Me dijeron que el síndrome vespertino puede ocurrir con la demencia. ¿Qué es el síndrome vespertino y cómo se trata?

Answers from Jonathan Graff-Radford, M.D.

El término «síndrome vespertino» se refiere a un estado de desorientación que ocurre en las últimas horas de la tarde y se extiende hasta la noche. El síndrome vespertino puede provocar varias conductas como desorientación, ansiedad, agresión u omisión de indicaciones. Este síndrome también puede hacer que la persona camine de un lado a otro o deambule.

El síndrome vespertino no es una enfermedad, sino un conjunto de síntomas que ocurren en un momento determinado del día y que pueden afectar a personas con demencia, como la enfermedad de Alzheimer. Se desconoce la causa exacta de esta conducta.

Algunos factores que pueden empeorar la desorientación en las últimas horas de la tarde comprenden los siguientes:

  • Fatiga
  • Poca luz
  • Más sombras
  • Alteración del «reloj biológico» interno del cuerpo
  • Dificultad para separar la realidad de los sueños
  • Presencia de una infección, como por ejemplo, una infección de las vías urinarias

Consejos para reducir el síndrome vespertino:

  • Intenta mantener una rutina previsible para acostarte, levantarte, comer y realizar actividades.
  • Planea actividades y exposición a la luz durante el día para fomentar la somnolencia por la noche.
  • Limita la siesta durante el día.
  • Limita el consumo de cafeína y azúcar durante la mañana solamente.
  • Deja una luz prendida durante la noche para reducir la agitación que se provoca cuando el entorno es oscuro o desconocido.
  • A la noche, trata de reducir ruidos de fondo y actividades estimulantes, como ver televisión, ya que a veces pueden causar malestar.
  • En lugares desconocidos o nuevos, lleva elementos conocidos, como fotografías, para crear un entorno más relajado y de confianza.
  • Reproduce música suave y conocida a la tardecita o sonidos relajantes de la naturaleza, como el sonido de las olas.
  • Habla con el médico de tu ser querido si sospechas que una afección preexistente, como una infección de las vías urinarias o apnea del sueño, podría estar empeorando la conducta del síndrome vespertino, en particular si evoluciona de forma rápida.

Algunas investigaciones indican que una dosis baja de melatonina, una hormona natural que induce el sueño, sola o en combinación con la exposición a la luz brillante durante el día puede ayudar a aliviar el síndrome vespertino.

Cuando el síndrome vespertino ocurre en un centro de atención, puede estar relacionado con el trajín en los cambios de turno del personal o la falta de actividades estructuradas al final de la tarde y en la noche. El ingreso y egreso del personal puede hacer que algunas personas con enfermedad de Alzheimer quieran irse a la casa o a controlar a sus hijos, u otras conductas que eran adecuadas al final de la tarde en el pasado. Puede ser de gran ayuda ocupar el tiempo con otra actividad durante ese período.

With

Jonathan Graff-Radford, M.D.

March 31, 2017