Por lo general, las complicaciones se relacionan con el daño hecho a tu corazón durante un ataque. El daño puede llevar a:

  • Ritmos cardiacos anormales (arritmias). Pueden desarrollarse "cortocircuitos" eléctricos, lo que da como resultado ritmos cardiacos anormales, algunos de los cuales pueden ser graves, e incluso fatales.
  • Insuficiencia cardiaca. Un ataque puede dañar tanto tejido cardiaco que el músculo restante del corazón no pueda bombear sangre. La insuficiencia cardiaca puede ser temporal o puede ser una enfermedad crónica que resulta de un daño permanente y extenso a tu corazón.
  • Ruptura cardiaca. La áreas del músculo del corazón debilitadas por un ataque cardiaco pueden romperse, dejando un agujero en una parte del corazón. Por lo general, esta ruptura es fatal.
  • Problemas de la válvula. Las válvulas del corazón dañadas durante un ataque al corazón pueden desarrollar problemas serios de fuga.
Nov. 15, 2014