Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Descubrir la causa y extensión de la lesión hepática es importante para orientar el tratamiento.

Es probable que tu médico comience con los antecedentes médicos y con una exploración física minuciosa. Tu médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Análisis de sangre. Te pueden pedir una batería de análisis de sangre conocida como «pruebas funcionales hepáticas» para diagnosticar la enfermedad hepática. Se pueden hacer otros análisis de sangre para detectar trastornos genéticos o problemas hepáticos específicos.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y ecografías pueden mostrar daño hepático.
  • Análisis de tejidos. Tomar una muestra de tejido (biopsia) del hígado puede ayudar a diagnosticar una enfermedad hepática. Por lo general, la biopsia de hígado se realiza con una aguja larga que se introduce a través de la piel para extraer una muestra de tejido. Posteriormente, se analiza en un laboratorio.
July 15, 2014