Panorama general

La cirugía de feminización facial abarca una amplia gama de procedimientos para cambiar los rasgos faciales masculinos por rasgos femeninos. Los ejemplos incluyen mover la línea del cabello para crear una frente más pequeña, aumentar los labios y los pómulos, o remodelar y redimensionar la mandíbula y el mentón. También podrías necesitar una cirugía de estiramiento de la piel, como un estiramiento facial.

La cirugía de feminización facial podría realizarse como un paso en el proceso de tratamiento de la angustia debido a una diferencia entre el sexo experimentado o expresado y el sexo asignado al nacer (disforia de género). Las técnicas pueden ayudar a las mujeres transgénero a realizar la transición física a su género autoafirmado.

Por qué se hace

Muchos rasgos faciales, como los ojos, la mandíbula y la frente, reflejan diferencias de sexo. Mientras que otras partes del cuerpo pueden estar cubiertas u ocultas, los rasgos faciales se ven fácilmente. Para las personas transgénero que tienen una identidad de género que difiere del sexo que se les asignó al nacer, modificar estas características puede ser esencial en su transición. Ser vistas como mujeres también puede ayudar a las mujeres transgénero a evitar el acoso y la discriminación.

Sin embargo, la cirugía de feminización facial no es adecuada para todas las mujeres transgénero. El médico podría recomendarte que no te sometas a estas cirugías si tienes lo siguiente:

  • Afecciones de salud mental no controladas
  • Afecciones de salud significativas, como cardiopatía o enfermedad renal, un trastorno hemorrágico o antecedentes de coágulos sanguíneos en una vena profunda (trombosis venosa profunda) o en un pulmón (tromboembolia venosa)
  • Cualquier afección que limite tu capacidad de dar el consentimiento informado

Riesgos

Como cualquier otro tipo de cirugía mayor, muchos tipos de cirugía de feminización presentan un riesgo de hemorragia, infección, daños a las estructuras cercanas, asimetría facial y reacción adversa a la anestesia. Otras complicaciones posibles:

  • Ruptura de la sutura a lo largo de una línea de incisión
  • Cicatrices visibles
  • Acumulación de líquido debajo de la piel (seroma)
  • Una hinchazón sólida de sangre coagulada dentro de los tejidos (hematoma)
  • Insatisfacción con la apariencia después de la cirugía
  • Lesión del nervio facial

Algunas veces se necesita cirugía adicional para corregir la asimetría facial y mejorar el resultado final.

Cómo prepararte

Las cirugías feminizantes normalmente se difieren hasta la edad adulta.

Antes de la cirugía de feminización facial, te reunirás con tu cirujano. Consulta a un cirujano certificado y con experiencia en los procedimientos que desees.

Cada persona tiene una estructura facial única. Tu cirujano te preguntará acerca de tus propias ideas acerca de tu cara y te recomendará los procedimientos que más eficazmente contribuirán a tu feminización facial. Tu cirujano también describirá los resultados potenciales.

Para planear la cirugía, es posible que necesites una tomografía computarizada. Esto le permitirá a tu cirujano obtener información anatómica detallada. También fotografiarán tu rostro antes y en varios intervalos después de la cirugía.

El cirujano te remitirá a una cita para analizar la anestesia que recibirás. Sigue las instrucciones específicas de tu médico sobre cómo prepararte para las intervenciones, incluidas las pautas para comer y beber, ajustar los medicamentos actuales y dejar de fumar. Tu médico también te dará instrucciones para que sigas después de la cirugía, con el fin de mejorar los resultados.

Además, antes de que puedas someterse a ciertas cirugías feminizantes, se te exigirá que cumplas con criterios específicos. Para empezar, tu médico evaluará tu salud para descartar o tratar cualquier afección médica que pueda afectar o contraindicar el tratamiento. La evaluación podría incluir:

  • Una revisión de tu historia clínica personal y familiar
  • Un examen físico, incluida una evaluación de tus órganos reproductores internos
  • Exámenes de laboratorio que evalúen tus valores de lípidos, azúcar en la sangre (glucemia), recuento de células sanguíneas (hemograma), enzimas hepáticas y electrolitos
  • Una revisión de tus vacunas
  • Exámenes de detección apropiados para la edad y el sexo
  • Identificación y manejo del consumo de tabaco, abuso de drogas, abuso de alcohol, VIH y otras infecciones de transmisión sexual
  • Conversación acerca de la anticoncepción y la fertilidad futura

Aunque dar tu consentimiento informado después de un análisis de los riesgos y beneficios del procedimiento es un estándar aceptable de atención, la mayoría de los cirujanos y las compañías de seguros exigirán una evaluación de salud mental por parte de un proveedor con experiencia en salud transgénero. Es posible que evalúen lo siguiente:

  • Tu identidad de género y disforia
  • El impacto de tu identidad de género en el trabajo, la escuela, el hogar y los entornos sociales, incluidos temas relacionados con la discriminación, el abuso en las relaciones y el estrés de las minorías
  • Estado de ánimo u otros problemas de salud mental
  • Problemas de salud sexual
  • Comportamientos riesgosos, como el consumo de sustancias y el uso de inyecciones de silicona de grado no médico, o terapia hormonal o suplementos no aprobados
  • Factores de protección, como el apoyo social de la familia, los amigos y los compañeros
  • Tus metas, riesgos y expectativas de tratamiento, y tus planes de atención futura

Consentimiento

Debido a que la cirugía de feminización facial puede causar cambios físicos irreversibles, debes dar el consentimiento informado después de analizar a fondo lo siguiente:

  • Riesgos
  • Beneficios
  • Costo
  • Alternativas
  • Consecuencias sociales y jurídicas
  • Complicaciones potenciales
  • Lo irreversible del procedimiento

Es posible que el seguro médico no cubra los procedimientos quirúrgicos considerados estéticos para la población general, aunque estos procedimientos pueden ser esenciales para aliviar la disforia de género.

También puedes considerar hablar con otras personas que se hayan sometido a una cirugía de feminización facial antes de dar este paso. Pueden ayudarte a formar tus expectativas de lo que se puede lograr y de los problemas personales y sociales que puedes tener durante el tratamiento.

Qué esperar

Durante el procedimiento

La cirugía de feminización facial podría incluir lo siguiente:

  • Contorno de la frente. En los hombres, la cresta ósea por encima de las órbitas tiende a ser más pronunciada. En las mujeres, el contorno de la frente tiende a ser más alto, más liso y más vertical. También puede haber una protuberancia redondeada. Para que la frente parezca más femenina, parte del hueso de la frente se corta, se retira, se remodela y se vuelve a colocar en su lugar.
  • Modificación de ojos y párpados (blefaroplastia). Para feminizar los párpados superiores, se puede cortar el exceso de tejido.
  • Aumento de pómulos. Las mujeres tienden a tener mejillas redondeadas y prominentes en el tercio medio de sus rostros. Esto se debe a una mayor concentración de grasa en la zona. Para lograr una apariencia más femenina, el aumento de pómulos puede realizarse con implantes. También se puede hacer fracturando y moviendo los pómulos a una posición diferente o tomando grasa de otra parte del cuerpo, como el vientre o los muslos, y colocándola en las mejillas para alterar su tamaño y forma.
  • Cirugía de nariz (rinoplastia). La rinoplastia realizada en mujeres transgénero típicamente implica reducir el tamaño general de la nariz y sus ángulos.
  • Lifting y aumento de labios. Las caras femeninas tienden a tener distancias más cortas entre la base de la nariz y el borde del labio superior. Los rostros masculinos también tienen labios superiores más largos. Un levantamiento de labios puede acortar la distancia entre el labio y la nariz y crear un labio más corto y curvo. Los labios pueden aumentarse mediante el uso de implantes o rellenos o tomando grasa de otra parte del cuerpo y colocándola en los labios.
  • Reducción del ángulo mandibular. Las mandíbulas masculinas son típicamente más grandes y anchas que las mandíbulas femeninas. La mandíbula puede reducirse y estrecharse esculpiendo o quitando las capas externas de la mandíbula inferior.
  • Reducción del ancho del mentón (genioplastia). El mentón masculino es más alto que el femenino y tiende a ser más cuadrado. Para acortar y estrechar el mentón, se hace un corte horizontal a lo largo del hueso del mentón y se retira una pequeña cuña de hueso. Luego se vuelve a unir el hueso de la barbilla.

Otros posibles procedimientos de cabeza y cuello incluyen lo siguiente:

  • Afeitado traqueal. Este es un procedimiento para minimizar el cartílago tiroideo o la nuez de Adán. Durante el procedimiento, se hará una pequeña incisión debajo del mentón, a la sombra del cuello o en un pliegue de la piel para ocultar la cicatriz. El cirujano entonces reducirá y remodelará el cartílago.
  • Baja de la línea del cabello. Las líneas de cabello femeninas tienden a ser más bajas que las masculinas. Durante la cirugía de reducción de la línea del cabello, se hace una incisión en el punto de encuentro de la piel con y sin cabello. El cuero cabelludo se levanta, se coloca de nuevo y se fija al hueso. Se elimina el exceso de piel de la frente.
  • Trasplante de cabello. Los hombres pueden sufrir pérdida de cabello. También tienden a tener una línea de cabello en forma de M que retrocede en las sienes, mientras que las mujeres tienden a tener una línea de cabello redondeada. El trasplante de cabello puede crear una línea de cabello más femenina. En este procedimiento, se quitan los folículos pilosos de la parte posterior y lateral de la cabeza y se trasplantan a áreas calvas de la cabeza y las sienes.

También es posible que necesites una cirugía de estiramiento de la piel, como un estiramiento facial u otros tratamientos.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, tendrás dolor, enrojecimiento e hinchazón en el rostro, más notablemente en los ojos, la nariz, la mandíbula y el mentón. Evita el esfuerzo excesivo durante un mes. Puedes comenzar con ejercicio moderado en un plazo de tres a seis meses.

Masticar y tragar podría ser difícil debido a las incisiones y la hinchazón. El cirujano podría recomendarte que trabajes con un nutricionista para asegurarte de que obtengas suficientes nutrientes después de la cirugía. Una dieta saludable es una parte importante de tu recuperación.

Resultados

Es posible que los resultados definitivos y estables no aparezcan hasta un año después de la cirugía de feminización facial. Durante tu período de recuperación, continuarás hablando con los especialistas que participan en tu tratamiento sobre la evolución de tus rasgos faciales y cualquier complicación que tengas.

La cirugía de feminización facial puede ser una parte importante de la transición de género. Las investigaciones sugieren que estas cirugías pueden mejorar drásticamente la calidad de vida de las mujeres transgénero.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Cirugía de feminización facial - atención en Mayo Clinic

Dec. 14, 2019
  1. Ferrando C, et al. Transgender surgery: Male to female. https://www.uptodate.com/ contents/search. Accessed April 15, 2019.
  2. Erickson-Schroth L, ed. Surgical transition. In: Trans Bodies, Trans Selves: A Resource for the Transgender Community. New York, N.Y.: Oxford University Press; 2014.
  3. The World Professional Association of Transgender Health. Standards of care for the health of transsexual, transgender and gender nonconforming people, 7th version. http://www.wpath.org. Accessed April 15, 2019.
  4. AskMayoExpert. Feminizing or masculinizing procedures. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2019.
  5. Morrison SD, et al. Facial feminization: Systematic review of the literature. Plastic and Reconstructive Surgery. 2016;137:1759.
  6. Deschamps-Braly JC. Facial gender confirmation surgery: Facial feminization surgery and facial masculinization surgery. Clinics in Plastic Surgery. 2018;45:323.
  7. Ferrando CA. Facial feminization surgery and facial gender confirmation surgery. In: Comprehensive Care of the Transgender Patient. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 22, 2019.