Descripción general

La estimulación eléctrica funcional puede beneficiar a las personas que tienen una lesión de la médula espinal. Este tratamiento utiliza tecnología informática para enviar señales eléctricas de bajo nivel a músculos específicos de las piernas, los brazos, las manos u otras zonas.

La estimulación eléctrica puede provocar que los músculos se contraigan, y esto fomenta el aumento de la masa muscular o al control muscular. La actividad muscular también puede ayudar a reducir los espasmos musculares.

La estimulación eléctrica funcional puede mejorar lo siguiente:

  • La amplitud del movimiento
  • El tamaño y la fuerza del músculo
  • El uso funcional de las manos, los brazos o las piernas
  • La circulación sanguínea y la salud del corazón
  • El acondicionamiento aeróbico y el estado físico en general
  • La capacidad para prevenir la pérdida de densidad ósea

La estimulación eléctrica funcional normalmente se utiliza con otras técnicas terapéuticas, programas educativos y de ejercicios. Algunos de los objetivos de la terapia pueden ser mejorar la forma en que haces tus actividades diarias y crear un programa de bienestar que puedas usar en tu hogar.