La prueba del virus del papiloma humano (VPH) detecta la presencia del virus del papiloma humano, un virus que puede provocar el desarrollo de verrugas genitales, células cervicales anormales o cáncer de cuello uterino.

El médico te puede recomendar la prueba del VPH si:

  • El Papanicolaou arrojó un resultado anormal con células escamosas atípicas de significado indeterminado
  • Si eres mayor de 30 años

La prueba del VPH es únicamente para mujeres; no existe aún la prueba de VPH para detectar el virus en hombres. Sin embargo, los hombres pueden infectarse con el VPH y contagiar el virus a sus parejas sexuales.

La prueba del VPH es un análisis para detectar el cáncer de cuello uterino; sin embargo, no te indica si tienes cáncer. En cambio, detecta la presencia del VPH (el virus que causa el cáncer de cuello uterino) en tu sistema. Ciertos tipos de VPH (incluso los tipos 16 y 18) aumentan el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.

Saber si posees un tipo de VPH que aumenta tu riesgo de padecer cáncer de cuello uterino significa que tú y tu médico podrán decidir mejor sobre los próximos pasos de tu cuidado de la salud. Esos pasos podrían comprender un control de seguimiento, análisis adicionales, o un tratamiento de células anormales o precancerosas.

El uso rutinario de la prueba del VPH en mujeres menores de 30 años no se recomienda ni es muy útil. El VPH se propaga a través del contacto sexual y es muy común en mujeres jóvenes, por lo que los resultados de la prueba serán frecuentemente positivos. Sin embargo, las infecciones por VPH suelen desaparecer por sí solas al cabo de uno o dos años. Los cambios cervicales que provocan cáncer tardan varios años en desarrollarse (generalmente 10 años o más). Por estos motivos, podrías adoptar una conducta expectante en lugar de someterte a un tratamiento por los cambios cervicales causados por una infección por VPH.

Al igual que los análisis para detección, la prueba del VPH presenta el riesgo de que el resultado sea falso positivo o falso negativo.

  • Falso positivo. Un resultado falso positivo indica que tienes un tipo de riesgo alto de VPH cuando en realidad no lo tienes. Un resultado falso positivo podría derivar en la realización innecesaria de un procedimiento de seguimiento, como una colposcopia o una biopsia, y una ansiedad injustificada por los resultados de la prueba.
  • Falso negativo. Un resultado falso negativo significa que tienes una infección del VPH, pero la prueba indica lo contrario. Esto puede provocar un retraso en las pruebas o procedimientos de seguimiento adecuados.

No necesitas ninguna preparación especial antes de someterte a una prueba del VPH. Sin embargo, debido a que la prueba del VPH generalmente se realiza junto con el Papanicolaou, puedes tomar las siguientes medidas para que ambas pruebas sean lo más precisas posible:

  • Evita mantener relaciones sexuales, realizarte lavados vaginales o usar medicamentos vaginales o espermicidas, cremas o geles dos días antes de la prueba.
  • Evita programar la prueba durante el período menstrual. La prueba puede realizarse, pero el médico puede recolectar una muestra de mejor calidad en otro momento del ciclo.

Una prueba del VPH generalmente se realiza al mismo tiempo que un Papanicolaou (una prueba que recolecta las células del cuello uterino para detectar anomalías o la presencia de cáncer). Se puede realizar una prueba del VPH utilizando la misma muestra para el Papanicolaou o recolectando una segunda muestra del canal cervical.

Durante la prueba de VPH

La prueba combinada de Papanicolaou y VPH se realiza en el consultorio del médico y tarda solo unos minutos. Es posible que te pidan que te desnudes por completo o solo de la cintura hacia abajo.

Te recostarás boca arriba sobre una camilla de exploración con las rodillas dobladas. Debes apoyar los talones en soportes llamados «estribos».

El médico introducirá cuidadosamente un instrumento llamado «espéculo» en tu vagina. El espéculo mantiene separadas las paredes de la vagina para que el médico pueda ver fácilmente el cuello uterino. La introducción del espéculo puede causarte una sensación de presión en la zona pélvica. A veces el espéculo se siente frío cuando se lo introduce por primera vez.

Luego el médico extraerá muestras de las células cervicales con un cepillo suave y un dispositivo plano para raspar llamado «espátula». Esto no duele, y puede que ni siquiera sientas que la muestra se está tomando.

Después de la prueba del VPH

Después de la prueba, puedes realizar tus actividades diarias habituales sin ninguna restricción. Pregúntale al médico cuándo podrás recibir los resultados de la prueba.

Los resultados de la prueba del VPH serán positivos o negativos.

  • Prueba positiva del VPH. Un resultado positivo de la prueba significa que tienes un tipo de VPH de alto riesgo que está vinculado al cáncer cervical. No significa que tengas cáncer cervical ahora, pero es una señal de advertencia de que el cáncer cervical podría desarrollarse en el futuro. El médico probablemente recomendará un análisis de seguimiento en un año para ver si la infección ha desaparecido o para detectar signos de cáncer cervical.
  • Prueba negativa del VPH. Un resultado negativo de la prueba significa que no tienes ninguno de los tipos del VPH que causan el cáncer cervical.

Dependiendo de los resultados de la prueba, el médico puede recomendar una de las siguientes pruebas como próxima medida a tomar:

  • Supervisión normal. Si eres mayor de 30 años, la prueba del VPH es negativa y el Papanicolaou normal, seguirás el calendario generalmente recomendado para repetir ambas pruebas en cinco años.
  • Colposcopia. En este procedimiento de seguimiento, el médico utiliza una lente de aumento especial (colposcopio) para examinar más de cerca el cuello uterino.
  • Biopsia. En este procedimiento, a veces realizado junto con una colposcopia, el médico toma una muestra de células cervicales (biopsia) para examinarlas más de cerca bajo un microscopio.
  • Extracción de células cervicales anormales. Para evitar que las células anormales se conviertan en células cancerosas, el médico puede sugerir un procedimiento para extraer las áreas del tejido que contienen las células anormales.
  • Consultar a un especialista. Si los resultados del Papanicolaou o los de la prueba del VPH son anormales, el profesional de salud probablemente te derive a un ginecólogo para que te realice un examen colposcópico. Si los resultados de las pruebas demuestran que podrías tener cáncer, pueden derivarte a un médico que se especialice en el tratamiento contra el cáncer del tracto genital femenino (oncólogo ginecológico) para hacer un tratamiento.
March 27, 2015