Descripción general

El control de la vejiga neurogénica y del intestino neurogénico incluye opciones de tratamiento que pueden ayudarte a controlar la micción o la defecación. Una lesión en la médula espinal a veces interrumpe la comunicación entre el cerebro y los nervios de la médula espinal que controlan el funcionamiento de los intestinos y de la vejiga. Esto puede causar una disfunción de la vejiga y el intestino conocida como vejiga neurogénica o intestino neurogénico. Las personas con esclerosis múltiple o espina bífida pueden tener problemas similares.

Los signos y síntomas de la vejiga neurogénica pueden incluir pérdida de control de la vejiga, incapacidad para vaciar la vejiga, micción frecuente e infecciones de las vías urinarias.

Los signos del intestino neurogénico son pérdida del control intestinal, estreñimiento, defecación frecuente y ausencia de defecación.

Algunas de las opciones de control de la vejiga para personas con vejiga neurogénica son:

  • Medicamentos. El médico puede recetarte medicamentos para mejorar la función de la vejiga. Estos medicamentos pueden reducir las contracciones de la vejiga que producen ganas de orinar, disminuir la micción frecuente, mejorar la pérdida de control de la vejiga, aumentar el almacenamiento de orina o vaciar la vejiga.
  • Cateterismo intermitente limpio. En el cateterismo intermitente limpio, tú o un profesional de la salud insertan un tubo delgado a través de la uretra y hasta la vejiga varias veces durante el día para vaciarla.
  • Cateterismo permanente. Un profesional de la salud puede insertarte una sonda a través de la uretra o la pared abdominal hasta la vejiga para vaciarla continuamente.
  • Intervención quirúrgica. Los médicos especializados en el tratamiento de la vejiga pueden realizar una cirugía reparadora para resolver o mejorar los síntomas de la vejiga.

Algunas de las opciones de tratamiento de los intestinos para personas con intestinos neurogénicos son las siguientes:

  • Medicamentos. Tu médico puede recetarte medicamentos para tratar la frecuencia y la consistencia de las evacuaciones intestinales.
  • Irrigación anal. La irrigación anal es una nueva terapia conservadora para el tratamiento de los intestinos. Se inserta líquido a través de una sonda con un balón inflable para reducir el estreñimiento y favorecer el control y la evacuación intestinal.
  • Intervención quirúrgica. Los cirujanos especializados en cirugía intestinal pueden realizar una cirugía reparadora para resolver dificultades en el tratamiento de los intestinos.

El Programa de Rehabilitación de Lesiones en la Médula Espinal de Mayo Clinic en el centro de Minnesota ofrece varias opciones de tratamiento para los intestinos y la vejiga a personas con vejiga neurogénica o intestinos neurogénicos.