Descripción general

La inseminación intrauterina, un tipo de inseminación artificial, es un procedimiento para tratar la infertilidad.

El esperma que se lavó y se concentró se coloca directamente en el útero cerca de la fecha en la que el ovario libera uno o más óvulos para la fecundación.

El resultado que se espera de la inseminación intrauterina es que el esperma llegue a la trompa de Falopio y que fecunde un óvulo en espera, lo que produce un embarazo. Según los motivos de la infertilidad, la inseminación intrauterina se puede coordinar con tu ciclo normal o con los medicamentos para la fertilidad.

Por qué se realiza

La capacidad de una pareja para quedar embarazada depende de muchos factores diferentes. La inseminación intrauterina se utiliza con mayor frecuencia en parejas que tienen lo siguiente:

  • Esperma de un donante. Para las mujeres que necesitan usar esperma de un donante para quedar embarazadas, la inseminación intrauterina es el procedimiento que se utiliza más frecuentemente para lograr el embarazo. Los especímenes congelados de esperma de un donante se obtienen de laboratorios certificados y se descongelan antes del procedimiento de inseminación intrauterina.
  • Infertilidad inexplicable. La inseminación intrauterina se realiza a menudo como un primer tratamiento para la infertilidad inexplicable junto con medicamentos que provocan la ovulación.
  • Infertilidad relacionada con la endometriosis. Para la infertilidad relacionada con la endometriosis, el uso de medicamentos para obtener un óvulo de buena calidad junto con la realización de una inseminación intrauterina suele ser el primer enfoque de tratamiento.
  • Infertilidad por factor masculino leve (subfertilidad). Es posible que el análisis del semen de tu pareja, uno de los primeros pasos en la evaluación médica de la infertilidad, muestre una concentración de esperma inferior al promedio, un movimiento (motilidad) débil de los espermatozoides o anomalías en el tamaño y la forma (morfología) de los espermatozoides. La inseminación intrauterina puede resolver algunos de estos problemas, ya que la preparación del esperma para el procedimiento ayuda a separar los espermatozoides normales con motilidad progresiva de los de menor calidad.
  • Infertilidad por un factor cervical. El cuello del útero, en el extremo inferior del útero, proporciona la abertura entre la vagina y el útero. La mucosidad producida por el cuello del útero alrededor del momento de la ovulación brinda un ambiente ideal para que los espermatozoides se desplacen desde la vagina hasta las trompas de Falopio. Sin embargo, si el moco cervical es demasiado espeso, es posible que impida el recorrido del espermatozoide. El cuello del útero también puede impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo. Las cicatrices, como las causadas por una biopsia u otros procedimientos, pueden hacer que el cuello del útero se engrose. La inseminación intrauterina pasa por alto el cuello del útero, por lo que el esperma se deposita directamente en el útero, lo que aumenta el número de espermatozoides disponibles para encontrarse con el óvulo en espera.
  • Infertilidad por factor ovulatorio. La inseminación intrauterina también se puede realizar en mujeres que tienen infertilidad causada por problemas con la ovulación, como la ausencia de esta o un número reducido de óvulos.
  • Alergia al semen. De forma infrecuente, la alergia a las proteínas del semen puede causar infertilidad. La eyaculación en la vagina causa enrojecimiento, ardor e hinchazón cuando el semen entra en contacto con la piel. Un preservativo puede protegerte de los síntomas, pero también previene el embarazo. Si tu sensibilidad es grave, la inseminación intrauterina puede ser eficaz, ya que muchas de las proteínas del esperma se extraen antes de insertar los espermatozoides.

Riesgos

La inseminación intrauterina es un procedimiento relativamente seguro y simple, y el riesgo de sufrir complicaciones graves es bajo. Algunos de los riesgos son:

  • Infección. Existe un riesgo leve de desarrollar una infección como resultado del procedimiento.
  • Manchado. A veces, el proceso de colocar el catéter en el útero causa un sangrado vaginal mínimo. Por lo general, esto no afecta la posibilidad de quedar embarazada.
  • Embarazo múltiple. La inseminación intrauterina en sí no está asociada con un riesgo mayor de embarazo múltiple —mellizos, trillizos o más. Sin embargo, cuando se coordina con medicamentos inductores de la ovulación, el riesgo de que ocurra un embarazo múltiple aumenta significativamente. Un embarazo múltiple tiene mayores riesgos que un embarazo simple, como el trabajo de parto prematuro y el peso bajo al nacer.

Cómo te preparas

La inseminación intrauterina implica una coordinación minuciosa antes del procedimiento:

  • Preparar la muestra de semen. Tu pareja proporciona una muestra de semen en el consultorio del médico o se puede descongelar un vial de esperma de un donante y prepararlo. Debido a que los elementos presentes en el semen que no son espermatozoides pueden causar reacciones en el cuerpo de la mujer que interfieran en la fertilización, la muestra se lavará de tal manera que se separe al esperma normal y altamente activo del de más baja calidad y de otros elementos. La posibilidad de quedar embarazada aumenta mediante el uso de pequeñas muestras con una gran concentración de esperma sano.
  • Control de la ovulación. Debido a que el momento adecuado para la inseminación intrauterina es fundamental, es sumamente importante controlar los signos de la ovulación inminente. Para hacerlo, es posible que uses un kit de predicción de la ovulación mediante un análisis de orina para realizar en el hogar, que detecta el momento en que el cuerpo produce un aumento repentino o la liberación de la hormona luteinizante o bien, puede realizarse un método de pruebas por imágenes que le permita al médico visualizar los ovarios y el crecimiento de los óvulos (ecografía transvaginal). También es posible que te administren una inyección de gonadotropina coriónica humana o que te den medicamentos para hacer que ovules uno o más óvulos en el momento adecuado.
  • Determinar el momento óptimo. La mayoría de las inseminaciones intrauterinas se realizan uno o dos días después de detectar la ovulación. El médico u otro proveedor de atención médica tendrán un plan detallado sobre el momento de hacer el procedimiento y las expectativas.

Lo que puedes esperar

La consulta para la inseminación intrauterina toma alrededor de 15 a 20 minutos y, por lo general, se realiza en la clínica o el consultorio del médico. El procedimiento de la inseminación intrauterina en sí toma solo un minuto o dos, y no requiere de ningún medicamento ni analgésico. El procedimiento lo realiza tu médico o el personal de enfermería debidamente capacitado.

Durante el procedimiento

Mientras estás en la camilla de exploración, colocas las piernas en unos estribos. El proveedor de atención médica inserta un espéculo en la vagina, similar a lo que se hace para un examen de Papanicolaou. Durante el procedimiento, el médico o el personal de enfermería hace lo siguiente:

  • Conecta un frasco que contiene una muestra de esperma sano al extremo de un tubo largo, delgado y flexible (catéter)
  • Inserta el catéter en la vagina a través de la apertura del cuello del útero hasta llegar a este.
  • Impulsa la muestra de espermatozoides dentro del útero a través del tubo.
  • Retira el catéter y luego el espéculo.

Después del procedimiento

Después de la inseminación, te quedarás recostada boca arriba durante un período breve. Una vez que finalice el procedimiento, puedes vestirte y retomar tus actividades diarias. Es posible que tengas un manchado leve durante uno o dos días luego del procedimiento.

Resultados

Espera dos semanas para hacerte una prueba de embarazo en casa. Si te haces la prueba demasiado pronto, podrías obtener un resultado que es:

  • Falso negativo. Si las hormonas del embarazo aún no se encuentran en niveles medibles, el resultado de la prueba puede ser negativo cuando, en realidad, sí estás embarazada.
  • Falso positivo. Si estás tomando medicamentos que provocan la ovulación, como gonadotropina coriónica humana, el medicamento que aún circula en el cuerpo podría indicar que estás embarazada, cuando en realidad no lo estás.

Luego de los resultados del kit para el hogar, es posible que tu médico te pida que vuelvas alrededor de dos semanas después para realizarte un análisis de sangre, que es más sensible en la detección de las hormonas del embarazo tras la fecundación.

Si no quedas embarazada, puedes probar con una inseminación intrauterina nuevamente antes de continuar con otros tratamientos para la fertilidad. Por lo general, se utiliza la misma terapia de tres a seis meses para maximizar las posibilidades de embarazo.

Sept. 03, 2021
  1. Infertility FAQs. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/reproductivehealth/Infertility/. Accessed May 7, 2019.
  2. Treating infertility. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/Patients/FAQs/Treating-Infertility. Accessed May 7, 2019.
  3. Infertility fact sheet. Womenshealth.gov. https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/infertility. Accessed May 7, 2019.
  4. Ginsburg ES. Procedure for intrauterine insemination (IUI) using processed sperm. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 7, 2019.
  5. Intrauterine insemination (IUI). ReproductiveFacts.org. https://www.reproductivefacts.org/globalassets/rf/news-and-publications/bookletsfact-sheets/english-fact-sheets-and-info-booklets/intrauterine_insemination_iui_factsheet.pdf. Accessed May 7, 2019.
  6. Hornstein MD, et al. Unexplained infertility. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 7, 2019.
  7. DeCherney AH, et al. Infertility. In: Current Diagnosis & Treatment: Obstetrics & Gynecology. 12th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2019. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed May 8, 2019.
  8. Bastian LA, et al. Clinical manifestations and diagnosis of early pregnancy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 7, 2019.

Inseminación intrauterina