardíaco, corres mayor riesgo de padecer angina de pecho.
  • Edad avanzada. Los hombres mayores de 45 años y las mujeres mayores de 55 corren un riesgo mayor que los adultos más jóvenes.
  • Falta de ejercicio. Un estilo de vida inactivo contribuye a tener un nivel alto de colesterol, presión arterial alta, diabetes de tipo 2 y obesidad. Sin embargo, es importante que hables con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.
  • Obesidad. La obesidad aumenta el riesgo de presentar angina de pecho y enfermedades cardíacas porque está asociada con niveles altos de colesterol en sangre, presión arterial alta y diabetes. Además, el corazón debe trabajar más para proporcionar sangre al exceso de tejido.
  • Estrés. El estrés puede aumentar el riesgo de desarrollar angina de pecho y ataques cardíacos. Demasiado estrés, al igual que la ira, también puede elevar la presión arterial. Los aumentos repentinos de hormonas que se generan durante episodios de estrés pueden estrechar las arterias y empeorar la angina de pecho.

Complicaciones

El dolor que se siente con la angina de pecho puede hacer que algunas actividades normales, como caminar, causen molestia. Sin embargo, la complicación más peligrosa es el ataque cardíaco.

Los signos y síntomas frecuentes de un infarto de miocardio son:

  • Presión, inflamación o dolor opresivo en el centro del pecho que dura más de unos pocos minutos
  • Dolor que se extiende más allá del pecho y llega al hombro, el brazo, la espalda, o incluso a los dientes y la mandíbula
  • Episodios crecientes de dolor en el pecho
  • Dolor prolongado en la parte superior del abdomen
  • Falta de aire
  • Sudoración
  • Sensación latente de fatalidad
  • Desmayo
  • Náuseas y vómitos

Si tienes alguno de estos síntomas, busca atención médica de emergencia inmediatamente.

Prevención

Puedes ayudar a prevenir la angina de pecho haciendo los mismos cambios de estilo de vida que pueden mejorar los síntomas si ya tienes angina de pecho. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Dejar de fumar
  • Controlar y supervisar otras afecciones, como la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes
  • Seguir una dieta saludable y mantener un peso saludable
  • Aumentar la actividad física con el permiso del médico. Intenta hacer actividad moderada 150 minutos por semana. Además, se recomienda hacer 10 minutos de fortalecimiento muscular 2 veces por semana y estirar 3 veces por semana durante 5 a 10 minutos cada vez.
  • Reducir el nivel de estrés
  • Limita el consumo de alcohol a 2 copas por día o menos si eres hombre, y a 1 copa por día o menos si eres mujer.
  • Colocarse la vacuna anual contra la influenza para evitar las complicaciones cardíacas que puede producir el virus

June 13, 2018
References
  1. Bonow RO, et al., eds. Stable ischemic heart disease. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 3, 2017.
  2. Goldman L, et al., eds. Angina pectoris and stable ischemic heart disease. In: Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 3, 2017.
  3. Angina. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/angina/#. Accessed Nov. 5, 2017.
  4. Angina in women can be different than men. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartAttack/WarningSignsofaHeartAttack/Angina-in-Women-Can-Be-Different-Than-Men_UCM_448902_Article.jsp#.WgKDTXZrxEZ. Accessed Nov. 7, 2017.
  5. Warning signs of a heart attack. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartAttack/WarningSignsofaHeartAttack/Heart-Attack-Symptoms-in-Women_UCM_436448_Article.jsp#.WgKCqHZrxEY. Accessed Nov. 7, 2017.
  6. AskMayoExpert. Stable ischemic heart disease. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research;2016.
  7. Simons M, et al. New therapies for angina. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 5, 2017.
  8. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Dec. 5, 2017.

Conéctate con otras personas

Novedades, conexiones y conversaciones para tu salud

Publicaciones recientes