Descripción general

La terapia fotodinámica utiliza medicamentos para hacer que las células cancerosas y otras células anormales se vuelvan vulnerables a la energía lumínica de alta intensidad, como la de los láseres. Puede utilizarse para tratar diversas enfermedades cancerosas y precancerosas.

La terapia fotodinámica implica el uso o la infusión de un medicamento especial (fotosensibilizador) que hace que las células se vuelvan sensibles a la luz. Para los tumores en la superficie de la piel o cerca de esta, el medicamento puede administrarse mediante aplicación tópica. Para otros tipos de cáncer, el medicamento puede inyectarse en una vena.

Después de que el tejido objetivo absorbe el fotosensibilizador, el médico expone las células cancerosas a una longitud de onda y energía lumínica específicas que activan el medicamento y destruyen tanto las células cancerosas como las precancerosas. Para los tumores localizados en el interior del cuerpo, esta terapia puede implicar pasar la luz por un tubo delgado y flexible, que se introducirá por la boca y pasará por el esófago o la tráquea para alcanzar el área correspondiente.

La luz mata las células que absorbieron el medicamento que las hace sensibles a la luz.