Mareos por movimiento: primeros auxilios

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cualquier tipo de transporte puede causar mareos por movimiento. Pueden aparecer de repente, y avanzar de una sensación de malestar a un sudor frío, mareos y vómitos. Los mareos por movimiento suelen calmarse en cuanto se detiene el movimiento. Cuanto más viajes, más fácilmente te adaptarás a estar en movimiento.

Podrías evitar los mareos por movimiento si planificas con anticipación. Si vas a viajar, reserva los asientos en donde menos se siente el movimiento:

  • En barco, solicita una cabina en la parte delantera o en el medio del barco, cerca del nivel del agua.
  • En avión, pide un asiento cerca del borde delantero de un ala. Una vez a bordo, dirígete el flujo de la ventilación hacia la cara.
  • En tren, toma un asiento cerca de la parte delantera y al lado de una ventanilla. Mira hacia adelante.
  • En automóvil, conduce tú o siéntate en el asiento del pasajero de adelante.

Si eres propenso a tener mareos por movimiento:

  • Enfócate en el horizonte o en un objeto lejano fijo. No leas.
  • Mantén la cabeza quieta cuando estés reclinado sobre el respaldo.
  • No fumes ni te sientes cerca de fumadores.
  • Evita las comidas picantes y grasosas, y el alcohol. No comas demasiado.
  • Toma un antihistamínico de venta libre, como la meclizina (Antivert), o que contenga dimenhidrinato (Dramamine), al menos entre 30 y 60 minutos antes de viajar. Es probable que tengas somnolencia como efecto secundario.
  • Considera el uso de escopolamina (Transderm Scop), que se encuentra disponible como parche autoadhesivo de venta con receta. Varias horas antes del horario en que tengas planificado viajar, aplícate el parche detrás de la oreja para tener protección durante 72 horas. Habla con tu médico antes de utilizar el medicamento si tienes problemas de salud, como asma, glaucoma o retención de orina.
  • Come galletas secas o toma una bebida gaseosa para ayudar a asentar el estómago si te sientes mal.
Oct. 10, 2014