Jamás es demasiado tarde para seguir pasos para evitar un ataque al corazón — incluso si ya has sufrido uno. Te presentamos algunas maneras de prevenir un ataque al corazón.

  • Medicamentos. Tomar medicamentos puede reducir tu riesgo de sufrir otro ataque y ayudar a tu corazón dañado a funcionar mejor. Continúa tomando lo que tu médico te indica, y pregúntale qué tan seguido necesitas revisarte.
  • Factores del estilo de vida. Ya sabes qué hacer: Mantén un peso saludable con una dieta balanceada para tu corazón, no fumes, haz ejercicio con regularidad, controla el estrés y las enfermedades que pueden llevarte a un ataque cardiaco, como presión arterial alta, colesterol elevado y diabetes.
Nov. 15, 2014