Descripción general

La cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que se utiliza para diagnosticar y tratar problemas en el pecho.

Durante una cirugía toracoscópica asistida por video, se insertan una cámara diminuta (toracoscopio) e instrumentos quirúrgicos en el pecho a través de una o más pequeñas incisiones en la pared torácica. El toracoscopio transmite imágenes del interior del pecho en un monitor de video, lo cual guía al cirujano mientras realiza el procedimiento.

Por qué se realiza

Los cirujanos usan la técnica de toracoscopia con video para realizar una variedad de procedimientos, como por ejemplo:

  • Biopsia para diagnosticar cáncer de pulmón, mesotelioma y otros tipos de cáncer de pecho
  • Cirugía de pulmón, como cirugía para tratar el cáncer de pulmón y cirugía de reducción del volumen pulmonar
  • Procedimientos para extraer el exceso de líquido o aire del área que rodea los pulmones
  • Cirugía para aliviar la sudoración excesiva (hiperhidrosis)
  • Cirugía para tratar ciertos tipos de trastornos esofágicos
  • Cirugía para extraer una parte del esófago (esofagectomía)
  • Reparación de hernia de hiato
  • Cirugía de extracción del timo (timectomía)
  • Ciertos procedimientos que afectan el corazón, las costillas, la columna vertebral y el diafragma

Riesgos

Entre las posibles complicaciones de la cirugía toracoscópica asistida por video se incluyen:

  • Neumonía, una infección pulmonar
  • Sangrado
  • Daño nervioso temporal o permanente
  • Daño a los órganos cercanos al lugar del procedimiento
  • Efectos relacionados con la anestesia

La cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) puede ser una buena opción para las personas que no son buenas candidatas para la cirugía abierta debido a problemas de salud. Sin embargo, la cirugía toracoscópica asistida por video puede no ser apropiada para las personas que se han sometido a una cirugía de tórax anteriormente. Habla con tu médico sobre la cirugía toracoscópica asistida por video y otros riesgos que esta conlleva.

Cómo prepararse

Es posible que necesites hacerte algunas pruebas para determinar si la cirugía toracoscópica asistida por video es una buena opción para ti. Estas pueden comprender pruebas de diagnóstico por imágenes, pruebas de laboratorio, pruebas de función pulmonar y evaluación cardíaca.

Si tienes una cirugía programada, el médico te dará instrucciones específicas para que te prepares.

Lo que puedes esperar

Por lo general, a las personas que se someten a una cirugía toracoscópica asistida por video se les aplica anestesia general, lo que significa que están dormidas durante la cirugía. Se te pondrá un tubo de respiración en la garganta que llega hasta la tráquea para proporcionar oxígeno a los pulmones. Luego un cirujano hace pequeñas incisiones en el pecho e inserta instrumentos quirúrgicos especialmente diseñados para realizar el procedimiento.

Durante la cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés), es posible que estés en cirugía de dos a tres horas y que permanezcas en el hospital durante algunos días, aunque eso puede variar, según el grado de complejidad del procedimiento y de tu situación.

Resultados

En comparación con una operación abierta tradicional (toracotomía), la cirugía toracoscópica asistida por video suele ser menos dolorosa, tener menos complicaciones y un tiempo de recuperación más corto.

Si el propósito de la cirugía toracoscópica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) es hacer una biopsia de tejido, puedes necesitar una cirugía adicional, según los resultados de la biopsia.

Cirugía videotoracoscópica - atención en Mayo Clinic

Jan. 28, 2020
  1. Thoracoscopy and video-assisted thoracoscopic surgery. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/pulmonary-disorders/diagnostic-and-therapeutic-pulmonary-procedures/thoracoscopy-and-video-assisted-thoracoscopic-surgery. Accessed Oct. 10, 2019.
  2. Bendixen M, et al. Postoperative pain and quality of life after lobectomy via video-assisted thoracoscopic surgery or anterolateral thoracotomy for early stage lung cancer: A randomized controlled trial. Lancet Oncology. 2016; doi:10.1016/S1470-2045(16)00173-X.
  3. AskMayoExpert. Video-assisted thoracoscopic surgery (VATS) lobectomy. Mayo Clinic; 2019.
  4. Raft J, et al. Anesthesia for thoracic ambulatory surgery. Current Opinion in Anesthesiology. 2019; doi:10.1097/ACO.0000000000000795.
  5. Rowse PG, et al. Minimally invasive thymectomy: The Mayo Clinic experience. Annals of Cardiothoracic Surgery. 2015; doi:10.3978/j.issn.2225-319X.2015.07.03.
  6. Bencini L, et al. Esophageal surgery in minimally invasive era. World Journal of Gastrointestinal Surgery. 2016; doi:10.4240/wjgs.v8.i1.52.
  7. Demmy T, et al. Overview of minimally invasive thoracic surgery. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 11, 2019.
  8. Oshikiri T, et al. Current status of minimally invasive esophagectomy for esophageal cancer: Is it truly less invasive? Annals of Gastroenterological Surgery. 2019; doi:10.1002/ags3.12224.
  9. Brown A. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. July 30, 2019.
  10. Litin SC (expert opinion). Mayo Clinic. Dec. 6, 2019.