Descripción general

La cirugía láser de VFP es un tratamiento mínimamente invasivo para la próstata agrandada. El procedimiento utiliza un láser para realizar la vaporización fotoselectiva de la próstata (VFP).

Durante la cirugía láser de VFP se inserta un tubo con un sistema de diagnóstico por imágenes (cistoscopio) en el pene. El cirujano coloca un láser a través del cistoscopio para quemar (vaporizar) el exceso de tejido que obstruye el flujo de orina a través de la próstata.

A diferencia de la cirugía de próstata tradicional, la cirugía láser de VFP evita cortar o raspar el tejido. Como resultado, generalmente hay menos pérdida de sangre, lo cual hace que la cirugía láser de VFP sea una buena opción para los hombres que tienen problemas de coagulación sanguínea o que toman anticoagulantes.

La VFP es una de las opciones de tratamiento mínimamente invasivos para una próstata agrandada, una afección conocida como hiperplasia prostática benigna (HPB). Al igual que otros tratamientos mínimamente invasivos, la VFP puede ofrecer una recuperación y un alivio de los síntomas más rápido en comparación con la cirugía de próstata tradicional.

Lee más sobre la hiperplasia prostática benigna (HPB) y la cirugía láser de próstata.