Presentación fetal antes del nacimiento

La posición del bebé en el útero justo antes del nacimiento puede tener un gran efecto en el trabajo de parto y en el parto. Dicha posición se conoce como presentación fetal.

Los bebés giran, se estiran y dan bastantes vueltas durante el embarazo. Sin embargo, antes de que empiece el trabajo de parto, suelen acomodarse en una posición que permite que, al dar a luz, salga primero la cabeza por el canal de parto. Esta posición se llama presentación cefálica. Sin embargo, el bebé puede acomodarse de otras maneras justo antes de comenzar el trabajo de parto.

A continuación, se detallan algunas de las posiciones posibles que puede tener el bebé al final del embarazo.

Presentación fetal antes del nacimiento

Cuando un bebé está con la cabeza hacia abajo y boca abajo, en términos médicos se dice que hay presentación cefálica de occipucio anterior. Esta es la presentación más habitual para que nazca un bebé. Boca abajo y ligeramente girada hacia un lado, la parte más pequeña de la cabeza del bebé es lo primero que pasa a través del canal del parto. Es la forma más fácil de que nazca un bebé.

Presentación fetal antes del nacimiento

Cuando un bebé está con la cabeza hacia abajo, boca arriba, el término médico para ello es presentación cefálica de occipucio posterior. En esta posición, puede ser más difícil que la cabeza del bebé pase por debajo del pubis durante el parto. Eso puede alargar el parto.

La mayoría de los bebés que empiezan el parto en esta posición acaban por ponerse boca abajo. Si eso no ocurre, y la segunda fase del parto está durando mucho, un miembro del equipo de atención médica puede introducir la mano por la vagina para ayudar al bebé a girarse. Esto se conoce como rotación manual.

En algunos casos, un bebé puede nacer en posición cabeza abajo y boca arriba. El uso de fórceps o de un dispositivo de vacío para ayudar con el parto es más frecuente cuando el bebé está en esta posición que en la posición cabeza abajo y boca abajo. En algunos casos, puede ser necesaria una cesárea.

Presentación fetal antes del nacimiento

Cuando los pies o las nalgas del bebé están en posición de salir primero durante el parto, se llama presentación de nalgas. Esto ocurre en un 3 % o 4 % aproximadamente de los bebés cerca del momento del parto. El bebé que se muestra a continuación está en presentación franca de nalgas. Ocurre cuando las rodillas no están flexionadas y los pies están cerca de la cabeza del bebé. Es el tipo más frecuente de presentación de nalgas.

Si tienes más de 36 semanas de embarazo y tu bebé está en presentación franca de nalgas, el profesional de atención médica puede intentar mover al bebé para que la cabeza esté hacia abajo. Para ello se utiliza un procedimiento denominado versión cefálica externa. El intento consiste en que uno o dos miembros del equipo de atención médica ejerzan presión con las manos sobre tu vientre para conseguir que el bebé gire hasta colocarse cabeza abajo.

Si el procedimiento no tiene éxito, o si el bebé vuelve a ponerse de nalgas, habla con un miembro del equipo de atención médica sobre las opciones que tienes para el parto. La mayoría de los bebés en presentación franca de nalgas nacen por cesárea programada.

Presentación fetal antes del nacimiento

La presentación completa de nalgas, como la que se muestra a continuación, es cuando el bebé tiene ambas rodillas flexionadas y ambas piernas pegadas al cuerpo. En la presentación incompleta de nalgas, una o ambas piernas no están pegadas al cuerpo, y uno o ambos pies o rodillas están por debajo de las nalgas del bebé. Si el bebé está en cualquiera de estas posiciones, puedes sentir patadas en la parte inferior del vientre.

Si estás de más de 36 semanas de embarazo y tu bebé está en presentación de nalgas completa o incompleta, el profesional de atención médica puede intentar mover al bebé a una posición con la cabeza hacia abajo. Para ello se utiliza un procedimiento denominado versión cefálica externa. El intento consiste en que uno o dos miembros del equipo de atención médica ejerzan presión con las manos sobre tu vientre para conseguir que el bebé gire hasta colocarse cabeza abajo.

Si el procedimiento no tiene éxito, o si el bebé vuelve a ponerse de nalgas, habla con un miembro del equipo de atención médica sobre las opciones que tienes para el parto. Muchos bebés en presentación completa o incompleta de nalgas nacen mediante una cesárea programada.

Presentación fetal antes del nacimiento

Cuando un bebé se acomoda dentro del útero en una postura horizontal, en lugar de vertical, la posición se denomina transversal. En esta posición, la espalda del bebé puede estar:

  • Abajo, con la espalda orientada hacia el canal del parto.
  • De lado, con un hombro apuntando hacia el canal del parto.
  • Arriba, con las manos y los pies orientados hacia el canal del parto.

Aunque muchos bebés están de lado al principio del embarazo, pocos permanecen así cuando comienza el parto.

Si tu bebé está en posición transversal durante la semana 37 de embarazo, el profesional de atención médica puede intentar moverlo de posición para que la cabeza esté hacia abajo. Para ello se utiliza un procedimiento denominado versión cefálica externa. La versión cefálica externa consiste en que uno o dos miembros de tu equipo de atención médica presionen el vientre con las manos para conseguir que el bebé gire hasta colocarse cabeza abajo.

Si el procedimiento no tiene éxito, o si el bebé vuelve a colocarse en posición transversal, habla con un miembro del equipo de atención médica sobre las opciones que tienes para el parto. Muchos bebés en posición transversal nacen por cesárea.

Presentación fetal antes del nacimiento

Si es un embarazo gemelar y solo el bebé que saldrá primero del útero tiene la cabeza hacia abajo, como se muestra a continuación, es posible que tu proveedor de atención médica atienda ese parto por vía vaginal.

En algunos casos, tu equipo de atención médica puede sugerir que el segundo bebé nazca de nalgas. O bien, pueden intentar mover al segundo bebé de posición para que la cabeza esté hacia abajo. Para ello se utiliza un procedimiento denominado versión cefálica externa. En la versión cefálica externa, uno o dos miembros del equipo de atención médica ejercen presión con las manos sobre tu vientre para conseguir que el bebé gire hasta colocarse cabeza abajo.

Tu equipo de atención médica puede sugerir el nacimiento del bebé por cesárea para el segundo bebé si ocurre lo siguiente:

  • El intento de parto de nalgas no tiene éxito.
  • No quieres intentar que el bebé nazca de nalgas por vía vaginal.
  • No se consigue colocar al bebé cabeza abajo.
  • No quieres intentar que se coloque al bebé cabeza abajo.

En algunos casos, tu equipo de atención médica puede aconsejarte que los dos bebés nazcan por cesárea. Eso puede ocurrir si el bebé que nacerá primero no está cabeza abajo, si el otro bebé tiene un peso bajo o alto al nacer en comparación con el primero o si el trabajo de parto empieza prematuramente.

Dec. 28, 2023