Investigación

El centro de trasplantes incluye servicios de trasplante e investigación en los recintos médicos de Mayo Clinic en Arizona, Florida y Minnesota. En las investigaciones clínicas y básicas, los investigadores hacen todo lo posible para mejorar los procedimientos quirúrgicos, desarrollar nuevos medicamentos antirrechazo (medicamentos inmunosupresores), mejorar los resultados y los cuidados para las personas que necesitan trasplantes. Las investigaciones también se concentran en encontrar terapias alternativas para las personas que quizás no necesiten un trasplante.

Consulta los ensayos clínicos sobre trasplantes de Mayo Clinic

Los investigadores de Mayo Clinic trabajan para mejorar varias áreas del trasplante, incluidas las siguientes:

  • Trasplante de corazón. Los investigadores estudian nuevos procedimientos quirúrgicos, los resultados de los trasplantes y otras áreas del trasplante de corazón. Infórmate más.
  • Trasplante de pulmón. Los científicos realizan investigaciones para abordar los desafíos del trasplante pulmonar e incluyen el Programa de Restauración Pulmonar en Florida, que es un esfuerzo conjunto con United Therapeutics. Infórmate más.
  • Trasplante de hígado. Los investigadores estudian cómo mejorar los resultados y la atención médica para las personas que necesitan un trasplante de hígado. También estudian la hepatitis B y C, los medicamentos inmunosupresores, la tecnología de hígado bioartificial, entre otras áreas. Infórmate más.
  • Trasplante de riñón y páncreas. Los investigadores estudian los trasplantes de riñón de donantes vivos, los trasplantes de riñón entre tipos de sangre incompatibles (trasplantes de riñón incompatibles ABO), los trasplantes de riñón para receptores cuyas sustancias proteicas (anticuerpos) reaccionan contra las células de sus donantes (trasplantes de riñón de compatibilidad cruzada positiva) y los medicamentos inmunosupresores. Además, los investigadores de Mayo estudian qué pasa con los riñones años después del trasplante para tratar de determinar por qué algunos riñones fallan y otros tienen mayor duración. El personal de Mayo Clinic ha desarrollado innovaciones para aumentar la viabilidad de los órganos donados por personas fallecidas para aumentar el índice de trasplantes para las personas en espera de una cirugía de este tipo. Infórmate más.
  • Transfusión de sangre y trasplante de médula ósea. En el trasplante de médula ósea y las transfusiones de sangre, los investigadores estudian cómo mejorar la función del sistema inmunitario, cómo mejorar los resultados y cómo reducir la recurrencia de la afección después de un trasplante de médula ósea y sangre. Infórmate más.
  • Inmunología de trasplante. Los investigadores trabajan para comprender mejor los procesos complejos de las lesiones crónicas mediadas por el sistema inmunitario para preparar el camino hacia nuevos enfoques clínicos y obtener mejores resultados en los pacientes. Infórmate más.
  • Trasplante facial. Un equipo multidisciplinario de expertos está desarrollando técnicas para mejorar la cirugía para el trasplante facial y sus resultados a largo plazo. Infórmate más.
  • Trasplante de mano. Un equipo multidisciplinario de médicos y científicos está desarrollando opciones de tratamiento que brindarán un mayor beneficio a los pacientes que requieren un trasplante de mano. Infórmate más.

Hígado bioartificial

Algunas personas que necesitan órganos tienen niveles altos de anticuerpos, como los provenientes de transfusiones sanguíneas. En estos individuos altamente sensibilizados, encontrar un órgano, ya sea de un donante fallecido o vivo que sea compatible, puede ser casi imposible. Los investigadores de Mayo Clinic están trabajando para desarrollar un hígado bioartificial que permita a las personas con enfermedades hepáticas mejorar la función hepática sin tener que pasar por un trasplante.

En este enfoque, las células vivas de hígados porcinos filtran la sangre del paciente en un proceso similar al de la diálisis renal. Este hígado bioartificial ofrece muchas ventajas:

  • las células vivas realizan las mismas funciones metabólicas del hígado humano, además de filtrar los desechos del cuerpo.
  • Los pacientes pueden evitar los riesgos de la cirugía y minimizar los trastornos en sus vidas.
  • El hígado del donante que el paciente debería haber recibido estará disponible para otra persona que necesite ese órgano.

Hay varias etapas más para mejorar la seguridad y la probabilidad del éxito. Se toma el medicamento eculizumab (Soliris) para prevenir el daño que pueden causar los anticuerpos en el órgano nuevo. Varias rondas de intercambio de plasma filtran los anticuerpos. Mayo Clinic fue uno de los primeros centros en usar eculizumab.

Si la persona necesita el trasplante de más de un órgano, como un trasplante de corazón e hígado o riñón e hígado, los médicos de Mayo Clinic planifican la secuencia de procedimientos para reducir la producción de anticuerpos. Trasplantar el hígado primero, cuando sea posible, podría reducir la posibilidad de rechazo del otro órgano.

Además, los médicos de Mayo personalizan cuidadosamente los planes de cuidados de los receptores de órganos para reducir la posibilidad de rechazo. Con una buena planificación, la posibilidad de rechazo se ha reducido de un 40 por ciento a menos de un 10 por ciento.

Publicaciones

Consulta la lista de publicaciones sobre trasplantes de los médicos de Mayo Clinic en PubMed, un servicio de la National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina).

Infórmate más sobre los laboratorios y programas para trasplantes:

Perfiles de la investigación

Refinar su búsqueda

Por localización

Para ver todos los médicos • Florida

Sept. 15, 2021