Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Escrito por personal de Mayo Clinic

Tener un ataque al corazón asusta. ¿Cómo puede afectar esto a tu vida? ¿Podrás regresar a trabajar o a hacer las actividades que disfrutas? ¿Sucederá de nuevo?

Aquí te ofrecemos algunas sugerencias para ayudarte a manejarlo:

  • Haz frente a tus emociones. El miedo, el enojo, la culpa y la depresión son comunes después de haber tenido un ataque al corazón. Discutirlo con tu médico, un miembro de la familia o un amigo puede ayudar. O considera hablar con un profesional de la salud mental o unirte a un grupo de apoyo.

    Es importante mencionar los signos o síntomas de la depresión a tu médico. Los programas de rehabilitación cardiaca pueden ser efectivos para prevenir o tratar la depresión después de un ataque al corazón.

  • Asiste a rehabilitación cardiaca. Muchos hospitales ofrecen programas que pueden iniciar mientras estás en el hospital y, dependiendo de la gravedad de tu ataque, continuar durante semanas o meses después de que hayas regresado a casa. Por lo general, los programas de rehabilitación cardiaca se enfocan en cuatro áreas principales — medicamentos, cambios en el estilo de vida, problemas emocionales y un regreso gradual a tus actividades normales.

Sexo después de un ataque al corazón

A algunas personas les preocupa su vida sexual después de haber tenido un ataque cardiaco, pero la mayoría puede regresar a tener actividad sexual después de su recuperación. El momento en que puedas regresar a tu actividad sexual dependerá de tu comodidad física, tu disposición psicológica y tu actividad sexual previa. Pregunta a tu médico cuándo es seguro continuar con tu actividad sexual.

Algunos medicamentos para el corazón pueden afectar tu función sexual. Si tienes problemas con la disfunción sexual, habla con tu médico.

Nov. 15, 2014