Descripción general

Un estudio de tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés) le permite al médico analizar la función de algunos de los órganos internos. La tomografía computarizada por emisión de fotón único es un tipo de estudio de diagnóstico por imágenes de medicina nuclear, lo que significa que se utilizan sustancias radioactivas y una cámara especial para crear imágenes tridimensionales.

Mientras que los estudios por imágenes, como las radiografías, pueden mostrar el aspecto de las estructuras internas del cuerpo, un estudio de tomografía computarizada por emisión de fotón único puede producir imágenes que muestran cómo funcionan tus órganos. Por ejemplo, un estudio de tomografía computarizada por emisión de fotón único puede mostrar cómo fluye la sangre hacia el corazón y qué zonas de tu cerebro están más activas o menos activas.

Por qué se realiza

La tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés) se utiliza con mayor frecuencia para diagnosticar o controlar los trastornos cerebrales, los problemas cardíacos y los trastornos óseos.

Trastornos cerebrales

La tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés) puede resultar útil para determinar qué partes del cerebro están siendo afectadas por lo siguiente:

  • Demencia
  • Vasos sanguíneos obstruidos
  • Convulsiones
  • Epilepsia
  • Lesiones en la cabeza

Problemas cardíacos

Debido a que el marcador radioactivo destaca áreas del flujo sanguíneo, la tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés) puede buscar lo siguiente:

  • Arterias coronarias obstruidas. Si las arterias que irrigan el músculo cardíaco se estrechan o se obstruyen, las partes del músculo cardíaco que se nutren de estas arterias pueden resultar dañadas o incluso morir.
  • Reducción de la eficiencia del bombeo. La tomografía computarizada por emisión de fotón único puede revelar el grado de vaciado de las cavidades cardíacas durante las contracciones.

Trastornos óseos

Las áreas de curación ósea o de progresión del cáncer se suelen iluminar en las tomografías computarizadas por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés); por lo tanto, este tipo de prueba se utiliza con más frecuencia para diagnosticar fracturas óseas ocultas. Las tomografías computarizadas por emisión de fotón único también pueden diagnosticar y seguir la progresión del cáncer que se diseminó a los huesos.

Riesgos

Para la mayoría de las personas, las tomografías computarizadas por emisión de fotón único son seguras. Si te administran un marcador radioactivo por infusión o inyección, podrías presentar lo siguiente:

  • Sangrado, dolor o hinchazón en el lugar de inserción de la aguja en el brazo
  • Excepcionalmente, una reacción alérgica al marcador radioactivo

Las tomografías computarizadas por emisión de fotón único no son seguras para las mujeres que están embarazadas o amamantando porque el marcador radioactivo puede pasar al feto en desarrollo o al bebé lactante.

Riesgos de la radiación

El equipo de atención médica utiliza una pequeña cantidad de radiación para realizar una tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés); dicha prueba no está asociada con ningún riesgo de salud a largo plazo. Habla con tu médico si te preocupa la exposición a la radiación durante la exploración por tomografía computarizada por emisión de fotón único.

Cómo prepararse

La preparación para una tomografía computarizada por emisión de fotón único dependerá de tu situación específica. Pregunta a tu equipo de atención médica si debes hacer alguna preparación especial antes de la tomografía computarizada por emisión de fotón único.

En general, deberías:

  • Dejar tus alhajas de metal en casa
  • Informar al técnico si estás embarazada o amamantando
  • Traer una lista de todos los medicamentos y suplementos que estés tomando

Lo que puedes esperar

Durante la prueba

La tomografía computarizada por emisión de fotón único implica dos pasos: recibir una inyección radioactiva (llamada marcador) y usar una máquina de tomografía computarizada de emisión monofotónica para escanear un área específica de tu cuerpo.

Administración de una sustancia radioactiva

Recibirás una sustancia radioactiva a través de una infusión intravenosa en una vena del brazo. La dosis del marcador es muy pequeña. Puede que sientas una sensación de frío a medida que entra en tu cuerpo. Es posible que te pidan que te acuestes tranquilamente en una habitación durante 20 minutos o más antes de la exploración mientras el cuerpo absorbe el marcador radioactivo. En algunos casos, es posible que deba esperar varias horas o, en raras ocasiones, varios días entre la inyección y la tomografía computarizada por emisión de fotón único.

Los tejidos más activos del cuerpo absorberán más sustancia radioactiva. Por ejemplo, durante una convulsión, es posible que el área del cerebro que causa la convulsión retenga más cantidad de marcador radioactivo, lo que permite a los médicos precisar el área del cerebro que provoca las convulsiones.

Realización de la tomografía computarizada por emisión de fotón único

La máquina de tomografía computarizada por emisión de fotón único es un dispositivo circular grande que contiene una cámara que detecta el marcador radioactivo que tu cuerpo absorbe. Durante la exploración, te recostarás sobre una mesa mientras la máquina gira a tu alrededor. La máquina toma imágenes de tus órganos internos y otras estructuras. Las imágenes se envían a una computadora que utiliza la información para crear imágenes tridimensionales de tu cuerpo.

La duración de la exploración depende de la razón por la que se realiza el procedimiento.

Después del estudio

La mayor parte del marcador radioactivo se elimina del cuerpo a través de la orina dentro de las horas posteriores a la tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés). Es posible que tu médico te pida que bebas más líquidos; por ejemplo, jugo o agua, después de la tomografía computarizada por emisión de fotón único para eliminar el marcador radioactivo del cuerpo. El cuerpo descompone el marcador radioactivo restante durante los próximos días.

Resultados

Un radiólogo o médico con formación avanzada en medicina nuclear analizan los resultados de la tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT, por sus siglas en inglés) y los envían a tu médico. Las imágenes de la exploración pueden revelar colores que le indican al médico qué áreas del cuerpo absorbieron mayor cantidad de marcador radioactivo y qué áreas absorbieron menos. Por ejemplo, una imagen computarizada por emisión de fotón único del cerebro puede mostrar un color más claro donde las células cerebrales están menos activas y colores más oscuros donde las células cerebrales están más activas. Algunas imágenes computarizadas por emisión de fotón único muestran escalas de grises en lugar de colores.

Consulta con tu equipo de atención médica sobre cuánto tiempo deberás esperar para recibir tus resultados.