Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Tu estilo de vida afecta a la salud de tu corazón. Los siguientes pasos pueden ayudarte no sólo a evitar sino también a recuperarte de un ataque al corazón:

  • Evita fumar. Lo más importante que puedes hacer para mejorar la salud de tu corazón es no fumar. Además, evita el humo de segunda mano. Si necesitas dejar de fumar, pide ayuda a tu médico.
  • Mantén bajo control tu presión arterial y tus niveles de colesterol. Si uno o ambos son altos, tu médico puede indicarte cambios en tu dieta o medicamentos. Pregunta a tu médico qué tan a menudo necesitas revisar tu presión arterial y niveles de colesterol.
  • Hazte revisiones médicas con regularidad. Algunos de los mayores factores de riesgo de tener un ataque al corazón — altos niveles de colesterol en la sangre, presión arterial elevada y diabetes — no presentan síntomas en etapas tempranas. Tu médico puede realizarte exámenes para diagnosticar estas enfermedades y ayudarte a controlarlas, si es necesario.
  • Haz ejercicio con regularidad. Ejercitarse de manera regular mejora la función del músculo cardiaco después de un ataque al corazón y ayuda a prevenir otro al controlar tu peso, la diabetes, el colesterol y la presión arterial. El ejercicio no necesita ser vigoroso. Caminar 30 minutos al día, cinco días a la semana, puede mejorar tu salud.
  • Mantén un peso saludable. El exceso de peso puede forzar a tu corazón y puede contribuir a niveles altos de colesterol, presión arterial elevada y diabetes.
  • Lleva una dieta saludable para tu corazón. Las grasas saturadas, las grasas trans y el colesterol en tu dieta pueden estrechar las arterias que van hacia tu corazón, y demasiada sal pueden elevar la presión arterial. Consume una dieta saludable para el corazón, la cual incluye proteínas magras, como pescado y frijoles, con bastantes frutas y verduras y granos integrales.
  • Controla la diabetes. Los niveles altos de azúcar en la sangre son dañinos para tu corazón. Ejercitarte de manera regular, comer bien y perder peso ayuda a mantener los niveles de azúcar en cifras más deseables. Muchas personas necesitan medicación para controlar su diabetes.
  • Controla el estrés. Reduce el estrés de tus actividades diarias. Reconsidera los hábitos de adicción al trabajo y encuentra maneras saludables para minimizar o lidiar con eventos estresantes en tu vida.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Para adultos saludables, significa una bebida al día para mujeres y hombres mayores de 65 años, y hasta dos bebidas al día para hombres de 65 años y menores.
Nov. 15, 2014