Descripción general

El método del ritmo, también llamado «método del calendario» o «método del ritmo de calendario», es una forma natural de planificación familiar.

Para usar el método del ritmo, debes realizar un seguimiento de tu menstruación para predecir cuándo ovularás. Esto puede ayudarte a determinar cuándo tienes más probabilidades de concebir un hijo.

Si deseas quedar embarazada, puedes usar el método del ritmo para determinar cuáles son los mejores días para tener relaciones sexuales. De modo similar, si no deseas quedar embarazada, puedes usar el método del ritmo para determinar en qué días no debes tener relaciones sexuales sin protección.

Usar el método del ritmo como método anticonceptivo requiere persistencia y un registro cuidadoso. Si no quieres concebir un hijo, tú y tu pareja deben evitar tener relaciones sexuales o deben usar un método anticonceptivo de barrera durante tus días fértiles de cada mes.

Por qué se realiza

El método del ritmo puede usarse como forma de promover la fertilidad o como método anticonceptivo, dado que te ayuda a determinar los días óptimos para tener o evitar las relaciones sexuales sin protección. Algunas mujeres eligen el método del ritmo por motivos religiosos o si una historia clínica compleja reduce las opciones tradicionales de anticoncepción.

Riesgos

El método del calendario es una forma económica y segura de ayudarte a registrar tu fertilidad (el momento del mes en el que tienes más probabilidades de quedar embarazada).

Usar el método del calendario como método anticonceptivo no presenta ningún riesgo directo. Sin embargo, se considera uno de los menos eficaces. La eficacia del método del calendario varía según la pareja. En general, unas 24 de cada 100 mujeres que utilizan métodos naturales de planificación familiar como método anticonceptivo quedan embarazadas el primer año.

El método del calendario no te protege contra las infecciones de trasmisión sexual.

Cómo prepararse

Para hacer un seguimiento de tus antecedentes menstruales, no se necesita una preparación especial. Sin embargo, si quieres usar el método del calendario como método anticonceptivo, consulta primero con el proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Tuviste tu primer período hace poco
  • Acabas de tener un bebé
  • Hace poco suspendiste las píldoras anticonceptivas u otros anticonceptivos hormonales
  • Estás amamantando
  • Te estás acercando a la menopausia
  • Tienes ciclos menstruales irregulares

Lo que puedes esperar

El uso del método del calendario tradicional consta de los siguientes pasos:

  • Registrar la duración de 6 a 12 de tus ciclos menstruales. Con un calendario, escribe la cantidad de días de cada ciclo menstrual, contando desde el primer día de tu período hasta el primer día del siguiente.
  • Determinar la duración de tu ciclo menstrual más corto. Réstale 18 a la cantidad total de días de tu ciclo más corto. Este número representa el primer día fértil de tu ciclo. Por ejemplo, si tu ciclo más corto dura 26 días, réstale 18 a 26, lo que equivale a 8. En este ejemplo, el primer día de tu ciclo es el primer día de sangrado menstrual y el octavo día de tu ciclo es el primer día fértil.
  • Determinar la duración de tu ciclo menstrual más largo. Réstale 11 a la cantidad total de días de tu ciclo más largo. Este número representa el último día fértil de tu ciclo. Por ejemplo, si tu ciclo más largo dura 32 días, réstale 11 a 32, lo que equivale a 21. En este ejemplo, el primer día de tu ciclo es el primer día de sangrado menstrual y el día 21 de tu ciclo es el último día fértil.
  • Planificar cuidadosamente las relaciones sexuales durante los días fértiles. Si no deseas quedar embarazada, las relaciones sexuales sin protección están prohibidas durante los días fértiles, todos los meses. Por otro lado, si deseas quedar embarazada, ten relaciones sexuales regularmente durante los días fértiles.
  • Actualizar los cálculos todos los meses. Sigue registrando la duración de tus ciclos menstruales para asegurarte de que estás calculando adecuadamente los días fértiles.

Ten en cuenta que hay muchos factores, como los medicamentos, el estrés y las enfermedades, que pueden afectar el momento exacto de la ovulación. El uso del método del calendario para predecir la ovulación puede ser impreciso, especialmente si tu ciclo es irregular.