Descripción general

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva implica hacer pequeñas incisiones en el lado derecho del tórax para llegar al corazón entre las costillas, en lugar de cortar por el esternón, como se hace en la cirugía a corazón abierto.

Se puede hacer una cirugía cardíaca mínimamente invasiva para tratar una variedad de afecciones cardíacas. En comparación con la cirugía a corazón abierto, este tipo de cirugía puede significar menos dolor y una recuperación más rápida para muchas personas.

Por qué se realiza

Se pueden hacer muchos tipos de procedimientos cardíacos con cirugía cardíaca mínimamente invasiva, entre ellos:

  • Reemplazo de la válvula aórtica
  • Cierre de la comunicación interauricular y del agujero oval persistente
  • Cirugía para cerrar el defecto septal auriculoventricular
  • Cirugía de baipás de la arteria coronaria
  • Técnica del laberinto para tratar la fibrilación auricular
  • Reparación o reemplazo de la válvula mitral
  • Extracción de la vena safena para la cirugía de la arteria coronaria
  • Reparación o reemplazo de la válvula tricúspide

Los posibles beneficios de la cirugía cardíaca mínimamente invasiva en comparación con la cirugía a corazón abierto pueden incluir:

  • Menor pérdida de sangre
  • Menor riesgo de infección
  • Menos dolor y traumatismos
  • Hospitalización más breve, recuperación más rápida y regreso más rápido a las actividades normales
  • Cicatrices más pequeñas y menos visibles

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva no es adecuada para cualquiera. El médico y el equipo de tratamiento trabajarán contigo para determinar si esta cirugía es una opción para tratar la afección.

Para determinar si la cirugía cardíaca mínimamente invasiva es la mejor opción, el médico probablemente revisará tus antecedentes médicos y solicitará realizarte pruebas para obtener más información acerca de la salud de tu corazón.

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva es un procedimiento quirúrgico complejo que requiere capacitación y experiencia. Podrían remitirte a un centro médico con cirujanos y un equipo quirúrgico con la experiencia necesaria para realizar procedimientos mínimamente invasivos.

Riesgos

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva puede conllevar riesgos similares a los de la cirugía a corazón abierto, tales como:

  • Sangrado
  • Accidente cerebrovascular
  • Infección
  • Ritmo cardíaco irregular (arritmias)
  • Muerte

Además, es posible que la cirugía cardíaca mínimamente invasiva deba cambiarse por una cirugía a corazón abierto si el cirujano considera que no es seguro continuar con el método mínimamente invasivo.

Cómo te preparas

Antes de una cirugía cardíaca mínimamente invasiva, el médico y el equipo de tratamiento te explicarán qué cosas te sucederán antes, durante y después de la cirugía, así como los posibles riesgos de esta.

El médico y el equipo hablarán acerca de las inquietudes que tengas sobre la cirugía. El médico u otro miembro del equipo de tratamiento podrían explicarte las directivas anticipadas u otra información que debes tener en cuenta antes de la cirugía.

Podrías tener que rasurarte el vello en las partes del cuerpo donde se realizará el procedimiento. Podrías tener que lavarte la piel con un jabón especial para reducir el riesgo de infección.

Antes de ingresar al hospital para la cirugía, habla con un familiar acerca de la estadía hospitalaria y háblale sobre la ayuda que podrías necesitar al volver a casa. El médico y el equipo de tratamiento te darán las instrucciones que deberás seguir durante la recuperación, al volver a casa.

Alimentos y medicamentos

Habla con el médico sobre lo siguiente:

  • Cuándo puedes tomar los medicamentos que tomas habitualmente y si puedes tomarlos antes de la cirugía
  • A qué hora debes dejar de comer o beber la noche antes de la cirugía

Ropa y elementos personales

El equipo de tratamiento podría recomendarte que traigas varios artículos al hospital, incluso:

  • Una lista de tus medicamentos
  • Anteojos, audífonos o prótesis dentales
  • Elementos de cuidado personal, como cepillo, peine, elementos para afeitarse y cepillo de dientes
  • Ropa suelta y cómoda
  • Una copia de tus directrices médicas anticipadas
  • Artículos que podrían ayudarte a relajarte, como un reproductor de música portátil o libros

Durante la cirugía, evita usar lo siguiente:

  • Joyas
  • Anteojos
  • Lentes de contacto
  • Prótesis dentales
  • Esmalte de uñas

Precauciones en cuanto a medicamentos y alergias

Habla con el médico sobre lo siguiente:

  • Los medicamentos que hayas traído al hospital y cuándo debes tomarlos el día del procedimiento
  • Las alergias o reacciones a medicamentos que hayas tenido

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva incluye la cirugía cardíaca asistida por robot, la cirugía toracoscópica y la cirugía a través de una pequeña incisión en el pecho (cirugía cardíaca con acceso directo menos invasiva). En todos los tipos, los cirujanos llegan al corazón a través de pequeñas incisiones entre las costillas del tórax.

Un dispositivo con una pequeña cámara de video que se introduce a través de una de las incisiones se utiliza para ayudar al cirujano a ver el interior del cuerpo.

La mayoría de los procedimientos mínimamente invasivos utilizan una máquina de circulación extracorpórea, como se utiliza en la cirugía a corazón abierto. La máquina mantiene la sangre en movimiento a través del cuerpo durante el procedimiento.

Cirugía cardíaca asistida por robot

En la cirugía cardíaca asistida por robot, el cirujano utiliza brazos robóticos en lugar de las manos para realizar las mismas maniobras que se utilizan en la cirugía a corazón abierto tradicional.

Durante este procedimiento, el cirujano trabaja con una consola remota y vistas tridimensionales de alta definición aumentadas del corazón en un monitor de video. Desde la consola remota, los movimientos de las manos del cirujano se trasladan exactamente a los brazos robóticos en la mesa de operaciones, que se mueven de manera similar a la muñeca humana.

Otro cirujano y un equipo quirúrgico ayudan en la mesa de operaciones, cambiando los instrumentos quirúrgicos que sujetan las manos robóticas.

Cirugía toracoscópica

En una cirugía toracoscópica (también conocida como minitoracotomía), el cirujano introduce un tubo largo y delgado (toracoscopio) que tiene una cámara de video diminuta en una pequeña incisión en el pecho.

El cirujano repara el corazón con instrumentos largos que se introducen a través de pequeñas incisiones entre las costillas.

Después del procedimiento

Generalmente, pasarás un día o más en la unidad de cuidados intensivos. Te suministrarán líquidos y medicamentos por sondas intravenosas. Otras sondas colocadas durante la cirugía drenarán la orina de la vejiga y líquidos y sangre del tórax. Puede que se te administre oxígeno a través de una mascarilla o cánulas nasales en la nariz.

Después de estar en la unidad de cuidados intensivos, te trasladarán a una habitación de hospital normal durante varios días. El tiempo que pases en la unidad de cuidados intensivos y en el hospital dependerá de tu afección y de la cirugía.

El equipo de tratamiento:

  • Controlará tu afección y verificará que no haya signos de infección en los sitios de incisión
  • Controlará tu presión arterial, respiración y frecuencia cardíaca
  • Trabajará contigo para controlar el dolor
  • Te ayudará a levantarte y a caminar, y te instruirá para que aumentes progresivamente la actividad
  • Te mostrará cómo hacer ejercicios de respiración profunda y te enseñará cómo toser para mantener los pulmones limpios

El médico te dará instrucciones a seguir durante la recuperación, tales como estar atento a los signos de infección, cuidar las incisiones, tomar medicamentos y controlar el dolor.

El médico te dirá cuándo puedes retomar las actividades cotidianas, como trabajar, conducir y hacer ejercicio.

Resultados

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva puede ayudar a reducir los síntomas de la estenosis aórtica y mejorar tu calidad de vida.

Por lo general, necesitarás revisiones periódicas con un médico para controlar tu estado cardíaco. Es posible que se hagan pruebas para comprobar la salud del corazón.

El médico también puede recomendarte que sigas un estilo de vida saludable para el corazón, que incluya una dieta saludable, ejercicio físico, control del estrés y evitar el consumo de tabaco. A veces, también se recomienda un programa personalizado de educación y ejercicio diseñado para mejorar la salud después de la cirugía cardíaca (rehabilitación cardíaca).