Descripción general

El síndrome coronario agudo es un término utilizado para describir una variedad de afecciones asociadas a una reducción repentina del flujo sanguíneo al corazón.

Una afección incluida dentro del síndrome coronario agudo es el infarto de miocardio (ataque cardíaco), que se produce cuando la muerte celular daña o destruye el tejido cardíaco. Aunque el síndrome coronario agudo no provoque la muerte celular, la reducción del flujo sanguíneo altera la función cardíaca e indica un riesgo elevado de ataque cardíaco.

El síndrome coronario agudo con frecuencia causa malestar o dolor intenso en el pecho. Se trata de una emergencia médica que requiere diagnóstico y atención de inmediato. Los objetivos del tratamiento son mejorar el flujo sanguíneo, tratar las complicaciones y prevenir problemas futuros.

Síntomas

Los signos y síntomas del síndrome coronario agudo, que normalmente comienzan de manera abrupta, incluyen los siguientes:

  • Dolor o molestias en el pecho (angina de pecho), que suele describirse como dolor leve y continuo, presión o ardor
  • Dolor que se irradia desde el pecho hasta los hombros, los brazos, la parte superior del abdomen, la espalda, el cuello o la mandíbula
  • Náuseas o vómitos
  • Indigestión
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Excesiva sudoración repentina (diaforesis)
  • Aturdimiento, mareos o desmayos
  • Fatiga inusual o sin causa aparente
  • Inquietud o ansiedad

Si bien el dolor o las molestias en el pecho son el síntoma más frecuente asociado con el síndrome coronario agudo, los signos y síntomas pueden variar considerablemente en función de la edad, el sexo y otras afecciones. Quienes tienen más probabilidades de presentar signos y síntomas sin dolor o molestias en el pecho son las mujeres, los adultos mayores y las personas con diabetes.

Cuándo consultar al médico

El síndrome coronario agudo constituye una urgencia médica, y el dolor o las molestias en el pecho pueden indicar diversas enfermedades graves potencialmente mortales. Llama al 911 u obtén servicios de urgencia de inmediato para que te brinden un diagnóstico a tiempo y la debida atención. No conduzcas hasta el Departamento de Emergencia.

Causas

El síndrome coronario agudo generalmente es la causa de la acumulación de depósitos grasos (placas) en y sobre las paredes de las arterias coronarias y en los vasos sanguíneos que transportan el oxígeno y los nutrientes a los músculos cardíacos.

Cuando un depósito de placas se rompe o se abre, se forma un coágulo sanguíneo. Este coágulo obstruye el flujo sanguíneo hacia los músculos cardíacos.

Cuando el suministro de oxígeno de las células es demasiado bajo, las células de los músculos cardíacos pueden morir. La muerte de las células, que resulta del daño a los tejidos musculares, es un ataque cardíaco (infarto de miocardio).

Incluso cuando no hay muerte celular, un suministro inadecuado de oxígeno puede provocar músculos cardíacos que no trabajan correctamente o eficientemente. La disfunción puede ser temporaria o permanente. Cuando el síndrome coronario agudo no termina en muerte celular, se llama angina de pecho inestable.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de síndrome coronario agudo son los mismos que los de otras enfermedades del corazón. Los factores de riesgo de síndrome coronario agudo incluyen los siguientes:

  • Edad mayor (más de 45 años en el caso de los hombres y más de 55 años en el caso de las mujeres)
  • Presión arterial alta
  • Nivel alto de colesterol en sangre
  • Tabaquismo
  • Falta de actividad física
  • Dieta poco saludable
  • Obesidad o sobrepeso
  • Diabetes
  • Antecedentes familiares de dolor torácico, enfermedad del corazón o accidente cerebrovascular
  • En el caso de las mujeres, antecedentes de presión arterial alta, preeclampsia o diabetes durante el embarazo